Tensión democrática - 19/11/14

Núm. 70-87 (noviembre de 2014)

democracia70

La pasión por la democracia, Ramin Jahanbegloo

El fomento de la democracia no puede funcionar en ausencia de una cultura democrática y organizar elecciones es sólo el punto de partida de la vida democrática de un país.

El sistema democrático no se basaría en el poder que se ejerce sobre la sociedad, sino en el poder que hay dentro de ella. Dicho de otro modo, si la democracia equivale al autogobierno y al autocontrol de la propia sociedad, el reforzamiento de la sociedad civil y la capacidad colectiva para regirse democráticamente serán elementos fundamentales del sistema democrático. Dondequiera que hay una práctica democrática, las normas del juego político las define la ausencia de violencia y un conjunto de garantías institucionales opuestas a la avasalladora lógica del Estado.

Este sentido de la responsabilidad común es la clave de nuestra identidad como seres demócratas, porque, en nombre de la dignidad y la vulnerabilidad que los seres humanos compartimos, se alza como reacción ante lo intolerable. Es un esfuerzo moral que nos revela la complejidad, la espontaneidad y la heterogeneidad de la democracia.

Por sí sola, la democracia nunca será suficiente; no puede instaurarse celebrando elecciones y aprobando una Constitución. Se necesita algo más: un énfasis en la democracia en tanto que práctica de pensamiento y de juicio moral.

Después de todo, la democracia la hacen los seres humanos y su suerte va ligada a la condición humana. Como tal, la línea que divide la acción democrática y el mal político atraviesa la elección moral de cualquier ciudadano demócrata.

http://elpais.com/elpais/2014/10/09/opinion/1412869566_881284.html

71

Declaración de Zaragoza

71.1. Un nuevo pacto ciudadano por la reforma constitucional, la regeneración democrática y el fortalecimiento de los derechos y libertades, PSOE

“España sufre la mayor crisis institucional desde la instauración de la democracia”. Y, eso, a pesar de que se cuenta “con la mejor Constitución” de la historia de España.

El PSOE insta al PP, partido en el gobierno, a “abordar una renovación del pacto constitucional”, a través de una reforma parcial de la Constitución.

La Declaración de Zaragoza, de 16 de noviembre de 2014, sustituye a la de Granada de 7 de julio de 2013, aunque la primera se nutre de los postulados de esta. El hilo que une a las reuniones de los Consejos federales de Granada y Zaragoza es la reforma constitucional por la que los socialistas abogan para conseguir “un nuevo acuerdo con la ciudadanía”. Insta a poner las bases para que como en 1978 la reforma tenga el mayor consenso posible.

“Iniciar de inmediato en el marco de la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados, y como trabajo previo a la creación de la ponencia correspondiente, un proceso que permita delimitar los aspectos de la reforma y las diferentes soluciones a adoptar mediante la comparecencia de expertos y la petición de informes a los órganos constitucionales implicados, a las Comunidades Autónomas y a las Ciudades con Estatuto de Autonomía”.

Al presidente del Gobierno le pide “convocar de manera urgente la Conferencia de Presidentes con el fin de concluir un pacto de acción conjunta para reactivar la economía y el empleo”; renovar el sistema de financiación autonómica para hacer frente al mantenimiento de los servicios derivados del Estado de Bienestar e impulsar medidas de regeneración democrática”. Estos tres puntos a discutir entre los presidentes autonómicos y el jefe de Gobierno.

La reforma que estima imprescindible debe hacerse para “blindar el sistema de derechos, libertades y la igualdad de los españoles”; modernizar la democracia con medidas de regeneración y transformar “la España autonómica en la España federal”. El reconocimiento “ de las singularidades y hechos diferenciales de algunas comunidades autónomas” sería uno más de los objetivos. Además, delimitar las competencias del Estado y de las autonomías; instrumentos de cooperación y lealtad institucional; reforma del Senado y un sistema de financiación nuevo para las corporaciones locales.

Y se dirige a los ciudadanos: “Mantenemos vigente nuestra vocación de mayoría y de gobernar España”,. Para ello quieren propiciar un diálogo “que incorpore a la ciudadanía, ofrezca respuestas reales a sus problemas”.

http://ep00.epimg.net/descargables/2014/11/16/c296dcce406cd0f33ea2a9eb8d99fbe8.pdf

71.2. Una reforma constitucional, antes de llegar a viejo, José Oneto

Aunque es verdad que las propuestas socialistas son vagas, debido quizás al temor de los que las proponen, de que se quemen antes siquiera de que puedan alcanzar un consenso mínimo, hay que señalar que dada la gravedad de la situación en la que se encuentra el país, dado el grado de deterioro que están sufriendo las instituciones, y conocidos, desde el fin de semana, los planes de Podemos de hacer tabla rasa de la Constitución de 1978, que el próximo mes de diciembre cumplirá 36 años, la propuesta socialista es, en principio, lo más razonable que se puede hacer si, además, se contempla el paisaje catalán, cada vez más radicalizado y más peligroso, y situado de nuevo, en un camino sin aparente salida.

Probablemente, se llega demasiado tarde y la larga y profunda crisis económica que ha puesto de manifiesto, con toda crudeza, las profundas contradicciones del sistema, ha ido devorando unos intentos de reforma que debieron realizarse en época de bonanza económica, cuando todavía una mayoría abrumadora de la ciudadanía se sentía orgullosa de la Constitución, de los avances que se habían producido, y de ese fenómeno político que se sigue estudiando como ejemplo de comportamiento cívico, en todo el mundo, y que se conoce como Transición.

Decía Quevedo, con una cierta amargura, que “todos deseamos llegar a viejos, y todos negamos que hayamos llegado”. Lo terrible es haber llegado a viejo mucho antes de lo previsto, sin desearlo y al final, sin siquiera saberlo”.

http://www.republica.com/2014/11/17/una-reforma-constitucional-antes-de-llegar-a-viejo_851503/

72

La ciudad, la tribu y la utopía, Milagros Pérez Oliva

Hace ahora 24 años se celebró en Barcelona el primer congreso de ciudades educadoras.

Como Alfieri en Turín, muchos otros gestores aplicaron en sus ciudades políticas basadas en la idea de que todo puede educar —o deseducar— y que para educar bien, se ha de implicar toda la tribu.

Una ciudad que educa es, sobre todo, una ciudad que incluye. Y para eso hace falta más compromiso y menos delegar en otros las propias responsabilidades; hace falta fortalecer el espacio público y el sentido de comunidad. Ser ciudad educadora va a requerir además un esfuerzo de resistencia a la oleada privatizadora que nos invade y a la cultura del individualismo nihilista que se abre paso conforme los postulados del economicismo neoliberal van colonizando el discurso público.

La ciudad educadora es una ciudad embarazada de muchas ciudades”. Es decir, que acepta como hijos propios a todos sus integrantes y se enriquece con la diversidad.

