Cultura y Sociedad - 06/08/15

La gran banca y las grandes empresas se ponen las botas

Cumplido el primer semestre del año, vamos conociendo por la prensa los beneficios obtenidos por los grandes bancos y las grandes empresas durante este período de 2015. Y son verdaderamente sustanciosos.  

La gran banca

La gran banca española  –Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Sabadell y Popular – ha reconocido un beneficio conjunto de 7.989 millones de euros en el primer semestre del año (un 48 por 100 más que en el mismo período de 2014).

En cabeza de esos resultados, el Banco Santander declara un beneficio neto de 3.426 millones de euros (un 24 % más); el BBVA duplica su beneficio (un 107 % más) con 2.759 millones; Caixabank ha ganado 708 millones (un 75 % más); Bankia gana 244 millones (un 12,89 % más) en el primer trimestre del año, y prevé superará este año los 1.000 millones de beneficio; el Banco Popular ha obtenido un beneficio neto de 188 millones de euros ( un 7,2 % más) durante el primer semestre.

No cabe sino felicitar a esas grandes entidades bancarias por tan suculentos beneficios. Una vez más resulta sorprendente comprobar cómo, aunque la economía de los asalariados, de los autónomos y de las pequeñas empresas siga atravesando grandes dificultades para sobrevivir, quienes más tienen acumulan más y más. Mientras, seguimos sin conocer cuánto nos ha costado a los españoles el rescate bancario y si va a devolverse algo de lo que se entregó a los Bancos y Cajas para lograr reflotarlos.

 

Las grandes empresas

Las grandes sociedades españolas cotizadas ganaron 21.810 millones de euros en el primer semestre de 2015, un 36,8 % más que en el mismo período del año anterior.

Telefónica obtuvo un beneficio neto de 3.693 millones de euros, prácticamente el doble que el pasado año. Iberdrola registró un beneficio neto de 1.505 millones de euros en el mismo período. Repsol “solamente” tuvo unos beneficios de 1.053 millones. Endesa 870 millones, un 17,1 % más que en el primer semestre de 2014. Gas Natural, 751 millones de euros…

Mientras tanto, sus aportaciones a la Hacienda común, a través del impuesto de sociedades, les salen baratas. Aunque el tipo nominal del impuesto ascienda al 30 %, los beneficios y deducciones fiscales les permiten rebajar su factura fiscal, por lo que los grandes grupos empresariales pagaron en 2014 apenas el 6% de sus beneficios de 2013.

Al mismo tiempo, los consejeros y directivos de las grandes empresas españolas cotizadas vieron incrementar notablemente sus retribuciones, entre un 13 % y un 17 % más que en 2014. Por ejemplo, en Telefónica, su presidente Cesar Alierta ha percibido un bonus variable de 4,02 millones, y el presidente de Iberdrola, Sánchez Galán, ha ganado 8,32 millones de euros.

A eso debe referirse Mariano Rajoy cuando habla de “la recuperación económica indiscutible” y del “círculo virtuoso” de nuestra economía. Lo que no comenta es cómo va aumentando de forma escandalosa la brecha entre los beneficios de los más poderosos y el común de los españoles. Y eso que el Estado, en un alarde de generosidad, anuncia que las pensiones se incrementarán en 2016 una media de dos euros al mes. ¿Habrá cambiado el concepto de virtud o se nos toma el pelo?

Deja un comentario