Tensión democrática - 26/11/14

Núm. 103-105 Podemos (noviembre de 2014)

democracia103. Podemos

103.1. Los naranjos del lago Balaton, Octavio Granado

Lo peor de un programa político no es que no pueda cumplirse, sino que el empeño en aplicarlo tenga efectos perversos sin conseguir sus objetivos. Las buenas intenciones pueden afectar a nuestro bienestar material

Los riesgos del programa de Podemos no son tanto las promesas imposibles, abundantes en todos los grupos de neófitos, como aquellos compromisos que provocarán efectos perversos. Y soy de aquellos que piensan que el fracaso del populismo de izquierda sería un desastre, porque provocaría una desafección democrática y un ascenso irrefrenable de la extremaderecha en los excluidos de la modernidad.

La apelación simultánea a la derecha y a la izquierda es útil electoralmente, pero recuerda levemente a los puntos fundamentales de la Falange. El concepto de casta utilizado recuerda más a los exordios de Mario Conde que a las tesis de Cornelius Castoriadis. Y recubrir de jerga sociológica que el PSOE no es de izquierda nos retrocede a cuando Stalin definía la socialdemocracia y el fascismo eran “los dos óvulos de la burguesía”.

En España, no como en Grecia o Italia, la derecha y la izquierda hunden sus raíces no en una camaradería común en una guerra contra el fascismo o el comunismo, sino en representar simbólicamente los dos bandos de la Guerra Civil.

La socialdemocracia supone la traslación a la política de la ambivalencia sindical: el sistema va a funcionar bien, pero la gente va a vivir mejor. Ha construido las sociedades más prósperas, libres e igualitarias de toda la historia de la humanidad. En su lado oscuro, es muy ineficiente lidiando las crisis económicas, el simbolismo identitario nacionalista o los conflictos bélicos. Y arranca de la clase obrera, concepto cada vez menos representativo tanto en economía como en sociología.

La capacidad socialdemócrata de negociación no es precisamente lo que distingue a los dirigentes del nuevo partido, que aspiran a tomar el cielo por asalto. Pero intentar disolver la socialdemocracia, como el PCI en Italia, suele acabar con una formación todavía más moderada, que extrae sus dirigentes del liberalismo de izquierda (Amato, Prodi, Renzi…). Para ese viaje no hacían falta alforjas. Tal vez sería más interesante sumar en vez de travestirse.

Por lo demás, no son éstos problemas irresolubles. Tener buenas relaciones con Chávez, las tenían también dirigentes de los Gobiernos de Rodríguez Zapatero. También Felipe González se ufanaba de dirigir un gabinete de “jóvenes nacionalistas”. Todo puede y debe corregirse, salvo el autoritarismo, la destrucción del país, o el postergamiento de España en la Unión Europea. Esperemos que la intuición de la que han hecho gala hasta ahora los dirigentes de Podemos les convenza de no prometer plantar naranjos en el lago Balaton.

http://elpais.com/elpais/2014/11/19/opinion/1416413190_506560.html

103.2. La conferencia de Íñigo Errejón en el máster de la UNED

Presentado por el Decano y el director del Departamento, Andrés de Blas (21/11/2014)

Según Ramón Cotarelo, la magnífica conferencia que pronunció Íñigo Errejón el viernes pasado en la inauguración del máster de Comunicación Política en el departamento de la UNED, es muy interesante y está repleto de claves para entender el discurso de Podemos que tan desorientado tiene al mandarinato oficial y a la sedicente oposición.

Explica cómo se ha subvertido el marco político-social dominante antes del 15-M, cómo se ha construido el marco conceptual de la nueva política, cómo el éxito político consiste en cambiar el marco conceptual del debate político.

