Cultura y Sociedad - 28/09/16

Crónica cultural de otoño

A la vuelta del verano, se han recordado algunas noticias y producido otras en nuestra, en ese tiempo (salvo la música y el teatro) algo lánguida vida cultural. Reseñamos aquí algunos de esos hechos.

 

Recordando a Labordeta

El sábado 17 de septiembre tuvo lugar el homenaje popular a José Antonio Labordeta en el Jardín de Invierno. Era el sexto aniversario de su muerte, y la Fundación Labordeta lo recordaba un año más en el Jardín de Invierno del parque zaragozano que lleva su nombre. Una verdadera multitud llenó el recinto, escuchando con emoción a La Ronda de Boltaña, los cantautores María José Hernández, Francho Sarrablo y Diego Escusol, y el nuevo grupo de Joaquín Carbonell, Los Tres Norteamericanos. También se oyeron dos canciones del disco “Labordeta inédito. En el jardín de la memoria”, editado por su Fundación.

Una semana después, se inauguraba un museo itinerante (que ya ha estado en Llanes, Córdoba y otras ciudades españolas) en la emblemática Jánovas con ocasión del reencuentro de todos los vecinos y vecinas del pueblo que en su día fueron desalojados a la fuerza, y a los que José Antonio Labordeta siempre defendió.

Como colofón a las actividades realizadas este año por la Fundación, en noviembre se celebrará la II edición de la entrega de los Premios José Antonio Labordeta, que distingue a personas que han destacado por su labor profesional en distintas categorías.

También hay que reseñar que la Fundación José Antonio Labordeta acaba de estrenar su canal en YouTube, en el que se pueden visualizar vídeos de sus actividades, y que, quienes deseen realizar una visita virtual a la sede de la Fundación, pueden hacerlo entrando en su página web. Para las visitas físicas, en la calle Mariano Barbasán, 5 – entrada por la calle Latassa, el horario habitual es de lunes a viernes de 10.30 a 13.30 horas. Los jueves también por la tarde, de 17.30 a 20.30 horas. Entrada: 1 euro.

 

homenaje-a-labordeta

 

 

Una gran exposición sobre Ramón Acín en el Pablo Serrano

Mario Sasot ha escrito en su blog (Más de Bringué) una crónica sobre esta muestra, que hacemos nuestra.

“De improviso, casi de puntillas y sin avisar, se presentó en el Museo Pablo Serrano de Zaragoza, nada menos que en un seis de agosto, una exposición singular, tanto por su enfoque didáctico, crítico y valiente, como por la figura poliédrica, controvertida y capital en la cultura aragonesa del siglo XX como fue Ramón Acín, el artista oscense fusilado en los inicios de la Guerra Civil en la tapia del cementerio de su ciudad natal,  cuya obra  vertebra  la muestra.

Bajo el título, nada neutro, de “El Arte contra la violencia”, su comisario, el profesor Carlos Mas Arrondo, ha tratado de describir (y lo consigue) la trayectoria artística de una personalidad como Acín que, según Más “partiendo de unas convicciones éticas profundas, consigue transformarlas  en materia estética”.  Asimismo, de Katia Acín, la hija mayor del artista, que vio salir  detenidos a sus padres de casa un 6 de agosto de 1936 y ya no volvió a verlos vivos nunca más, nos muestra el trágico dolor de una víctima total  convertido en un arte desgarrado, pesimista y oscuro más de seis décadas después de ocurrida la tragedia familiar. La muestra, situada en el amplio espacio de la cuarta planta del MAACC “Pablo Serrano”,  se encuadra claramente en el marco del resarcimiento de la Memoria Histórica,  a los 80 años de la detención y muerte del artista.

 

Ramon Acin

 

Pero es también una gran ocasión para observar el cúmulo feraz de tendencias estéticas y técnicas artísticas que llegó a practicar con destreza este Lorca aragonés: collages, maquetas, carteles, grabados,  la escultura metálica, la pintura impresionista, el dadaísmo, trabajando con objetos “ya hechos”; el cubismo, la caricatura  social y política, el paisajismo, el retrato, incluidos varios autorretratos,  la experimentación con varias texturas, y un millón más de etcéteras.

Y bajo todas esas  formas subyace, siempre fiel, en todos sus objetos y dibujos, su personalidad y su insobornable compromiso ético.

Ramón Acín Aquilué  (1888-1936) era un anarcosindicalista activo, no de salón, militante de CNT, rama pacifista, no violenta, y un gran apasionado por la renovación pedagógica, vinculado al ideario de la Institución Libre de Enseñanza y de la  Escuela Freinet.

Todo ello puede aprehenderse con claridad en la exposición diseñada por Carlos Mas, con fondos de la Fundación Ramón y Katia Acín, el Museo de Huesca, Museo pedagógico de Aragón, Filmoteca Española y la Biblioteca Pública Arús.

El “relato” y visita de la muestra está estructurado en cuatro espacios temáticos. El primero, titulado “Negra noche”, recoge dibujos satíricos contra la guerra del 14, bellísimos objetos “ya hechos” como morillos para el fuego, convertidos en una impresionante escultura grupal; fotografías de sus obras hechas por su amigo Compairé… Leo del catálogo de mano hecho por el propio comisario de la muestra: “Víctimas y verdugos desfilan en variados formatos de trasfondo lineal y dibujístico: la muerte y su difícil redención; la falsedad de la máscara; el clero ayuno de fe; los efectos de la guerra, y la guerra misma; el maltrato animal en la fiesta de los toros; la opresión y la violencia social, protagonizan este espacio en negro del lenguaje”.

