Cultura y Sociedad - 24/03/19

En la muerte de Chesús Bernal

Era, en opinión de muchos entre los que nos encontramos, uno de los mejores políticos de la larga Transición en Aragón. Murió el 23 de marzo y una riada de muchos cientos, algunos miles de personas que le respetaban y querían, esperó en una larga cola para rendirle el último adiós en la capilla ardiente instalada esa misma tarde en el Salón San Jorge del Palacio de la Aljafería. En nuestros oídos resonaba la canción que le habíamos escuchado hacía cuarenta años a un jovencísimo estudiante: “S’ha feito de nuey”.

La larga, muy dura enfermedad que le tuvo retirado de la vida pública y aun la profesional, terminaba ahora tras una lucha y una férrea voluntad de seguir hasta el último momento, que le llevó a dar clases pocos días antes en su Facultad de Letras donde era profesor titular de Francés además de Director de los Cursos Extraordinarios de la Universidad de Zaragoza en Jaca

Bernal fue uno de los fundadores de CHA, ocupando la Secretaría General desde 1986 hasta 1998, y desde entonces hasta 2012 fue Secretario de Política Institucional y Vicesecretario General de CHA. Diputado en las Cortes de Aragón entre la IV y VII Legislatura (1995-2011), fue el primer portavoz del partido en dicha institución. Orador espléndido, contundente, claro, razonador siempre, era un hombre dinámico, lleno de simpatía e incansable por todo lo relativo a Aragón. Amigo de muchos de los primeros y últimos miembros de Andalán, le recordamos emocionados, con esta foto que tomamos del comunicado de sus compañeros de Rolde.

Comentarios cerrados.