Argumenta en torno a muchas de las críticas que se le hace al lenguaje de Podemos: simplificación, casta, ni izquierda ni derecha, etc.

http://cotarelo.blogspot.com.es/2014/11/la-conferencia-de-inigo-errejon-en-el.html

103.3 .¿Sabemos?, Françesc de Carreras

Todos preocupados por Podemos y nadie sabe exactamente lo que dicen o piensan

Veremos si se consolida como partido pero, como fenómeno social, ocupa ya un lugar en la historia porque ha servido para reflejar determinados aspectos de la realidad política española. Veamos algunos.

En primer lugar, la debilidad de los dos grandes partidos, la desconfianza que generan en muchos de sus votantes. Los mejores ciudadanos no deciden dedicarse a la política, habría que preguntarse el porqué

En segundo lugar, Podemos refleja también la enorme influencia de la televisión y, en concreto, de los shows televisivos disfrazados de tertulias, debates e, incluso, noticiarios.

En tercer lugar, Podemos también es producto de las redes sociales, entre otros, de los famosos tuits que sólo dejan expresar una idea en 140 caracteres. ¿Una idea? ¿O una afirmación no argumentada?

muchos ciudadanos deberían mirarse al espejo y responder si su información política les llega sólo por la telebasura y por los tuits, si ello les basta para opinar y votar.

La calidad de una democracia no se mide sólo por el modo y las condiciones de ejercer el voto sino también por el grado de formación y responsabilidad política de los votantes. Critiquemos a los políticos con la misma vara de medir con la debemos criticarnos a nosotros mismos.

http://politica.elpais.com/politica/2014/11/25/actualidad/1416942964_217958.html

103.4. “Podemos”, más allá de los sondeos y encuestas, José Oneto

El pequeño partido de extrema izquierda es, sorprendentemente, una esperanza para las víctimas de la crisis y una amenaza para el poder. Reforzado por una irrupción estrepitosa en las elecciones europeas, ha cambiado el paisaje político español.

La explicación la ha dado estos días el propio Pablo Iglesias al periódico italiano La Repubblica al anunciar que doblegarán al Banco Central Europeo y a la OTAN. “En España, vivimos una situación excepcional, con la crisis económica que se ha convertido en una crisis política y de sistema. Nosotros, de alguna forma, representamos una solución al problema. El movimiento de los indignados ha demostrado que existía un consenso social: el rechazo hacia la casta y la rabia por corrupción eran fuertes, pero todavía no se habían traducido en una respuesta electoral. En efecto, los grandes partidos le tomaban el pelo al movimiento: “¿Estáis indignados?, entonces presentaros a las elecciones. Ahora ya no bromean”.

http://www.republica.com/2014/11/24/podemos-mas-alla-de-los-sondeos-y-encuestas_853104/

103.5. ¿Tiene techo Podemos?, José Fernández-Albertos

¿Cómo es posible que Podemos crezca especialmente atrayendo a exvotantes socialistas, y que simultáneamente el PSOE mejore resultados en el último Barómetro del CIS?

¿Qué nos dice esto sobre la sostenibilidad del patrón de crecimiento de Podemos en el futuro?

En el electorado socialista, la intención de voto a Podemos ha aumentado no a costa de una reducción de la intención de voto al PSOE, sino gracias a una sustancial reducción del número de abstencionistas e indecisos y, sobre todo, del número de votantes del PSOE en 2011 que anunciaban una preferencia por otros partidos (en su gran mayoría, exvotantes socialistas que declaran intención de voto a IU y, en menor medida, a UPyD). Dicho de otra manera, todo apunta a que Podemos logra crecer en Octubre atrayendo a votantes socialistas que ya habían decidido abandonar el PSOE en Julio. Es difícil que Podemos siga capturando más votantes de este tipo en el futuro, sencillamente porque ya apenas quedan. Y las tasas de indecisión y abstencionismo entre el electorado socialista no son ya tan altas (no lo son desde luego en comparación a las de los demás electorados), por lo que tampoco parece que haya allí un caladero donde atraer a muchos votantes con facilidad.