Una ciudad educadora es la que combate la soledad urbana y el cansancio del mundo hiperactivo tejiendo redes de complicidad y compromiso. Y es aquella que fomenta la creatividad que surge del roce, del contacto, del encuentro, y es capaz de inventar el futuro a partir del No y es capaz de convertir la exclusión en inclusión porque en los márgenes hay mucha energía y mucha creatividad desperdiciada. La creatividad y la innovación social como elemento de inclusión. Barcelona ha sido una de las impulsoras del movimiento de ciudades educadoras. Como muchas otras, sufre ahora peligrosas transformaciones. La privatización del espacio público, la segmentación social, el aumento de la desigualdad amenazan con quebrar su cohesión social. Tendrá que repensar de nuevo su función educadora.

http://blogs.elpais.com/cosas-que-importan/2014/11/la-ciudad-la-tribu-y-la-utop%C3%ADa.html

73

Mercado laboral

73.1. Las falacias de la rigidez laboral en España, Alejandro Inurrieta

La corriente de pensamiento económico dominante en el mundo occidental sigue abogando que el gran problema del desempleo es la supuesta rigidez de los diferentes mercados laborales. La resistencia a la baja de los salarios, la existencia de negociación colectiva más o menos centralizada, la cuantía y la duración de la prestación por desempleo son algunas de las variables que explican el elevado desempleo en algunas economías.

Todos los voceros se lanzan de forma furibunda a culpar a los salarios tan elevados que tenemos en España de todos los males. El segundo mandamiento es claro, el que no trabaja es porque no quiere y si no encuentra empleo es porque no es capaz de rebajar su retribución lo suficiente. El tercer pecado es afiliarse a un sindicato y perseguir unas condiciones de vida dignas y presionar al alza su salario, incluso en épocas de vacas gordas. El epitafio de los males de este mercado laboral son los costes de despido y la prestación por desempleo.

La evidencia muestra que los salarios en España estuvieron estancados con anterioridad a la crisis

Las reformas laborales han hecho de España una economía con un mercado laboral menos rígido que Alemania

La pregunta, por tanto, es si es realmente cierto que la creación de empleo depende de la reducción de costes laborales. La respuesta es que es la demanda efectiva y no los costes laborales lo que explica el nivel de empleo de una economía. Es decir, el límite a la producción y al empleo no se ubica en los costes de las empresas, sino por el contrario, en la insuficiencia de demanda agregada.

http://vozpopuli.com/blogs/5119-ainurrieta-las-falacias-de-la-rigidez-laboral-en-espana

73.2. Los cambios del mercado laboral, Carmen Alcaide

La reforma laboral aplicada en España no ha corregido el gran problema de la dualidad entre las condiciones de los empleos fijos y los empleos temporales y por el contrario, sí ha perjudicado considerablemente las condiciones laborales, especialmente los salarios, de los nuevos empleos. Mientras antes se clamaba contra los contratos mileuristas ahora muchos jóvenes trabajan por sueldos muy bajos, e incluso gratis, para conseguir alguna experiencia y desearían alcanzar ese nivel de salario de antes de la crisis.

Han aumentado considerablemente los empleos de jornadas más cortas, especialmente en las mujeres. En segundo lugar, se mantiene la dualidad en las condiciones de contratación. Mientras unos mantienen las condiciones del conocido “empleo para toda la vida” con salarios elevados y ventajas sociales, otros se conforman con ir encontrando trabajos temporales que en el mejor de los casos se alternan con los periodos de paro. También se observa mayor temporalidad en los contratos de las mujeres frente a la de los hombres.

El tercer aspecto es la distribución por grupos de edades. Si bien la preocupación en España y toda Europa sobre la situación de los jóvenes que terminan su periodo de formación y no encuentran trabajo, las generaciones que comenzaron a trabajar y tienen cierta experiencia se han visto desplazados de sus puestos de trabajo y a veces tienen que abandonar su profesión por empleos más precarios. Los más perjudicados en la destrucción de empleo han sido los de edades comprendidas entre 25 y 40 años con una pérdida de 2,2 millones de empleos.

La reforma laboral ha reducido los costes laborales de una parte del mercado laboral, aumentando la productividad y generando empleo barato, pero continúa la dualidad en salarios y condiciones laborales entre trabajadores fijos y trabajadores temporales y a tiempo parcial. En las condiciones actuales, la creación de empleo que permitirá la tendencia prevista del crecimiento del PIB en torno al 2%, no será suficiente para aliviar la presión social del desempleo actual. Si no se impulsan de alguna manera mejores condiciones para la creación de empresas y para el aumento del tamaño de las pymes existentes, de manera que sea posible una mayor creación de empleo, la tasa de paro continuará muy por encima de las del resto de los países de la UE, cumpliéndose las previsiones actuales que sitúan la tasa de paro en los años venideros (22,2% en 2016) en niveles inasumibles por la población.

Es necesario acometer reformas eficaces para ayudar a las empresas a mejorar su actividad y crear empleo sin que esto recaiga de nuevo en peores condiciones de contratación.

http://economia.elpais.com/economia/2014/11/14/actualidad/1415960876_224766.html

73.3. Lo que España nos ha hecho, “además de mentirnos y despreciarnos”, Esteban Hernández

Benjamín Serra, el joven que tiene dos carreras, un máster y que se ganaba la vida de la única manera que podía, con un trabajo mal pagado en Inglaterra, acaba de publicar Sobradamente preparado para limpiar váteres en Londres (Ed. Península), un libro que repasa su experiencia británica, que aún perdura, y en el que ofrece algunas claves para sobrevivir en territorio extranjero.

Es la ruptura de unas expectativas de vida que habían sido implícitamente difundidas en el discurso social y que experiencias como las de Benja Sierra ponen encima de la mesa. “Se daba por hecho que si hacíamos lo que teníamos que hacer, estudiar y sacar buenas notas desde pequeños, formarnos y portarnos bien, habría premio. Y esto no es algo que se inventaran mis padres, sino que es algo que siempre se ha dicho. Yo he cumplido mi parte, pero no he visto el premio por ningún sitio. Ya no te digo un trabajo, sino una simple oportunidad, una entrevista”.

“La cola de los ‘hijos y de los sobrinos de’ va mucho más rápido que la tuya. En España el enchufe funciona más que bien.

http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2014-11-16/lo-que-espana-nos-ha-hecho-ademas-de-mentirnos-y-despreciarnos_454716/#

74

El secuestro mediático del debate económico, Juan Torres López

El espacio que se dedica a las cuestiones económicas sigue siendo escaso si se tiene en cuenta la trascendencia que tienen para la vida de todos tipo de personas. Casi siempre se abordan en tiempos marginales y a deshoras, de modo que es muy difícil que puedan seguirse por la mayoría de las personas normales y corrientes.

El debate económico en los medios se lleva a cabo en condiciones de gran asimetría. Predomina siempre la versión neoliberal u ortodoxa de los problemas económicos y esto sí que es muy grave porque se impide que la gente tenga a su alcance la variedad de soluciones y alternativas que existen.

