Noticias - 16/05/18

La tierra de David Lorenzo

Tierra de nadie

David Lorenzo Cardiel

Anorak Ediciones. Zaragoza, 2018

55 páginas

 

David Lorenzo toma el título de su poemario de los primeros versos de la obra: Páramo, calle, brizna, / ritmo frenético, / silencio. / Así avanza la tierra de nadie, / la luz que lo conquista todo / y nos da en vida / sepultura etérea. Merece la pena citarlos textualmente, pues constituyen uno de los ejes temáticos del libro: la creatividad artística, esa tierra de nadie que se identifica con la belleza intemporal y que nos hace etéreos, libres del peso del mundo.

Aunque no vuelva a citarse, las referencias veladas a esa tierra de nadie serán constantes a lo largo del libro, como en los versos inscritos en la portada, en los que se convierte en “misterio” y “estancia infranqueable”, símbolos ambos de lo inefable: Escribo, camino, qué más da / los dos cauces son lo mismo / en lo que de verdad importa: sentir y dejarse llevar / (…) Y solo un detalle me mantiene / en estado sólido, que es misterio, escarabajo disecado, / estancia que no se puede franquear.

Otra referencia la encontramos en el poema “La luz es la caverna o la cueva platónica vuelta de piel inversa”, cuando el poeta escribe: Por eso los platónicos miran al sol, / para quedarse ciegos al volver a la caverna, oponiendo la luz del mundo a la oscuridad de la caverna, lo sublime -la creatividad una vez más- a lo cotidiano y puramente sensorial -la caverna platónica.

Las referencias al mundo de los insectos abundan a lo largo de la obra. Los insectos son para el autor la encarnación de unos seres complejos y, sin embargo, minúsculos y vulnerables, como lo es el ser humano frente a la realidad. Aparecen incluso en los título de algunos poemas, como el jocoso “La angustia de los escarabajos peloteros al caer el sol de la tarde”; “Sociedad insectívora” o “Vida de escarabajo”, que dan un matiz kafkiano al conjunto, pues el insecto, al igual que el artista, se metamorfosea para acceder a ese estado inefable de la creatividad, a esa tierra de nadie.

El poeta David Lorenzo Cardiel

Pero la creatividad de los poemas parece contraponerse al mundo real, donde las máquinas farfullan homilías y las cajas registradoras dictan sentencias de muerte contra aquellos que desean evadirse, ser prístinos, pasear por la ciudad fingiendo no ser, / no poder mirar a la calle, / no saber nada (…) ser periféricos –parafraseando al poeta. Quienes desean morar en la imaginación, se moverán en el teatro del mundo del mundo como arlequines / de un lado a otro sin enterarse. Y el poeta concluye: Si la vida llega, que no me encuentre con su puñal alzado sobre mi cuello.

En suma, un poemario donde la realidad se contrapone a la imaginación y la amistad y el amor al deseo de soledad. “Tierra de nadie” es una obra inusualmente madura para un joven autor como David Lorenzo Cardiel, que a los veinticinco años ya ha colaborado con diversas  publicaciones culturales como Andalan, Hypérbole, Revista Cultural de Intersecciones Creativas, y ha publicado poemas en versión digital en Crepusculario Siglo XXI y en Fanzine 35.

Comentarios cerrados.