Historia y Política - 19/05/16

Guerra y crisis en la izquierda de Alemania

La Gran Guerra produjo una profunda crisis en la izquierda alemana, precisamente por la distinta actitud de sus miembros ante el conflicto bélico. El SPD votó a favor de los créditos de guerra cuando se puso en marcha la maquinaria bélica. Un sector del partido se opuso a esa concesión y se rompió para siempre la unidad del mismo. Al principio se pudo contener la discusión al quedar ahogada en el clima de euforia nacionalista y patriótica de los primeros meses de la guerra, y el ala izquierda se sometió a la disciplina del partido. Pero cuando se comprobó que la guerra duraría mucho tiempo, es decir, cuando se despertó del espejismo entusiasta de los primeros meses la ruptura en el seno del socialismo alemán se hizo evidente. El sentimiento de repulsa hacia la guerra comenzó a crecer. En diciembre de 1914, Karl Liebknecht rompió la disciplina y votó en contra de la concesión de nuevos créditos de guerra. Al presentarse el presupuesto en marzo de 1915 treinta diputados socialdemócratas votaron en contra de su aprobación. En diciembre de ese mismo año fueron veinte diputados los que votaron contra la guerra. El día 24 de de marzo de 1916, el sector contrario a la guerra en el Reichstag fue expulsado del grupo socialdemócrata y también del partido. El 6 de abril de 1917 en Gotha se creó el Partido Socialdemócrata Independiente de Alemania (USPD). El líder de la nueva formación sería Hugo Haase, que había liderado la fracción izquierdista del SPD contraria a la guerra en el parlamento.

Por otro lado, estaba el círculo de Rosa Luxemburgo que luchaba por el derrocamiento de la monarquía y por el fin de la guerra. Desde el año 1915 comenzaron a hacer una intensa propaganda para dar a conocer sus propósitos. En abril de ese año este grupo, junto con Liebknecht, Clara Zetkin y Franz Menhring, editó un único número de un periódico denominado “Internationale”, profundamente crítico con la actitud del SPD por considerar que era nacionalista y por haber traicionado los ideales de la Internacional. Además crearon un grupo nuevo con el mismo nombre, aunque en enero de 1916 pasaron a ser el Grupo Spartakus, o Liga Espartaquista, cuya denominación se refería al famoso esclavo que se enfrentó a las legiones romanas. Durante la guerra fueron muy activos en su propaganda antibélica, aunque su influencia fue muy relativa. A pesar de eso, las autoridades temieron la popularidad de Liebknecht y le detuvieron y encarcelaron en 1916, a partir de su participación en una manifestación antibélica. En reacción se dieron manifestaciones, protestas y huelgas. Rosa Luxemburgo también fue detenida pero eso no le impidió seguir trabajando desde la cárcel. Los espartaquistas terminaron por asociarse con el USPD en 1917, aunque de forma autónoma. La cita con la historia de este sector de la izquierda estaba a punto de producirse cuando los acontecimientos se precipitaron en Alemania con el armisticio y el fin de la monarquía.

Rosa Luxemburgo

Rosa Luxemburgo

Comentarios cerrados.