En el tipo de programación televisiva e impera la rapidez y el discurso entrecortado y dicotómico, lo que hace muy difícil que puedan manifestarse todos los matices que son propios del pensamiento mínimamente complejo que es necesario desarrollar para poder explicar los fenómenos económicos que son de por si igualmente complejos y complicados.

La democracia auténtica, participada y deliberativa, requiere que se promueva en mucha mayor medida el debate sobre las cuestiones económicas y que se haga de forma plural para que la población tenga de verdad las verdaderas claves de las que dependen las decisiones que pueden tomarse frente a los problemas que padecemos.

El secuestro democrático en el que nos encontramos (en palabras del informe que Oxfam Intermon acaba de realizar sobre la desigualdad en España) es la otra cara del secuestro informativo y éste, a su vez, se basa en gran medida en la deformación del debate económico para hacer creer que lo que conviene a los de arriba es lo que le conviene a todos los demás.

http://blogs.publico.es/juantorres/2014/11/17/el-secuestro-mediatico-del-debate-economico/

75

El populismo

75.1. La Ilustración populista, Juan Domingo Sánchez Estop

El término populismo, después de La razón populista (2005) de Ernesto Laclau, ha adquirido rango de concepto con valor analítico. Si se atiende a lo que el concepto de populismo critica y a lo que formula como novedad, supone una reacción frente al marxismo, frente a la incapacidad política de un marxismo cuyo discurso se ha vuelto cada vez menos apto para la acción política y la conquista de hegemonía.

La razón populista que propugna Laclau viene a incidir en el bloqueo que produce el marxismo como teoría determinista y como reducción identitaria del sujeto histórico a una clase predeterminada que lastra la capacidad de acción política de las clases populares.

El determinismo económico subordina la política a un saber, a una verdad sobre la economía o sobre la lucha de clases.

Un movimiento político deseoso de transformación social tiene que salir de esa trampa y comprender la necesidad de partir, no ya del saber de un mando político, sino del “sentido común” de la población. El populismo, entre cuyas fuentes reconoce Laclau a pensadores marxistas heterodoxos como Rosa Luxemburgo, Antonio Gramsci o Louis Althusser, acepta la necesidad de partir de la ideología como concepción del mundo realmente existente, sin intentar inyectar desde fuera una verdad, sino produciendo desde dentro de una multitud cuyo mundo, cuyo entorno vital es necesariamente imaginario, las nociones comunes que llevan al buen sentido, a un ejercicio siempre parcial y problemático de la razón.

Un elemento central del populismo como estrategia política es su apelación al pueblo. Esto merece también una matización, pues el pueblo al que se refiere no es un pueblo ya existente, sino un pueblo en constitución. El populismo es una estrategia constituyente y no puede confundirse con las apelaciones al pueblo étnicas o raciales, pues estas presuponen un pueblo ya constituido, sea este real o imaginario.

En una sociedad en la que la disputa sobre las partes y los derechos que corresponden a cada grupo estuviera cerrada dejaría de haber política y democracia y solo subsistiría un régimen de conservación de las partes ya asignadas que en la terminología de Jacques Rancière, se denomina elocuentemente “policía”. De este modo, como reitera Laclau, el concepto de populismo coincide con los de democracia e incluso de política. Más acá de la disputa populista solo quedan los espacios del poder-saber, de la economía como destino ineluctable y de la neutralización de todo antagonismo.

No hay ninguna irracionalidad en una recuperación del espacio público y una reactivación del debate sobre lo común, del debate propiamente político, a condición de que no se confunda política populista con simple manipulación propagandística. El populismo democrático apela a una razón del demos, exige que se dé razón de toda medida política en la plaza pública y no solo en los ámbitos cerrados y reservados de los gabinetes de un poder al que se supone un saber propio no compartible ni discutible. El populismo, como figura activa, constituyente, de la democracia, es un proceso genuinamente ilustrado de producción de nuevos espacios de racionalidad, de nuevas formas de autonomía. Y recupera así el espacio público donde se despliega el “uso público” de la razón que, según Kant, es la base de todo avance de la Ilustración.

http://www.infolibre.es/noticias/luces_rojas/2014/11/14/la_ilustracion_populista_23924_1121.html

75.2. El populismo arraiga en Europa, Claudi Pérez /Lucía Abellán

La crisis y la falta de respuestas de los partidos tradiciones impulsan estos movimientos

Esa categoría es como una gran cesta en la que metemos todo aquello que no nos gusta. Grupos como Aurora Dorada en Grecia o Jobbik en Hungría no son populistas, sino antidemocráticos.

Hay que distinguir entre el populismo de derechas, habitualmente nacionalista y que acusa a la inmigración de los problemas del mercado laboral, y el de izquierdas, que engloba una amalgama de grupos que suelen compartir su desdén por los más ricos, incluidos los políticos “que entienden la política como una forma de enriquecerse, según ese punto de vista”.

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/11/15/actualidad/1416083994_908806.html

76

Los fondos para investigación en España: Claro que podemos, Juan Manuel López Zafra

Ha trascendido estos días una información que señala que Íñigo Errejón, doctor en Ciencias Políticas y actual número dos de Podemos, ha estado cobrando 1.825 euros mensuales por su trabajo como contratado en un proyecto de investigación de la Universidad de Málaga. Quede por delante que, a la vista de lo que he podido analizar, la situación no reviste ninguna ilegalidad aparente, y en todo caso no soy quién para dictaminar sobre tal cuestión. Quiero sin embargo aprovechar la polémica creada para centrar la cuestión en lo que sí considero un escándalo, cual es la situación de la investigación aplicada en España, y la forma torticera en la que se aprovechan los fondos para financiar de forma extraordinaria situaciones personales que, cuando menos, parecen discutibles.

Los planes de inversión pública en investigación de ”sectores estratégicos”, no han supuesto más que un gasto improductivo que no se ha materializado más que en el progreso personal de quienes los han aprovechado, y nunca de la sociedad que los financia.

No parece una correcta asignación de recursos la que cambia proyectos de investigación básica en oncología, por ejemplo el del Hospital Clínico de Barcelona (cuya ayuda a enfermos de cáncer de mama ha tenido que echar el cierre a falta de 60.000 euros para su finalización) por otro de investigación aplicada como el de la Kers-Bike que se lleva más de 300.000.

No se trata de dudar de la calidad de los proyectos presentados, seguramente alta, quizá incluso muy elevada. Se trata de dudar, como contribuyente, de la asignación que de mis impuestos efectúan las Administraciones Públicas. Se puede alegar que los fondos provienen de Europa, del FEDER. ¿Y de dónde si no salen los fondos del FEDER? Porque del aire no salen, no. No es precisamente maná cayendo del cielo, el último recurso gratuito del que dispuso la raza humana. No, evidentemente. Provienen de los impuestos. Y no sólo de los nuestros, sino de los denostados contribuyentes alemanes, holandeses, finlandeses, centroeuropeos malignos que pretenden cobrar lo que les debemos mientras aquí grupos como el del Dr. Errejón, que gastan esos ahorros (los nuestros y los de los europeos) piden auditar deuda, declarar odiosa una parte y plantar cara al Banco Central Europeo (que, obviamente, tiembla).