El patrón de crecimiento del voto a Podemos que hemos visto hasta ahora está tocando a su fin. Caben dos posibilidades. Una, que el voto a Podemos se estabilice ante el cada vez menor tamaño del grupo de votantes “disponibles” de los que se ha estado nutriendo hasta la fecha. Otra, que Podemos siga creciendo de una forma diferente a la que lo ha hecho hasta ahora, teniendo que atraer a cada vez un mayor número de exvotantes populares.

http://www.eldiario.es/piedrasdepapel/techo-Podemos_6_328327165.html

103.6. La vieja elección de Podemos, Pablo Simón

Siempre que se habla de primarias y elección dentro de los partidos hay que enfatizar que el diablo está en los detalles. Al menos, en dos aspectos: el selectorado (quién elige) y las reglas de elección (cómo se elige). Cada una de estas dos decisiones puede beneficiar a unos u otros sectores del partido, con lo que hay que hacer el dilema explícito (más información aquí). Vuelvo al caso de Podemos porque viene a cuento.

Nadie puede cuestionar que Podemos es un partido dirigido por politólogos curtidos en la vida dentro de partidos y asambleas. Saben perfectamente cómo configurar las reglas para controlar la organización de arriba a abajo. Además, es indudable que han sabido vender con maestría el discurso de ser una organización democrática, presentándose como más horizontal que cualquier otro partido, aunque sea aupada sobre una sola cara. Sin embargo, ya se ha visto que a efectos reales algunas de sus prácticas se asemejan mucho a las de otros partidos más que viejos.

Hay quien me repite que este es un tema menor y que todo queda subordinado a la estrategia para ganar. Algo así como dar plenos poderes para el cirujano de hierro. Sin embargo, no deja de ser un paradójico que cuando todo el leitmotiv de muchos es que estamos como estamos porque los partidos son opacos y jerárquicos, se acepte, cuando van contra lo que no me gusta, que alguien incurra en las mismas prácticas. Y más sorprendente todavía es la candidez con la que algunos piensan que las decisiones que se toman ahora son irrelevantes respecto a cómo las organizaciones permanecen y gobiernan en el futuro. En fin. Yo aquí lo que veo es mucha política de la clásica.

http://politikon.es/2014/11/24/la-vieja-eleccion-de-podemos/

103.7. ¿Construir un nuevo sindicato?, Héctor Maravall Gómez-Allende

A diferencia de la decisión de crear un partido político, que es una opción abierta dirigida al conjunto de la población, la creación de un Sindicato pasa inevitablemente por la implantación y el trabajo en las empresas durante largo tiempo.

Construir CCOO fue un camino muy laborioso, con mucho sacrificio, mucha constancia, al principio con frecuentes derrotas, pero que fue decisivo para lograr la democracia y el avance de los derechos laborales y sociales en España. Y después, ya en democracia, el trabajo sindical siguió siendo duro y complicado. El convenio colectivo se convirtió, como no podía ser de otra forma, en la espina dorsal de la acción sindical. Los Convenios son en definitiva la razón de ser del sindicalismo  clase y la vara de medir la utilidad y el papel del mismo.

Negociar un convenio colectivo y sobre todo lograr un buen convenio,  no es llenarse la boca o los panfletos de magníficas reivindicaciones. Requiere formación, información, experiencia, capacidad de saber hasta dónde se puede llegar y dónde no se puede ceder y eso no se aprende en los libros ni en las tesis doctorales. Conseguir un buen  convenio requiere una arraigada presencia en los centros de trabajo, para ir creando las condiciones que permitan que lo que se reivindique esté asumido por el conjunto de la plantilla.

Es cierto que hay un fuerte deterioro de la imagen de los dos grandes sindicatos y que hemos cometido errores de bulto. Los sindicatos de clase tenemos que hacer un profundo cambio para superar nuestras limitaciones y errores. Tenemos mucho que hacer, pero sin olvidar que el sentido de nuestra función sigue estando de manera fundamental en nuestra labor cotidiana en los centros de trabajo.

