Tensión democrática - 08/11/14

núm. 23 (noviembre 2014). 25 años de la caída del Muro de Berlín

democracia23.1. El Muro de Berlín: inicio y final de la Guerra Fría, Javier Jiménez Olmos*

Una de las consecuencias inmediatas de la desaparición de la Unión Soviética, fue la atribución de una victoria ideológica, por parte de los representantes conservadores norteamericanos y sus incondicionales europeos. Era presentar en términos militares, vencedores y vencidos, algo tan poco sometible a los parámetros bélicos como es la mente de las personas. Es cierto que el sistema comunista se colapsó, bien por su concepción equivocada de las relaciones entre los seres humanos, bien por la aplicación de las doctrinas, o por las dos cosas a la vez. Pero no es menos cierto, que el “capitalismo victorioso”, sólo lo ha sido para aquel sector de la humanidad que puede gozar de sus ventajas; en términos cuantitativos no llega ni a la cuarta parte. La propaganda y la publicidad, que curiosamente sólo llega a esos pocos afortunados, se encargó de anular cualquier atisbo de criticar las bondades del sistema democrático liberal capitalista.

A pesar de las apariencias el nuevo orden no presenta importantes cambios estructurales.Continúa la ley del más fuerte, la ley, la democracia y la cultura se fijan según los dictados del poder fuerte y aquellos que no respetan esta norma quedan marginados o son perseguidos. No parece que el nuevo orden mundial propugnado después de la caída del Muro de Berlín haya cambiado con respecto al antiguo. A pesar de que se haya internacionalizado la economía, las diferencias en la distribución de la riqueza se hacen mayores y no se ha detenido la paranoia armamentística, aunque los pretextos para fomentar la construcción y el comercio de armas se hayan reinventado.

http://jjolmos.wordpress.com/2014/11/07/el-muro-de-berlin-inicio-y-final-de-la-guerra-fria-2/

23.2. La caída del Muro de Berlín abrió el camino a la supremacía alemana en Europa, Pedro González

Más que la presión popular, fue la debilidad de Moscú la que propició el hundimiento de la dictadura comunista en la RDA

La reunificación alemana marcó también el final de la Guerra Fría, considerada por muchos como la III Guerra Mundial

Dos billones de euros transferidos a la antigua RDA no han logrado aún la total equiparación con los alemanes del oeste

http://www.zoomnews.es/424624/actualidad/mundo/caida-del-muro-berlin-abrio-camino-supremacia-alemana-europa

23.3. Volver a empezar, Ignacio Vidal-Folch

Parece que más que llegar al final de la historia hayamos vuelto a la casilla de salida, a los días de 1913, con la importante salvedad de que, aunque empiezan a verse erosionados, quedan aún “cojines” de seguridad social, de servicios, de pensiones, del “Estado del bienestar” que antes estaba garantizado por el malestar de nuestros vecinos del Este.

Veinticinco años después del triunfo del capitalismo, la izquierda resuena de nuevo en Europa

“Socialismo para los bancos, capitalismo para los pobres, se ha convertido en el modus vivendi del siglo XXI”, sentenció el filósofo Slavoj Zizek en el año 2009.

Resuena la invitación de Zizek con un acento de lucidez y otro de provocación: “¡No te asustes, únete a nosotros, vuelve! Ya has disfrutado de tu cuarto de hora de juerga anticomunista, y no te lo tenemos en cuenta. ¡Pero ya es hora de volver a hablar en serio!”

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/11/04/actualidad/1415117638_826581.html

23.4. Cuatro mundos. En vista de los acontecimientos ¿estamos en 1914, 1938, 1945 o en 2014?, José Ignacio Torreblanca

La confusión es tal, fíjense, que hay quienes incluso dicen que estamos en 2014, y que ni 1914, 1938 o 1945 sirven para entender nada de lo que nos está pasando. Y tienen razón: 25 años después de la caída del Muro, seguimos sin saber en qué mundo vivimos.

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/11/06/actualidad/1415282098_205111.html

23.5. Alemania, 25 años después, Daniel Barenboim

En estos tiempos difíciles, el 25º aniversario de la caída del Muro es un momento oportuno para reflexionar sobre el estado actual del mundo y la responsabilidad de Europa y, en particular, de Alemania, un país que se reunificó hace ya un cuarto de siglo.

Berlín y Bruselas deben asumir un papel más importante en la escena global

http://elpais.com/elpais/2014/11/03/opinion/1415015108_237553.html

Leave a Reply