No dudo de la absoluta legalidad del contrato que firmó el citado investigador. Ni siquiera pretendo alimentar la duda acerca de relación entre el director del equipo de investigación, el Dr. Montero Soler, miembro de la ejecutiva de Podemos y Vicepresidente de la Fundación CEPS (Centro de Estudios Políticos y Sociales), y el Dr. Errejón, actual número dos de la formación liderada por Pablo Iglesias y vocal de la misma Fundación. Nada más lejos.

Sí pretendo, en cambio, dudar de la asignación de unos fondos a un proyecto en el que el director del equipo es profesor colaborador, no ya catedrático de universidad ni siquiera titular o contratado doctor de la Universidad de Málaga; de la asignación de 284.604,10 euros a un proyecto (el del citado equipo) en el que 215.634, 10 euros (el 75%) se destina a gastos de personal, entre otras a la retribución (sin duda merecida) de 1.825 euros mensuales del Dr. Errejón; por cierto, si esta es la cantidad estipulada para un investigador contratado, no quiero imaginar (ni he podido encontrar) la cantidad que cobrará el director del equipo.

Tampoco me cabe duda que quienes se están significando con más virulencia, no exenta de razón, contra la falta de transparencia de los políticos de la casta harán el necesario ejercicio de presentación en foro de las retribuciones que perciben procedentes del erario público.

Todo el mundo tiene derecho a la adecuada contraprestación por el trabajo que realiza, fijada libremente por las partes; nadie puede dudarlo. Me surgen muchas dudas en cambio de que la estipulación de la contraprestación monetaria no esté debidamente justificada en la memoria económica, y quede disimulada entre las de todos los intervinientes en el epígrafe “Personal”, que salvando las distancias es casi tan opaco como la cuenta de quebrantos de alguna entidad financiera. Me surgen también dudas de que lo hagan a costa del contribuyente.

http://blogs.elconfidencial.com/economia/big-data/2014-11-19/claro-que-podemos_482834/

77

Podemos

77.1. El fin de la clase media… y el arranque de Podemos, Víctor Sampedro

El último libro de Esteban Hernández, El fin de la clase media, sostiene que la franja social mayoritaria a la que usted creía pertenecer y que era la base del capitalismo y el Estado de Bienestar, se hunde. Su universo de valores ha perdido sentido. La fidelidad, el esfuerzo y el compromiso ya no encajan en las trayectorias de éxito laboral… tampoco en el plano familiar o afectivo. Y para acabar, en medio del cabreo y para rematar el despropósito, sopesa votar a Podemos.

http://blogs.publico.es/el-cuarto-poder-en-red/2014/11/18/el-fin-de-la-clase-media-y-el-arranque-de-podemos/

77.2. Puede haber cambio, pero hay que ganarlo, Carolina Bescansa

Leyendo las portadas de los diarios publicadas estos días pareciera que Podemos supera hoy los 202 diputados y su llegada al Gobierno es un destino inexorable al que solo resta esperar.

Sin embargo, la más simple lectura de los datos del CIS desmiente estos titulares y deja claro que, si las elecciones fuesen mañana, las ganaría el PP.

Los que mandan en Génova, tras una sucesión de movimientos erráticos, han dado con una estrategia capaz de hacer frente a su caída sin tener que hablar de los 1.900.000 empleos destruidos entre 2011 y 2013, la troika, los recortes, el 30% de niños en situación de pobreza, la reforma laboral, las tasas judiciales, la Gürtel, Güemes y Lamela, Granados, el comisionista Aznar, la financiación de los partidos, las prescripciones, los sobres, el jaguar en el garaje, las tarjetas black, la lencería fina y los puros. La élite en el poder del PP ha encontrado un camino para salir del estercolero. La táctica es sencilla. Primero deben activar tanto miedo como sean capaces y convencer a cuantos puedan de que las próximas elecciones son las más trascendentales de nuestra historia, más incluso que las de 1977. Después tienen que lograr que los medios de comunicación solo hablen de las encuestas para discutir quién va ganando y olviden mencionar los problemas de la gente, las condiciones de vida de las grandes mayorías o las valoraciones de la gestión del Gobierno. Finalmente, deben convencer a los periodistas y a la sociedad de que Podemos va ganando y, entonces, sacar su capa de superhéroes del orden y ofrecerse como única alternativa con garantías para salvar el país. Ya han empezado y, a tenor de lo ocurrido esta semana, puede ser más fácil de lo que parecería a primera vista. De hecho, casi han logrado que nadie se dé cuenta de lo que ha dicho el CIS y la práctica totalidad de las portadas incluyen el nombre de Podemos

http://elpais.com/elpais/2014/11/17/opinion/1416237940_360641.html

77.3. Del cabreo ciudadano y el futuro de Podemos, Sandra León

¿El electorado de Podemos formará un grupo durable en el tiempo o puede ser fugaz? Un examen del perfil de opinión pública de sus potenciales votantes muestra que puede ser un electorado para más allá de la crisis.

La intención de voto o la simpatía hacia Podemos se concentra en los sectores más críticos con el sistema político y con la corrupción cuyo desencanto parece impermeable a la mejora de las expectativas económicas. Ello puede contribuir a sostener el músculo electoral de este partido a medio plazo y a reforzar el argumento de que es una formación que ha llegado para quedarse más allá de la crisis económica. No obstante, quizás el tipo de demandas que formula este electorado también constituyen un reto mayor para quien se presente como valedor de las reformas que den respuesta a las mismas. Con un electorado impaciente por ver cambios de calado en la forma de hacer política, las grandes expectativas generadas por Podemos puede convertirse en la medida de la desilusión de sus actuales votantes si su integración en el mapa político no se traduce en profundas reformas.

http://www.eldiario.es/piedrasdepapel/cabreo-ciudadano-futuro-Podemos_6_325527471.html

77.4. Podemos: núcleo, entorno y afuera, Francisco Jurado

Convendría plantearse, en términos de prácticas y discurso, si el trato que el partido de Pablo Iglesias le está dando al entorno –círculos y personas implicadas en el proyecto– es el más conveniente para mantener la cohesión interna y la ilusión

Como, por ahora, la labor de Podemos ha sido la de oposición, dispone de un gran capital en la confianza y la ilusión que ha depositado la gente en este proyecto. Pero el depósito, que es un tipo de contrato civil, consiste en que el depositante (la gente) cede la tenencia de una cosa (confianza e ilusión) al depositario (Podemos, sus dirigentes) para que se encargue de custodiarla, debiendo éste restituirla cuando el depositante la reclame. No se traslada el dominio ni la posesión de la cosa, pues su mero uso se considera hurto de la misma. No es oportuno, entonces, confundir confianza con fidelidad.

http://www.eldiario.es/zonacritica/Podemos-nucleo-entorno-afuera_6_325527451.html