En ese proceso de cambio que ya estamos empezando, sería muy bueno contar con el estímulo, las ideas y el trabajo de compañer@s vinculados o simpatizantes de PODEMOS. Sería mucho más eficaz y efectivo que intentar montar un sindicato por su cuenta.

http://www.nuevatribuna.es/opinion/hector-maravall-gomez-allende/construir-nuevo-sindicato/20141122131105109522.html

103.8. La ola Podemos, Boaventura de Sousa Santos

Para entender Podemos debemos remontarnos al Foro Social Mundial, a los gobiernos progresistas que emergieron en América latina en la década del 2000, a los movimientos sociales que llevaron a dichos gobiernos al poder, a las experiencias de democracia participativa –sobre todo a nivel local– en muchas ciudades latinoamericanas y, finalmente, a la Primavera Árabe. En suma, Podemos es el resultado de un aprendizaje a partir del sur que permitió canalizar creativamente la indignación en las calles de España. Es un partido de nuevo tipo, un partido movimiento, basado en estas ideas: las personas no están hartas de la política, sino de esta política; la abrumadora mayoría de los ciudadanos no se moviliza políticamente ni sale a las calles a manifestarse, pero está llena de rabia en casa y simpatiza con quienes se manifiestan; el activismo político es importante, pero la política tiene que hacerse con la participación de los ciudadanos; ser miembro de la clase política es algo siempre transitorio y esa cualidad no permite ganar más que el salario medio del país; Internet permite formas de interacción que antes no existían; los miembros elegidos para los Parlamentos no inventan temas o posiciones, vehiculizan los que provienen de las discusiones en las estructuras de base; la política partidaria tiene que tener rostros, pero no está hecha de rostros; la transparencia y la rendición de cuentas deben ser totales; el partido es un servicio de los ciudadanos para los ciudadanos y debe ser financiado por ellos y no por empresas interesadas en capturar al Estado y vaciar a la democracia; ser de izquierda es un punto de llegada y no un punto de partida y, por tanto, se demuestra en los hecho.

En Italia surgió en 2009 el Movimiento Cinco Estrellas, liderado por Beppe Grillo, con fuertes críticas a los partidos políticos y defendiendo prácticas de democracia participativa. Tuvo un éxito electoral fulgurante, pero sus posiciones radicales contra la política crean perplejidad respecto del tipo de renovación política que propone

¿Es posible que la ola Podemos se extienda a otros países? En Inglaterra acaba de crearse un partido, Left Unity, directamente inspirado por las ideas que subyacen a Syriza y Podemos.

¿Será posible que la ola Podemos llegue a América latina, devolviéndole la inspiración que recibió de su brillante primera década del siglo XXI? Sería importante que eso ocurriese en los dos grandes países gobernados por fuerzas conservadoras: México y Colombia.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-260444-2014-11-23.html

103.9. La sonrisa del odio, Marcial Vázquez

Es curioso que en la semana más inestable desde la irrupción de Podemos en el panorama político español, coincidiera con el siguiente hastag en tuiter: #suodionuestrasonrisa. En primer lugar es evidente que la crítica, en democracia, no se trata de ningún odio, y más cuando llegan por cosas que tienen una base real, y no inventada. Y, para seguir, esto de identificar las críticas con el odio no es algo original de Podemos, sino del Partido Popular. El odio ha sido siempre el recurso favorito de la derecha para deslegitimar los ataques políticos de la izquierda o de los nacionalismos: odian a España, odian a Cristo, odian a la familia, odian a los curas, etc..

La polémica sobre la beca de Errejón, la productora de Pablo Iglesias o la mala entrevista con Ana Pastor, no son insidias como las que se inventaron tiempo atrás el Mundo o el País contra este nuevo partido. Y tratar estos casos evidentes como ataques de la “casta” por su odio denota una falta de respeto democrático y de higiene intelectual que solo puede darse en una secta, no dentro de un partido político libre y honesto.

