Historia y Política - 16/04/18

Federalismo y cantonalismo en Zaragoza

Apoyo a la República Española por parte de las Repúblicas en “La Flaca” (wikipedia)

Tradicionalmente se piensa que la liquidación de la Primera República con el golpe protagonizado por Pavía y la ocupación del Congreso de los Diputados el 3 de enero de 1874 no fue contestada. Pues bien, los republicanos federales de Zaragoza se levantaron cuando conocieron esta noticia de Madrid. Para enmarcar este hecho haremos un poco de Historia sobre el republicanismo, el federalismo y el cantonalismo en Zaragoza.

El republicanismo zaragozano fue muy activo durante el breve tiempo que duró la Primera República. Sabemos que el 8 de marzo de 1873 una comisión se presentó ante el gobernador civil para anunciarle que al día siguiente se quería proclamar la República Federal, aunque, al parecer, el Partido Republicano Democrático Federal terminó por desmarcarse de la convocatoria de la manifestación que, en todo caso, sí se celebró, organizada por el casino La Autonomía de Zaragoza, que dirigía José López Montenegro, un personaje a caballo entre el republicanismo y el anarquismo, siendo uno de los fundadores de la Federación zaragozana de la AIT, la Primera Internacional.

El republicanismo triunfó en Aragón en las elecciones de mayo, pero también es cierto que la abstención fue muy alta. A mediados de julio el cantonalismo prende con fuerza en distintas localidades aragonesas, aunque en unas predominará más el componente estrictamente republicano como en Barbastro, y en otras más el obrerista, como en Zaragoza, donde López Montenegro y los internacionalistas tendrán un claro protagonismo. Recordemos que el cantonalismo pretendía la creación de una organización mayor a partir de pequeñas unidades, los cantones. No se deseaba la implantación del federalismo a través de las Cortes con una nueva Constitución, sino desde abajo. Pero, también puede interpretarse como una reacción defensiva ante la evidente derechización de la República, sin ser dos explicaciones que se contradigan entre sí. Tenemos que tener en cuenta que, además de las demandas federales radicales, el cantonalismo fue también un movimiento que pretendía que se aplicaran reformas sociales, como la supresión de los consumos, es decir, los onerosos impuestos indirectos, se terminara con el sistema de quintas y se repartiera la tierra. Además, el cantonalismo tuvo un marcado carácter anticlerical.

En Zaragoza se proclama el Cantón, a pesar de los intentos del gobernador Víctor Pruneda, un republicano ferrolano con alma aragonesa, del alcalde y de distintos republicanos federales de apaciguar la situación, reunidos el 28 de julio, prometiendo reformas sociales en un manifiesto, ejemplificando lo que decíamos sobre las diferencias a la hora de la construcción de un nuevo modelo de organización territorial.

Y ahora regresemos al principio, a enero de 1874. Alentados por el Ayuntamiento al conocerse los hechos en el Congreso de los Diputados en Madrid, los republicanos federales se lanzaron a la calle y levantaron barricadas en la calle de San Gil y en el Coso, pero no duró mucho dicho levantamiento durante el día 4 de enero, ya que los generales Burgo y Delatre reprimieron con relativa facilidad el intento de preservar la Primera República a orillas el Ebro.

Para profundizar podemos acudir al libro de Isidoro Berdie, Aragón durante la Primera República (1873), publicado en el año 1991.

 

 

Comentarios cerrados.