77.5. Podemos, La Sexta y la influencia de los medios en el voto, Jorge Galindo

Con los datos de que disponemos es difícil desentrañar una cadena causal clara. Lo que sí podemos asegurar a la luz del presente análisis es que la relación entre los votantes de Podemos y dos medios (La Sexta o la Cuatro) en particular es bastante fuerte. Estos canales han servido, evidentemente, de vías de difusión del mensaje, y ese rol es importante para entender el triunfo de la formación. Sin embargo, en ningún caso podemos suponer que dicho éxito ha sido fabricado por los medios. Al fin y al cabo, las elecciones funcionan como un mercado (imperfecto) de votos, donde para que exista una oferta exitosa la demanda ha de estar presente. Y viceversa. El rol de los medios es, en cualquier caso, de aumento o reducción de las asimetrías de información entre ambas partes. Y si el mercado es relativamente competitivo, las relaciones causales entre medios y partidos son normalmente bidireccionales. En definitiva, resulta algo corto de miras otorgar a los medios la responsabilidad de una situación (el aparente resquebrajamiento del actual sistema de partidos) cuyas causas van, muy probablemente, mucho más allá.

http://politikon.es/2014/11/17/podemos-la-sexta-y-la-influencia-de-los-medios-en-el-voto/

77.6. Matar al mensajero Podemos, Josep Ramoneda

La cuestión no es la Transición, sino cómo lograr un nuevo pacto que haga posible una sociedad democrática digna de este nombre.

La irrupción de Podemos, como el soberanismo catalán y la corrupción, son síntomas de enfermedades profundas de una sociedad en que el pacto social se ha quebrado.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/11/17/catalunya/1416258358_279520.html

77.7. Días de cámaras y micrófonos Miguel Ángel Aguilar

Pablo Iglesias necesita sumar sin asustar, porque avizora las elecciones generales de 2015

Suma voluntarismo de que mejor y más felices juntos. Promete permanecer ajeno a la casta, sin entender que todos somos biodegradables, que a todos cambia el poder.

http://politica.elpais.com/politica/2014/11/17/actualidad/1416246028_819978.html

77.8. Entrevista a Ricardo Forster, relevante intelectual argentino del kirchnerismo y una de las voces a quien más escucha Podemos

“Es un momento único para Podemos. O lo aprovecha o lo pierde”

Podemos considera que hay una casta política. Yo creo que ha habido siempre una tendencia corporativa de la política. El problema es cuando esa tendencia se convierte en un fraude, en un negocio. Pero hay un deslizamiento complicado entre decir la clase política, la casta política a liberar la idea misma de política. Hay que tener mucho cuidado. En Argentina la frase [durante la crisis económica de 2001-2002] era “que se vayan todos”. ¿Para qué sirve que se vayan todos? ¿Quién viene? ¿El dueño de una empresa, el tecnócrata, el barrendero de la esquina? No. Me parece que hay momentos en que una sociedad está cansada de la forma de representación y pronuncia un tipo de frase más radicalizada. Pero de esa frase, si se la sigue hasta su extenuación me parece que no vamos a un lugar interesante. En cambio, si eso sirve para poner en cuestión una forma de representación que a su vez rehabilite lo mejor de las tradiciones políticas democráticas, ahí vamos por otro camino.

http://politica.elpais.com/politica/2014/11/17/actualidad/1416254215_187276.html

77.9. El poder popular ante el nuevo ciclo electoral, Antoni Aguiló

El reto de articular lo insurreccional con lo electoral.

El reto de mantener la autonomía

El reto de desarrollar una sabiduría del nosotros

http://blogs.publico.es/dominiopublico/11667/el-poder-popular-ante-el-nuevo-ciclo-electoral/

79.10. Podemos y la insoportable levedad de denigrar la Transición, Carlos Carnicero

No les interesaba apenas la política y la transición, en el mejor de los casos, era un compendio de las batallas de papá y mama. Como la economía iba bien, había empleo y funcionaba la tarjeta de El Corte Inglés, la conciencia política se acomodaba en una generación que casi siempre vivió bien y que estaba convencida de que el crecimiento era eternamente sostenible.

Y de repente llegó la crisis y evidenció una sociedad sin proyectos; Nuestros pies eran de barro. Entonces fue mucho más fácil demonizar los partidos y las instituciones y cargar contra la Transición como una época perversa que germinó todos nuestros males actuales.

Pero los críticos de la transición no asaltaron democráticamente los partidos, no concurrieron a las transformaciones precisas. Y no lo hicieron, sobre todo, porque nadie estaba dispuesto a estropear la fiesta de la economía por muchos pies de barro que aparecían en cuanto se escarbaba un palmo. Y los cambios hubieran requerido ponerse ante el espejo convexo de un crecimiento artificial.

Denigrar de la Transición, achacarle nuestras culpas es, sobre todo, un inmenso acto de cobardía para aliviar las propias responsabilidades y escabullirse de la autocrítica que debiera hacer, por capas sucesivas, el conjunto de la sociedad española.

No hace falta cancelar ningún régimen porque hay que acomodar el que se tiene. Sus pilares, las libertades constitucionales, el derecho de sufragio, la representación de la soberanía en Las Cortes Generales, no están caducados. Sencillamente no se aplican estos principios.

Los ciudadanos tienen que tener el coraje de ejercer su responsabilidad, constituyendo nuevas organizaciones o asaltando las existentes. Imprimiendo dinámicas de control y participación. La democracia es el mejor y único sistema posible. No hay que realizar experimentos salvo con gaseosa; el reto es mucho más sencillo. Aceptar la responsabilidad y los compromisos que llevan implícitos la condición de ciudadano.

http://ccarnicero.com/2014/11/16/podemos-la-insoportable-levedad-de-denigrar-la-transicion/?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+BitcoraParaNufragosDeLaIzquierda+%28Bit%C3%A1cora+para+n%C3%A1ufragos+de+la+izquierda%29

79.11. La izquierda europea se rinde ante Podemos: alianza para auditar la deuda, Iván Gil

La izquierda de los países del sur de Europa está más unida que nunca, ya no solo en el plano simbólico e ideológico, sino también en el estratégico y colaborativo. La identificación de un enemigo común, la Troika, y la compartición de diagnósticos y soluciones similares para frenar lo que consideran un “acelerado empobrecimiento” de los países más afectados por la Gran Recesión los ha llevado a trazar una hoja de ruta común: freno a las medidas de austeridad, reestructuración de la deuda y planes neokeinesianos de desarrollo económico.

Los acreedores, a través de las distintas embajadas en España, están promoviendo contactos con el equipo promotor de Podemos para testar hasta dónde quieren llegar con la auditoría de la deuda.

¿Y por qué un treintañero recién llegado ha logrado en unos meses lo que otros no consiguieron en décadas? ¿Por qué todos los medios internacionales hablan de Pablo Iglesias en sus titulares, sin aportar más referencias sobre su persona, mientras que cuando titulan ‘Mariano Rajoy’ tienen que matizar que se trata del presidente del gobierno español?

http://www.elconfidencial.com/espana/2014-11-16/la-izquierda-europea-se-rinde-ante-podemos-alianza-para-auditar-la-deuda_456088/

79.12. Podemos, la reestructuración de la deuda y el consenso de los economistas, Antonio Estella

Podemos ha planteado dos cosas, una auditoría de la deuda y su eventual reestructuración. Por razones de espacio dejo a un lado lo primero, y me centro en el segundo aspecto, que es el que ha levantado además más ampollas en el debate público español.