A Podemos lo único que puede afectarle es que, antes de las elecciones, se rebaje la tensión y la confrontación y por eso tienen como misión hablar del odio de los demás, y la sonrisa de los nuestros,

http://www.publicoscopia.com/opinion-politica/item/2522-la-sonrisa-del-odio.html

103.10. Mucha frase, ningún discurso, Santos Juliá

El secretario general de Podemos consigue entusiasmar a su público con fuegos de artificio

Frases cortas, que son las únicas que soportan telespectadores y tuiteros; frases contundentes, que ponen de los nervios a los contrincantes de las tertulias; frases a modo de consignas, muy eficaces para entusiasmar a un público que toma por agudeza de ingenio o por receta infalible lo que no es más que fuego de artificio; frases, en fin, que suministran titulares a mansalva para los diarios digitales de esa misma tarde. Estragos producidos en el discurso político por la televisión y los tuits: si ese es el mañana prometido, no cabe duda de que pertenece a Pablo Iglesias, un secretario general maestro, hasta hoy, en el arte de soltar frases sin pronunciar discurso alguno.

http://elpais.com/elpais/2014/11/21/opinion/1416562246_648699.html

103.11. Podemos y el proceso constituyente, Gerardo Pisarello

En realidad, si Pablo Iglesias pudo abrir su inteligente discurso del Teatro Apolo invocando la necesidad de un proceso constituyente, fue porque este proyecto ya venía gestándose en la calle. Porque estaba contenido en las reivindicaciones de la PAH y del 15-M, en las huelgas de 2010, 2011 y 2012, en las movilizaciones del SAT, en las mareas ciudadanas, en las propuestas democratizadoras del Partido X, en las marchas por la dignidad, en el transversal y masivo movimiento a favor del derecho a decidir de Catalunya, en las valientes iniciativas sociales contra el racismo y la xenofobia.

http://blogs.publico.es/no-hay-derecho/2014/11/25/podemos-y-el-proceso-constituyente/

103.12. Sobre la ideología de Podemos, Suso de Toro (02/07/2014)

Si vemos la política que nos gobierna, ¿es posible que sea Podemos quien merezca un ataque tan virulento?

Seguramente no habrán dado con la piedra filosofal que le dé una nueva orientación histórica a la izquierda, pero han creado una fuerza política que es ya una presencia ineludible

http://www.eldiario.es/zonacritica/ideologia-Podemos_6_277232295.html

103.13. ¿Es Podemos la nueva Falange?, blog Cazador Entre Cascabeles

I. El diagnóstico

Tanto Podemos como Falange tienen numerosos puntos de encuentro a la hora de hacer un diagnóstico de los males que aquejan al país: Ambos coinciden, groso modo, en que el cáncer de España es un sistema que ha permitido a los partidos políticos convertirse en una casta de privilegiados que gobierna de espaldas al pueblo, en su propio beneficio y en el de quienes les sostienen, los poderes económicos.

José Antonio expresaba así ese hartazgo: “¡Basta de partidos! Queremos un Estado español genuinamente nuestro, nacido de nuestros Sindicatos. No necesitamos una casta de políticos que se interponga entre nosotros y el Estado.”

Ese término, la casta, se constituye también en el eje que vertebra el discurso de Podemos: «Eso es la casta, los comportamientos que sirven para que algunos políticos sean los mayordomos de los ricos y no los carteros de los ciudadanos”.

Son muchos los puntos en común que contiene el análisis de la realidad de ambas formaciones.

El artículo hace un análisis textual de ellos en paralelo.

http://unalatadegalletas.blogspot.com.es/2014_06_01_archive.html

II. La solución

Pretendemos ir un paso más allá, examinando las propuestas que ambas formaciones plantean como remedio de dichos males. Y aquí, como veremos,  las semejanzas tampoco son magras.

