Cuadernos de viaje - 19/09/19

Nueva York: Hudson Yards y the High Line

Nueva York es una gran ciudad en la que se plantean continuamente nuevas edificaciones y ambiciosos proyectos de renovación urbana, que permiten descubrir nuevos espacios y facetas de la gran manzana. Actualmente se está concluyendo la edificación y puesta a punto del desarrollo urbano de la zona denominada Hudson Yards, en el Far West Side, y se ha completado el recorrido de la cercana ruta peatonal High Line. Ambos lugares merecen una visita.

 

 HUDSON YARDS

Es un nuevo barrio o complejo urbano situado entre las calles 30 a 34 y las avenidas 10 y 12, al oeste de la isla de Manhattan, cerca de la orilla del Hudson River.

Dominado por seis espléndidos rascacielos de fachadas de cristal, incluye espacios para residencias de alto nivel, oficinas, comercios, zonas de ocio y de actividades lúdicas y artísticas. Ya están instalados allí establecimientos de marcas de lujo (Rolex, Gucci, Cartier, Ferragamo…) y una serie de locales dedicados a la restauración y la gastronomía, como el Mercado Little Spain, de José Andrés y Ferrán Adriá. La zona está llamada a ser un lugar exclusivo de referencia, alternativa al centro de Manhattan.

 

The vessel / Foto: RSA

 

El acceso es fácil a través de la línea 7 del metro, ampliada hasta allí en 2015, cuya moderna estación Hudson Yards, con cúpula acristalada y cómodas escaleras mecánicas, destaca frente a las tradicionales estaciones más antiguas.

En la zona central del conjunto de Hudson Yards destacan dos construcciones: The Vessel y The Shed. The Vessel (buque) es una estructura y punto de referencia, diseñada por Thomas Heatherwick, en forma de panal, más estrecha en su base y que se expande al elevarse, de 16 pisos (46 metros de altura) y 154 tramos de escaleras (2.500 escalones y 80 rellanos) interconectados. Revestida de cobre, es una escalera a ninguna parte, que permite llegar a su parte superior subiendo al menos 240 escalones, si no te pierdes, pues existen distintos itinerarios posibles. Su coste ha sido de 200 millones de dólares y, junto al esfuerzo y desafío que supone abordar su ascensión, permite disfrutar de espléndidas vistas de la urbanización circundante y del rio Hudson.

 

The Shed / Foto: RSA

 

The Shed (cobertizo, nave, hangar) es un impactante centro cultural multiusos, con forma de cobertizo adaptable y versátil. Es una construcción flexible, con un techo retráctil de paneles de etileno, material ligero y duradero, que cubren la carcasa móvil del edificio. Esa cubierta exterior puede alejarse del edificio principal sobre ruedas y duplicar su tamaño. De una altura de ocho plantas, distribuido en cuatro niveles de doble altura, puede acoger galerías de arte, un teatro, sala de usos múltiples para actuaciones en gran  escala y laboratorios para creadores y artistas.

 

THE HIGH LINE

 Se denomina así una senda peatonal de 2,5 Kms. de recorrido, que aprovecha una antigua vía férrea elevada que atravesaba un deprimido barrio de mataderos. Se trata de un destacado ejemplo de renovación urbana, que se ha convertido en un referente ecológico de Manhattan, un espacio público de paseo y reunión, con un amplio programa de actividades.

Puede iniciarse en Hudson Yards, en la calle 34, tomando la línea 7 del metro, dando un rodeo alrededor de la nueva urbanización y de una amplia playa de vagones de metro. Después el camino discurre paralelo al río Hudson hasta concluir a la altura de la calle 12, en Gansevoort str. A lo largo de su recorrido hay diversos puntos de acceso, mediante escaleras y ascensores, que permiten adaptar la duración del paseo a los gustos de cada uno. También dispone de numerosos bancos donde sentarse a observar las vistas o descansar.

 

Brick House, de Simone Leigh / Foto: RSA

 

Silent Agitator, de Ruth Ewan / Foto: RSA

 

I lift my lamp, de Dorothy Lannone / Foto: RSA

El recorrido alterna diversos atractivos y perspectivas: espacios de zonas vegetales, desde hierbas silvestres a pequeños bosques; vistas del río Hudson y de distintos barrios y calles o de un edificio de Zaha Hadid, un mercadillo y varias propuestas artísticas que lo animan (Brick House, Silent Agitator, I lift My Lamp, Five Conversations, etc).

El final de la senda nos deja ante el espléndido nuevo Whitney Museum of American Art, diseñado por Renzo Piano, inaugurado en 2015, que contiene una amplia colección de pintura, con obras, entre otros, de Hooper, Pollock, Warhol y O’Keeffe.

 

Un pequeño bosque / Foto: RSA

 

Five Conversations, de Lubaina Himid / Foto: RSA

 

Whitney Museum / Foto: RSA

 

 

Comentarios cerrados.