Se está gestando un consenso entre economistas de distintas tendencias sobre la necesidad de abordar esta cuestión en la Unión Europea. La idea de que Europa no podrá evitar antes o después reestructurar sus deudas no solamente forma parte de conversaciones privadas, que por tanto no pueden ser desveladas en un medio de comunicación, sino que también forma parte de la investigación publicada que están realizando muchos economistas.

La pregunta es: ¿es Mody un peligroso marxista? ¿es de Grauwe un temible populista? ¿son Reinhart y Trebesch los líderes de un grupo secreto leninista? ¿son Pierre Pâris y Charles Wyplosz un par de utópicos regresivos sin salvación? Quizá sea así y algún día salgan del armario y lo confiesen. Pero hasta que llegue ese día, lo que tenemos que pensar es que sus propuestas sobre reestructuración son de simple sentido común; como las de Podemos, el único partido político que se ha atrevido hasta ahora a hablar sin tapujos de esta cuestión en España.

http://www.infolibre.es/noticias/luces_rojas/2014/11/18/podemos_reestructuracion_deuda_consenso_los_economistas_24064_1121.html

80

Entrevista a Kenneth Rogoff, execonomista jefe del FMI y catedrático en Harvard

Es un error que España, Irlanda o Grecia paguen toda su deuda

Los rescates se destinaron a pagar deudas, no a la economía

No conozco ninguna crisis de deuda que haya ayudado a los que menos tienen.

Bruselas no toleraría una independencia de Cataluña. Lo necesario es lo contrario: fortalecer la UE, que tenga un presupuesto federal mayor

Rechazo la idea de Piketty de que el capitalismo no funciona para redistribuir la riqueza. Si hubiese tenido en cuenta a la población india y china tanto como a la clase media francesa, veríamos que los últimos años han sido claves para reducir las desigualdades. En lo único en lo que coincido con Piketty es en subir los impuestos a los ricos. Nadie discute eso.

http://www.abc.es/economia/20141112/abci-rogoff-entrevista-kenneth-201411111834.html?ns_campaign=GS_MS&ns_mchannel=abc_economia&ns_source=TW&ns_fee=0&ns_linkname=CM_economia

81

Entrevista a Tania Sánchez Melero, por Orencio Osuna

Candidata en las primarias abiertas de Izquierda Unida de Madrid para encabezar la lista a la Comunidad Autónoma

La diputada madrileña reflexiona en esta sobre el futuro de IU y la posible convergencia con Podemos y otras fuerzas en el próximo ciclo electoral.

También sobre el problema de los jóvenes, sobre la índole del cambio necesario, sobre le conflicto catalán, entre otras cuestiones.

http://www.nuevatribuna.es/articulo/espana/iu-imprescindible-haya-cambio-politico-profundo/20141118161600109351.html

82

Renta básica y renta mínima

82.1. Algunas razones para la Renta Básica, Daniel Raventós

La Renta Básica sigue despertando pasiones favorables y desfavorables. Algunos “anticapitalistas” y todos los “ultraneoliberales” se apuntan a aportar su granito de arena para intentar mostrar sus maldades, insuficiencias, problemas… ¡Qué virtud la de esta propuesta que une en su contra a gente tan diversa! De vez en cuando, también se pueden leer o escuchar algunas razones. En el XIV Simposio de la Renta Básica que se realizará en Fuenlabrada el próximo 29 de noviembre, se esperan escuchar razones. Pablo Elorduy envió estas cinco preguntas a Daniel Raventós para ser contestadas y publicadas enDiagonal. Las reproducimos.

-Cómo encajaría la RB en el ciclo económico actual: de crecimiento estancado o ficticio.

-RB y empleo: efectos sobre el mercado de trabajo.

-Pregunta en boga tras la respuesta de Pablo Iglesias en la televisión. ¿Las élites también cobrarían la RB? reformulación un poco más seria: ¿por qué es imprescindible su universalidad (a pesar de que pueda distorsionar el debate)?

-De qué se acompaña la RB: es únicamente una prestación monetaria o tiene que acompañarse de otros derechos (acceso a sanidad pública, seguridad social, etc).

¿Se puede financiar? Y ¿por qué una RB?

http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=7483

82.2. Por la renta mínima europea, la renta social para vivir con dignidad, Ana Miranda

La renta mínima europea debe ser una prioridad política europea.

Ante la situación de extrema urgencia social y laboral que se vive en muchos territorios, creamos en el Parlamento Europeo el pasado 5 de noviembre un grupo de trabajo para conseguir la renta social mínima a nivel europeo.

La gente no puede esperar más y los fondos europeos deben priorizar entre no hacer infraestructuras muchas veces inservibles y objetivo de la corrupción y concretarse en lo esencial, la vida de las personas, la vida con dignidad

http://www.eldiario.es/euroblog/renta-minima-europea-social-dignidad_6_324127605.html

83

Se reaviva el debate sobre la desigualdad, Carlos Berzosa

El libro de Piketty El capital en el siglo XXI, publicado en el otoño de 2013 en francés, ha reavivado los debates sobre la desigualdad.

Si analizamos los contenidos de los textos que se imparten en las facultades de economía, se observa que o no se menciona en absoluto o que si se hacen referencias se dedican pocas páginas para tratarla y lo hacen por si fuera poco de un modo parcial y limitado. Este es un ejemplo más de cómo la economía que domina en las enseñanzas se aleja de los problemas reales del mundo, no aborda las cuestiones principales y no se plantea proposiciones para tratar de remediar los males de las patologías sufridas.

Sin embargo, la gran desigualdad existente no puede ser obviada como tema central de estudio y reflexión, al tiempo que las diferencias de riqueza, renta y oportunidades que se dan en la economía mundial tiene un enorme coste como estos analistas expertos en la materia han puesto de manifiesto, así como Stiglitz, que lo ha argumentado con la brillantez que le caracteriza en su libro El precio de la desigualdad.

Las instituciones, las políticas y las regulaciones públicas, así como las normas sociales, desempeñan un papel fundamental en la conformación de estas diferencias de renta.

http://www.infolibre.es/noticias/opinion/2014/11/06/se_reaviva_debate_sobre_desigualdad_23574_1023.html

84

Acoso fiscal a la propiedad inmobiliaria, Juan Fco. Martín Seco

Es un hecho que entre los hábitos arraigados en la sociedad española se encuentra la preferencia por la vivienda propia frente al alquiler. La historia viene de lejos, de la época del franquismo (…) El desarrollo económico y la transformación de la banca, el desarrollo de las hipotecas y una elevada inflación, posibilitaron a muchas familias la adquisición de piso propio. Incluso años después, en una situación económica más favorable, comenzaron a menudear las segundas viviendas en las que algunos o muchos ciudadanos de clase media encontraron no solo una manera de aumentar su calidad de vida, sino también un medio de materializar su escaso ahorro y su particular plan de pensiones. Lo cierto es que la propiedad inmobiliaria se ha convertido con el tiempo en el único patrimonio de las clases bajas y medias.