Si, según dijimos, los males que afligen a España tienen su origen en un orden económico y político injusto, el remedio pasará necesariamente por subvertir o transmutar ese orden. Es decir, ambas formaciones han de presentarse como una alternativa a la viciada democracia liberal y al capitalismo desenfrenado.

Aunque una mirada superficial hiciese pensar que la alternativa política que presentó en su día la Falange es diametralmente opuesta a la que hoy en día presenta Podemos, un análisis más profundo hace que lo que en principio parecían perfiles nítidos empiecen a difuminarse. Veamos, pues.

Como señalamos, tanto Falange como Podemos consideran agotado e insuficiente el actual marco político, siendo baldío cualquier intento de reformarlo o reconstruirlo. Hay que crear uno nuevo y la tarea apremia, pues si ellos no lo hacen serán otros quienes lo hagan en beneficio propio.

Sigue el análisis textual comparativo.

http://unalatadegalletas.blogspot.com.es/2014/09/es-podemos-la-nueva-falange-la-solucion.html

104

Podemos y el Papa

104. 1. Pablo Iglesias y el Papa

Es la tercera vez que lo elogia, esta última de ayer con fervorosos aplausos en Estrasburgo, solicitándole subliminalmente una entrevista

http://blogs.publico.es/arturo-gonzalez/2014/11/26/pablo-iglesias-y-el-papa/

104.2. Podemus Papa, David Torres

Lo último que le faltaba ya a la élite política de cristianos viejos, mantilla y escapulario que gobierna desde hace dos años el país: que una muchedumbre de desharrapados pretenda imponer el Evangelio y los principios de las Bienaventuranzas guiados a medias por un profeta melenudo y un Papa calvo. ¿Qué va a ser lo siguiente? ¿Seguir a Cristo al pie de la letra? ¿Echar a los mercaderes de los templos, donde hasta día de hoy cobran entrada? ¿Predicar la justicia social? ¿Decir que los propietarios de esas fortunas amasadas a base de hambre, explotación y miseria tienen vetada la entrada al reino de los cielos? “La verdad es la verdad, y no debemos esconderla” ha sentenciado Bergoglio. La verdad es la verdad, aunque la diga un Papa

http://blogs.publico.es/davidtorres/2014/11/26/podemus-papa/

105

Podemos, al quita de la deuda y el Finantial Times

105.1. Por qué en el Financial Times se respaldan las ideas de económicas de Podemos, Alberto Sicilia

http://www.principiamarsupia.com/2014/11/24/por-que-el-financial-times-respalda-las-ideas-de-economicas-de-podemos/

105.2. Un aliado inesperado de Podemos en el Financial Times, Iñigo Sáenz de Ugarte

La exigencia de Podemos de una reestructuración de la deuda, con o sin auditoría ciudadana o de otro tipo, es vista por Wolfgang Münchau, el columnista habitual del FT, como algo completamente razonable. En un artículo titulado “Radical left is right about Europe’s debt”, plantea de entrada que el consenso existente fuera de la UE sobre un aumento de la inversión pública para salir del estancamiento económico o impedir la vuelta a la recesión sólo es defendido en Europa por fuerzas a las que los grandes medios de comunicación consideran radicales: Podemos, Die Linke o Syriza.

Coincide en que la deuda, tanto pública como privada, supone una carga insostenible y que es necesario un proceso que combine “renegociación de tipos de interés, periodos de gracia, reestructuración de la deuda y quita”.

Considera que es una “tragedia” que los partidos del establishment tanto de centroderecha como de centroizquierda se limiten a resignarse a la situación actual esperando que se solucione por sí sola, lo que bien puede llevarnos a una tercera recesión.