El siguiente espacio está dedicado a “Katia Acín, la estética de la víctima”. Katia, la hija mayor de Ramón que cuando se jubiló de la enseñanza, se inscribió en la Escuela de Arte de Barcelona y comenzó a pintar. Continúa Carlos Mas su acerado relato: “El dolor individual de esta víctima  pasa a convertirse en formulación plástica de toda la violencia de la pasada centuria. Cuando el espectador sienta una honda compasión humana, la artista habrá conseguido su objetivo”. Como reflejo lírico de la tragedia  se recogen algunos poemas sobrecogedores de Sol Acín, hermana menor de Katia.

Damos la vuelta de la esquina al lado oscuro de la Vida y de la Historia y, en este tercer apartado vemos “La luz”, donde se halla la obra más vanguardista, vital  y optimista de Ramón, donde el artista muestra su confianza en la humanidad y en las vetas positivas de la ciencia y del progreso.  En él se dan cita los cuatro elementos básicos de la naturaleza, con sus “pajaritas”, sus paisajes pirenaicos, sus autorretratos y otras figuras “agitanadas”.

“Acín – comenta Mas-  gran amigo de Lorca, Buñuel, Granados, Falla, etc., no va contra la tradición. Valora lo primigenio y esencial que está a punto de perderse, una vez expurgado el baturrismo, el contrato y la superstición”.

Finalmente, un cuarto espacio, titulado expresivamente “Revolución social y pedagógica” muestra al Acín más expresamente libertario, defensor de la naturaleza y partidario de una enseñanza no coactiva y adaptada a cada medio y a cada alumno. Por eso la imprenta Freinet, capaz de crear textos únicos para cada niño, para cada escuela, viene a ser un emblema de su ideario. No podía faltar en este ámbito, un rincón donde contemplar el film “Tierra sin pan”, film que Luis Buñuel consiguió a hacer gracias a un billete de lotería premiado propiedad de Ramón Acín, concebido en sus inicios como una obra al servicio de las Misiones pedagógicas de la República.La muestra estará abierta al público hasta el 20 de noviembre.

 

Los premios “Desideri Lombarte” y “Chuana Coscujuela”

En  Pena-roja de Tastavins tuvo lugar este verano la entrega del premio Desideri Lombarte 2016, instituido  por el gobierno aragonés, que en esta primera edición se concedió ex aequo a José Bada Panillo y Artur Quintana i Font. El Departamento de Educación, Cultura y Deporte reconocía así la magnífica tarea de ambos en la dignificación y difusión del catalán en Aragón. Esport reconeix als guardonats per la seva tasca en la dignificació i difusió del català d’Aragó. Al acto asistieron las autoridades y miembros del jurado, presididos por la consejera de dicho departamento, Mayte Pérez; el consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro; el director general de Política Lingüística, Ignacio López Susín, y el alcalde de Pena-roja, Francisco Esteve.

3-a-los-premiados

Ya en septiembre avanzado, la consejera Mayte Pérez entregaba ahora en el Museo de Huesca el Premio Chuana Coscujuela 2016, también ex aequo, a Ignacio Almudévar y María Victoria Nicolás “por su labor en la dignificación y difusión del aragonés”. En palabras de Mayte Pérez, eran los galardonados “dos eslabones muy destacados e importantes de una larga cadena de personas que, desde la Edad Media, han trabajado en la defensa, dignificación y normalización del aragonés”. El acto coincidió con la celebración del Día Europeo de las Lenguas, instituido por el Consejo de Europa, y fue impulsado por el director general de Política Lingüística, Ignacio López Susín. El nombre del premio corresponde a una de las mejores y más populares escritoras en aragonés del último tercio del S. XX. (En la foto, la consejera con Ignacio Almudévar y Maite Estaben que lo recogió en nombre de Mariví Nicolás).

3-b-entrega-de-premios-coscujuela

 

Mom in the Studio

La Galería A del Arte (que este verano ha expuesto a Beulas con todos los honores), muestra la obra de Bea Sánchez hasta el 7 de octubre. Anotamos de su programa: “Cuando hablamos de feminismo, pensamos en el feminismo de género y la exaltación hembrista. Cuando hablamos de feminismo en el arte, nos vienen a la mente las Guerrilla Girls o el Vagina Painting de Kubota. Pero las gorilas del arte, en su defensa del aborto, dejan en desamparo a un colectivo tan real y poco comentado como el de las madres artistas. En su empeño como ‘pintora motivacional’, Bea Sánchez, ganadora del Call_2015 de la Galería A del Arte, dirige su producción a la batalla de gestión de tiempo que supone ser madre y artista y a los malabarismos secretos de aquellas (y aquellos) que confían en la conciliación familiar en el arte, ese fantasma del que nadie habla. La obra generada para la exposición Mom is in the studio, así como la investigación desarrollada, son reflejo de la organización familiar, la convivencia artística, la línea proactiva y vocacional, y la increíble energía materna. La andaluza Bea Sánchez, “como madre y mujer, es defensora de la conciliación y de la igualdad en el sector del artista, como en cualquier otra profesión, visión con la que se implica en su producción. Sus obras introducen la tipografía y los mensajes alentadores en la propia tela y apuestan por un realismo contemporáneo, fresco y con una carga irónica y algo ácida”. ESTA EXPOSICIÓN FORMA PARTE DEL FESTIVAL MIRADAS DE MUJER 2016.

moom in the studio

 

Comentarios cerrados.