La Comisión Lagares, en su informe, la eligió como diana de la acción recaudatoria, proponiendo toda una serie de medidas fiscales onerosas. La reforma Montoro no ha asumido todas las propuestas, pero sí muchas de ellas. Además, antes de la reforma y sin demasiada publicidad, ha entrado en vigor en 2013 una regularización del catastro que durará hasta 2016 y que va a suponer significativas subidas en el impuesto de bienes inmuebles (IBI) para un número importante de contribuyentes.

Los Presupuestos Generales del Estado para 2015 prevén la actualización de los valores catastrales de 1.876 municipios con 9.332.797 inmuebles, de los cuales 7.411.970 verán incrementada su valoración. El IBI ha crecido exponencialmente desde hace años, y ha sido el único gravamen cuya recaudación ha continuado elevándose durante la crisis.

Mientras se atacaba, se eliminaba o en todo caso se dejaba reducido a la mínima expresión el impuesto de patrimonio, no se ha tenido el menor inconveniente en elevar de manera sustancial el IBI, que es en definitiva un impuesto sobre la propiedad, solo que parcial e injusto, puesto que solo grava la inmobiliaria, y además carece de progresividad y solo lo pagan las clases medias.

El proyecto de reforma fiscal para los ejercicios 2015 y 2016, presentado por el Gobierno, incluía al principio una norma sumamente onerosa para la propiedad inmobiliaria: la eliminación tanto de los coeficientes de actualización como de los de abatimiento, aprobados en su momento por Pedro Solbes y actualmente en vigor, con los que se pretendía corregir el efecto de la inflación sobre las plusvalías. La eliminación prevista de los coeficientes de abatimiento junto con los de actualización tendría un efecto casi expropiatorio sobre aquellos contribuyentes que quisieran vender el piso, especialmente si este se adquirió en los setenta o principios de los ochenta.

La norma afecta exclusivamente a las rentas bajas y medias, ya que los grandes patrimonios recalan en sociedades a las que en numerosas ocasiones se les ha dado la facilidad de regularizar sus activos. El despropósito de la medida forzó al Gobierno a complementar de forma chapucera el proyecto antes de su entrada en el Parlamento, eximiendo a los contribuyentes mayores de 65 años de las plusvalías derivadas de ventas inferiores a 240.000 euros, siempre que las inviertan en una renta vitalicia. Como era de esperar, las críticas y presiones contra la medida han continuado, de modo que el Ministerio se ha visto obligado a propiciar una enmienda en el Senado que restituye los coeficientes de abatimiento con la limitación de 400.000 euros, pero mantiene la eliminación de los coeficientes de actualización. Esta postura tan raquítica contrasta con otras medidas, por ejemplo, la de eximir de tributación a las grandes empresas por los dividendos y las plusvalías procedentes de la participación en filiales por encima del 5% y de 20 millones de euros.

http://www.republica.com/2014/11/13/acoso-fiscal-a-la-propiedad-inmobiliaria_850786/

85

El impostor y la memoria democrática, Alfons Aragoneses

Javier Cercas, a partir del caso Enric Marco, critica la industrialización de la memoria y la aproximación sentimentaloide al pasado.

En resumen, me atrevería a decir que la crítica de Cercas a la industria de la memoria debe ser utilizada, pero precisamente para defender con más ahínco una memoria democrática en nuestro país. Porque, como la realidad se empeña en recordarnos constantemente, sin memoria democrática no puede haber una verdadera, moderna y europea cultura democrática. La alternativa es seguir con la inercia de la memoria histórica que comenzó a elaborarse en los sesenta, que continuó en los ochenta y que ahora esgrimen los defensores del pacto de 1978. Esa alternativa es la que continúa manteniendo miles de cadáveres en las cunetas y defendiendo a los franquistas que la justicia argentina reclama y que aquí dan lecciones de democracia.

http://www.eldiario.es/contrapoder/Javier_Cercas-memoria_historica-memoria_democratica_6_325527455.html

86

La vida secreta de Javier Pradera, Jordi Gracia

Era el enigma en mayúscula porque estuvo siempre en el centro pero invisible. Tres años después de su muerte, emerge un ensayista brillante que destaca por su sutileza humorística y la solvencia de sus análisis.

Sus libros no existieron en público, pero estaban escritos y reescritos en sus rincones oscuros

El más temprano estuvo en manos de Santos Juliá, que tituló en 2012Camarada Javier Pradera (Galaxia), una irresistible lección de precisión sobre política, sociedad e ideología a través de documentación inédita en torno a Jorge Semprún y la militancia comunista compartida. Ha llegado después un breviario escrito en 1994 sobre la descomposición en marcha de la democracia española. El título ha sido Corrupción y política. Los costes de la democracia(Galaxia) y su editor, Fernando Vallespín. El tercero ha llegado apenas hace unos días, y es un formidable estudio de 500 páginas sobre La mitología falangista (1933- 1936) (CEPC), terminado y abandonado hacia 1962. De haber aparecido en su momento, hubiese ahorrado buena parte de las insulseces y obviedades que los demás hemos dicho sobre la fabricación de una ideología de mistificaciones con finalidades pragmáticas (y el estudio introductorio lo ha puesto esta vez José Álvarez Junco).

http://elpais.com/elpais/2014/11/18/opinion/1416312995_101099.html

87

Cataluña después de 9-N

87.1. Los números, la vía al entendimiento, Víctor Lapuente Giné

El primer paso es decidir entre todos: ¿cuántos catalanes son necesarios para la secesión?

A un lado, en el bando soberanista piensan que si el 50% más uno de los que acuden a las urnas —en un referéndum o en unas elecciones plebiscitarias— vota a favor, Cataluña debería ser independiente. En el lado de enfrente, los unionistas creen que Cataluña sólo podría ser independiente si todos y cada uno de los catalanes quisieran marcharse. Entre una visión y la otra dista un abismo. Pero, a diferencia del abismo entre palabras, aquí tenemos un abismo numérico: el que va, más o menos, de unos dos millones a unos seis millones de ciudadanos. Y los abismos cuantitativos, en contraposición a los cualitativos, pueden resolverse.