En Grecia la ventaja del partido de Tsipras es ahora clara. Estos son los datos de dos encuestas publicadas en los últimos días. En la primera: Syriza 23,9%, Nueva Democracia 19,6%. Potami 7,5%. KKE 5%. Amanecer Dorado 4,9%. Pasok 4%. En la segunda. Syriza 38,5%, Nueva Democracia 27%. Potami 8,5%. KKE 6,5%. Amanecer Dorado 6%. Pasok 5%. [Potami es un partido nuevo, que obtuvo un 6,6% en las europeas y sus dos eurodiputados se han incluido como independientes en el grupo parlamentario socialdemócrata.]

Por eso, el Gobierno griego está aterrorizado ante la idea de que unas elecciones anticipadas a mediados de 2015 (si no hay mayoría suficiente en el Parlamento para elegir al presidente) den la victoria a Syriza. Y el sistema electoral griego da una prima de 50 escaños al primer partido en las urnas.

Pintar como extremistas alternativas que cada día tienen más apoyo en la opinión pública y que no son absurdamente heterodoxas sólo contribuye a que la gente pierda la confianza en los partidos que han dominado la política europea desde la Segunda Guerra Mundial. Lo que supone en la práctica perder la confianza en un sistema político que gente como Münchau quiere mantener y que sabe que no va a aguantar durante mucho tiempo en algunos países si el establishment económico continúa negando la realidad.

http://www.guerraeterna.com/un-aliado-inesperado-de-podemos-en-el-financial-times/

105.3. El director asociado del ‘Financial Times’ apoya a las políticas económicas de Podemos, Vicenç Navarro

No hay plena conciencia de lo enormemente conservadoras que son las culturas políticas y mediáticas en España.

Esta derechización es incluso más acentuada en el caso de la cultura económica transmitida en los centros de investigación económica y en las revistas económicas próximas o financiadas por la banca y las mayores empresas del país. Lo que es incluso más preocupante es que la mayoría de la población no es plenamente consciente de este sesgo tan conservador del conocimiento económico dominante en España, en parte debido a la falta de medios alternativos que puedan mostrar lo enormemente conservadora que es esta cultura.

Esta gran derechización hace que, en España, el sentido común se considere revolucionario, asustando al establishment financiero, mediático y político del país. Se acaba de publicar un artículo en el Financial Times sobre lo que debería hacerse en España, por el director asociado de este rotativo. El Sr. Wolfgang Munchau señala que lo que debe hacerse es precisamente lo que Juan Torres y yo hemos estado aconsejando desde que se inició la crisis, es decir, una expansión considerable de la inversión pública y una reestructuración de la deuda pública. Y señala que el único partido político que lo está haciendo es nada menos que Podemos.

http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2014/11/25/el-director-asociado-del-financial-times-apoya-a-las-politicas-economicas-de-podemos/

105.4. El ‘FT’, Münchau y por qué la quita de Podemos no es la solución, S.McCoy

Sus dos planteamientos iniciales son correctos. Uno, la configuración del euro fue errónea y ha creado unos problemas de competitividad en los países de la periferia que difícilmente se podrán resolver sin un replanteamiento de la moneda única en su conjunto. A lo largo de estos años de crisis han surgido múltiples iniciativas sobre el particular, pero no es lo que nos ocupa hoy. En segundo término, la verdad de las verdades: la crisis europea es de deuda, de exceso de deuda, pública y privada –esta última en severo proceso de ajuste– y, por tanto, sólo actuando sobre ella podrá Europa algún día ver la luz. En ambas premisas estamos, pues, de acuerdo.

Sin embargo, centrándonos ya en EL Problema, en el objeto de su controvertida entrada, lo que no se puede hacer es construir la casa por el tejado, esto es: tratar con ligereza de un impago de lo debido sin antes abordar aquello que puede evitar que se tenga que volver a aplicar una solución tan radical en el futuro. Uno puede poner en riesgo su credibilidad ante los acreedores una vez, pero no jugar permanentemente de farol si quiere que le sigan financiando

http://blogs.elconfidencial.com/economia/valor-anadido/2014-11-24/el-ft-munchau-y-por-que-la-quita-de-podemos-no-es-la-solucion_504579/

Deja un comentario