En resumen, si movemos la discusión del choque de palabras a la discusión de números —¿cuántos son necesarios para irse?— podemos llegar a un punto de encuentro. The Economist,  que de números sabe, proponía un referéndum con 80% de participación mínima y que se repitiera tres años después. Otra alternativa sería un referéndum donde se exigiera que más de la mitad del censo electoral catalán votara a favor para poder conseguir la independencia. Otra podría ser solicitar una combinación entre mayoría reforzada y un porcentaje de participación mínima. Las alternativas son múltiples. Porque estamos hablando de números. Si aplicáramos esta aproximación numérica al problema catalán (y a otros muchos), es posible que, tarde o temprano, encontráramos un punto de acuerdo. Si seguimos lanzándonos palabras, soberanistas y unionistas seguirán encerrados en sus torres de marfil. Alabados por los suyos, pero menospreciados por el sentido común.

http://elpais.com/elpais/2014/11/17/opinion/1416214936_855253.html

87.2. Ahora la prioridad es la economía, Antón Costas en La Vanguardia

Después del 9-N, ¿cuál debería ser la prioridad de la política catalana durante los dos años que quedan de legislatura? ¿Dedicar todas las energías políticas a la realización de unas elecciones plebiscitarias o afrontar los formidables retos económicos y sociales que tenemos delante?

En mi opinión, del 9-N podemos extraer tres conclusiones:

Primera. Hoy por hoy, la preferencia política de los catalanes no es la independencia.

Segunda. Lo que desean los catalanes es votar en un referéndum legal, acordado y bien informado.

Tercera. El 9-N ha fortalecido la posición del presidente de la Generalitat, Artur Mas, frente a su socio parlamentario, Oriol Junqueras. Este es el primer desenlace de la larga batalla por el poder político que se ha abierto en Catalunya.

Si se opta por celebrar pronto unas elecciones plebiscitarias, probablemente aparecerán dos efectos. Por un lado, la incertidumbre sobre los resultados afectaría a las inversiones y a la financiación de la economía, tanto en el sector público como en el privado. Algunas señales comienzan a aparecer. Por otro, impediría elaborar y aprobar unos nuevos presupuestos públicos que reorienten las prioridades de gasto hacia la reducción de la desigualdad y la pobreza y hacia el aumento de las oportunidades para los que más la necesitan.

http://www.caffereggio.net/2014/11/19/ahora-la-prioridad-es-la-economia-de-anton-costas-en-la-vanguardia/

87.3. Después de la niebla. Se acabó la diversión: chascos y yerros de las izquierdas catalanas, Antoni Domènech / G. Buster / Daniel Raventós

La noche del pasado 25 de julio, tras el “Pujolazo”, nadie habría dado un céntimo por el gobierno de la Generalitat y por su presidente, Artur Mas. Un presidente que, además de declararse “hijo político” de Jordi Pujol, había sido durante años suconseller de Hacienda y su jefe de gabinete. Y un gobierno monopolizado por una fuerza política (CiU) que, sobre haber empezado su andadura (en 2010) con un postureo extremistamente neoliberal y austeritario vistosamente aplaudido y sostenido parlamentariamente por el PP, sobre tener su sede embargada por uno de los más escandalosos casos de corrupción política registrados hasta la fecha en el Reino de España, acababa de asistir al suicidio moral y político, en directo y ante propios y ajenos, de su fundador, padre, patrón y, si se quiere decir castizamente, señor de horca y cuchillo.

Este pasado 10 de noviembre ni sus peores enemigos podrán negar que Mas es ahora mismo –¡menos de 4 meses después!— el verdadero amo del tablero de la política catalana. ¿Cómo es posible?  Acabamos de asistir a este asombroso triunfo de lo que un perspicaz periodista ha comenzado ya a llamar el “partido del President.

Aunque el derecho de autodeterminación de Cataluña figura sólo en el puesto 4º del ranking de preocupaciones de los catalanes (por detrás del paro, de la situación económica y de la corrupción política), un 80% está claramente a favor del ejercicio de ese derecho. El 9N sólo fueron votar un tercio largo de los convocados a las urnas de cartón. Una cosa es segura: prácticamente todos los independentistas fueron a votar: si admitiéramos que todas las papeletas ‘si-si’ expresan una posición independentista (lo que no es, obviamente, el caso en este “butifarréndum”, porque hay que registrar un indeterminado pero desde luego no pequeño volumen de voto estratégico de castigo a la caverna españolista), los independentistas son 1,8 millones de votos sobre un censo de más de 6. Otro medio millón largo votó otras cosas, señaladamente el “si-no” recomendado informalmente por los jefes de dos partidos tradicionales de la escena política catalana (Unió de Durán Lleida e ICV de Joan Herrera). Es decir que del 80% de partidarios del ejercicio del derecho de autodeterminación que no son independentistas, sólo una porción muy pequeña acudió a las urnas.

La obcecación de los independentistas con el independentismo, su incomprensión del hecho elemental de que, incluso para favorecer la causa del independentismo, había que presentar clara y no sectariamente el proceso como un proceso de autodeterminación al que todos los demócratas partidarios del “derecho a decidir” estaban convocados y eran bienvenidos, se atravesó como principal obstáculo en el camino de una participación masiva del voto democrático antiindependentista en el “butifarréndum”.

Lo importante aquí –a diferencia del Reino Unido UK— no es el resultado de un “referéndum”, que casi todo el mundo daría hoy por hoy por descontado, sino el hecho mismo de que se haga, es decir, el reconocimiento mismo del derecho de autodeterminación.

Sólo los obnubilados  pueden empeñarse ya a estas alturas en atender al dedo de la independencia que apunta a la Luna; porque el peligro real para los “poderes que realmente son” es, precisamente… la Luna, es decir, el ejercicio real del derecho de autodeterminación. El grueso de los errores políticos de las izquierdas catalanas en los últimos años derivan, en el mejor de los casos, de no sacar las debidas consecuencias de eso tan sencillo. En el peor, de ni siquiera advertirlo. El drama revelado en toda su magnitud el 9N es que, tras el lapso crucial que medió entre la Abdicación real y el Pujolazo, las distintas izquierdas catalanas tradicionales desaprovecharon la oportunidad política de enfocarlo así y de despejar preventivamente la niebla de la política catalana.

La crisis de la II Restauración seguirá, metamorfoseándose por otras vías y radicalizándose social y políticamente, y el problema de la autodeterminación catalana seguirá siendo parte importante en el desarrollo de esa crisis. Pero sea de ello lo que fuere, diríase que Cataluña comenzó a entrar el 9N en un escenario político muy distinto, en el que el independentismo habrá dejado de ser el asunto principal de la agenda política.

http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=7489

87.4. Las urnas milagrosas (1), Gregorio Morán en La Vanguardia

Esa minoría independentista controla de manera casi exclusiva buena parte de la vida social del país

http://www.caffereggio.net/2014/11/15/las-urnas-milagrosas-1-de-gregorio-moran-en-la-vanguardia/

87.5. ¿Hablamos en serio de Estado federal?, Cesáreo Rodríguez-Aguilera

Una transformación hacia el modelo federal implicaría cambios profundos como la sustitución de las actuales Comunidades Autónomas por Estados federados, un nuevo modelo de financiación que debería corregir los desequilibrios entre capacidad de gasto y potestad impositiva, o la representación directa de las unidades federadas en algunas instituciones decisorias de la Unión Europea, entre otros.

http://www.eldiario.es/agendapublica/nueva-politica/Hablamos-serio-federal_0_325468226.html

Deja un comentario