Cultura y Sociedad - 08/12/19

Hacia el fin de año. Homenajes y recuerdos

En los últimos meses del año han abundando hermosos homenajes, cuajados en actos, libros, festivales. Queremos dejar una rápida pero cumplida nota de algunos de ellos, referidos a personas que en esta web o revista sentimos muy cercanas.

  1. Y en primer lugar los V Premios José Antonio Labordeta, entregados el 25 de noviembre, en el Teatro Principal de Zaragoza (20 horas). Fueron galardonados el actor Héctor Alterio, la escritora Rosa Montero, el músico Luis Pastor, la periodista Olga Viza, el bailarín Miguel Ángel Berna y la Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital San Juan de Dios de Zaragoza y se rindió un homenaje a Gonzalo Borrás, fallecido este año, patrono de la Fundación. Presidió e intervino con su serenidad y enterza Juana de Grandes, condujo el acto la excelente periodista Eva Sorribes, dibujó magistrales caricaturas Luis Grañena, y amenizó con sus canciones María José Hernández, acompañada al piano por Sergio Marqueta. Una jornada más inolvidable.
  2. Muy vinculado siempre a Labordeta estuvo el cantautor allozino Joaquín Carbonell, que pocos días después celebraba en el mismo Teatro sus 50 años en la canción con la grabación de un disco en directo con sus títulos más populares, de entre las más de 150 canciones compuestas por él, desde la mítica ‘La Peseta’ de su primer disco, a ‘Me gustaría darte el mar’, y más recientes como ‘Llámame’ o el‘Sonajero de Martín’. Y ese disco fabuloso que tituló “La canción del trompetista”. Abrazos, querido amigo, y larga vida a tantas hermosas letras.
  3. Coordinado por quien dirigiera unas memorables jornadas en su recuerdo, Pedro Rújula, el Instituto de Estudios Altoaragoneses ha presentado el libro Alberto Gil Novales (1930-2016): los mundos del historiador, por un grupo de amigos, discípulos y lectores suyos, que trazan su trayectoria intelectual y el valor de la magna obra de un historiador que empleó todas sus energías en estudiar las bases del liberalismo español analizando el engranaje histórico de la Ilustración y la Revolución francesa en nuestro país sin olvidarse de los territorios americanos ni de Joaquín Costa a quien dedicó muchas de sus mejores páginas. Firman entre otros Ignacio Peiró, Lluís Roura, Javier Ramón, Emilio La Parra, Gonzalo Butrón, Alberto Ramos, Pedro Rújula, Gérard Dufour, Jean-René Aymes, Ramon Arnabat, Carmen Frías, Eloy Fernández, Manuel Chust, Vittorio Scotti Douglas y José Domingo Dueñas.
  4. A mediados de noviembre se celebró un acto en homenaje a Olifante por los cuarenta años de su intensa y atenta tarea dedicada a la edición de poesía, que contó con la participación de Paco Ibáñez, Miguel Ángel Berna, Antón Castro, Ángel Guinda, Irene Vallejo, María José Hernández, Miguel Mena, Gabriel Sopeña, Geraldine Hill, Ángel Petisme, Ingrid Magrinyá, Luis Felipe Alegre o Jorge McFly, entre otros, que suponía un reconocimiento a Trinidad Ruiz Marcellán que desde la fundación de Olifante, en 1979, ha basado sus ediciones en “el descubrimiento de nuevas voces poéticas del panorama aragonés y del nacional, así como en la traducción de autores extranjeros inéditos o poetas españoles que habitaban el olvido”… con especial interés por la poesía portuguesa, y un recuerdo a su recordado compañero Marcelo Reyes, creadores del Festival Internacional de Poesía Moncayo, y de la Casa Internacional del Poeta, en Trasmoz. (El cartel es diseño de Helena Santolaya.)
  5. Artur Quintana, premio Nipho. Tras seis meses de ausencia – Alemania, Turquía y Barcelona- los Quintana están de nuevo en su casa en La Codonyera. Y acaba Artur de recibir en Alcañiz en nombre de las entidades Poiesis y Compromiso y Cultura, el Premio Mariano Nipho 2019, Sección de Cultura. En el acto pronunció un “discurser” en el teatro municipal, lleno a rebosar, y con la guinda de propina por parte de una señora del público  que gritó, refiriendose a sus palabras: “!Esto no se puede tolerar. Yo me voy!”. Y se fue, no sin antes oir que desde el público alguien le gritaba: “Mejor así”. Copiamos el discurso y enviamos a nuestro viejo amigo un abrazo de todos los andalanios:

“Senyores i senyors: Joaquim Montclús, el president de l’Associació Cultural del Matarranya (ASCUMA) m’ha demanat que  en nom seu dirigesca unes paraules d’agraiment a Poiesis i a Compromiso y Cultura per haver-nos atorgat el Premi Mariano Nipho 2019 en l’apartat de Cultura. Como habéis leído en la presentación anterior, ASCUMA trabaja en el estudio, fomento y defensa de este patrimonio tan íntimamente aragonés que es la lengua catalana hablada en Aragón y la cultura que conforma. No es una actividad fácil, ya que como bien sabéis, muchos  de nuestros conciudadanos, y los políticos a quienes votan y los medios de información que consumen, actúan contra nuestros propósitos, y en consecuencia contribuyen indignamente a destruir el patrimonio aragonés y a no respetar la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que nuestro estado ha firmado,  ni tampoco la vigente Constitución Española. Pero tienen la razón de la  fuerza, como bien sabéis y se nos muestra a diario. Y a la cual no resulta fácil oponerse, por más que nosotros tengamos la fuerza de la razón.

Esta actitud antiaragonesa de destruir la lengua catalana de Aragón y la cultura que conforma nos viene de muy lejos, ya está documentada desde el XVI –el alcañizano Bernardino Gómez Miedes, que fue obispo de Albarracín, es bien conocido por tal actitud antiaragonesa- , y hunde sus raíces en el Compromiso de Caspe de 1412. Se trata de una profunda catalanofobia que ha calado hondo en la ciudadanía y ha contribuido eficazmente a difundir entre los que hablamos en catalán, lengua propia e histórica de Aragón, un fuerte complejo de inferioridad, fervorosamente manifestado con calificativos para la misma, tales como xapurriau, patués o polaco –surgidos los tres seguramente en el XIX para intentar así calificarnos de extranjeros, aun cuando seamos los primeros aragoneses romanizados-, o castellano mal hablado, dialecto del castellano, el eso, lengua de la burguesía barcelonesa –el catedrático zaragozano Juan Antonio Frago dixit-, hablar mal como  me decían en la Codonyera: natres parlem molt mal, pero a …. -y añadían el nombre de una localidad más metida en el Maestrazgo- encar parlen més mal que nantros, o recientemente el inefable LAPAO, calificativo este último que nos ha convertido a los aragoneses en el hazmerreir de la romanística internacional.

Una vez oído este Memorial de Greuges –de Agravios- contra nuestra catalanidad aragonesa, agravios que practican muchos en nuestro país, recordemos, espero que comprendáis nuestro alto agradecimiento desde ASCUMA a Poiesis y a Compromiso y Cultura por habernos otorgado el Premio Mariano Nipho. Se trata de entidades que, a pesar del  ambiente enrarecido en que vivimos de desbordada catalanofobia, y conscientes ellas de oponerse a actitudes muy difundidas de discriminación e intolerancia, se posicionan así, como nosotros, a favor de la dignidad, y de la tolerancia que tanta faltan nos hacen. Amigos de Poiesis y de Compromiso y Cultura, este Premio que nos habéis concedido nos será una fuerte ayuda para seguir trabajando en favor de Aragón y de su lengua catalana. Vuestra valiente actitud nos va acercando a la normalidad democrática para nuestro país que todos deseamos. Y acabo, com se diu al Lloc al despedir-mos entre companys: Avant! ¡Entabán! en aragonés y ¡Adelante! en castellano”.

  1. Y, en fin, por no alargar en exceso esta “breve nota”, recojamos que en las últimas semanas han recibido distintos homenajes el antropólogo Carmelo Lisón Tolosana, en su noventa cumpleaños y por todo su legado y magisterio.

    Que el geógrafo Eduardo Martínez de Pisón desde su ya larga jubilación está publicando a toda velocidad varios estupendos libros, memoria de su montañismo y enseñanzas.

    Que Mario Gaviria, recordado en un andador del Ebro, es recordado en un libro sobre su pensamiento, obra y proyección. Que en el nº 18 de la Revista de Andorra, Javier Alquézar traza una extraordinaria semblanza de Gonzalo Borrás.

    Que evocaron la figura y obra de Chesús Bernal sus colegas y amigos con una conferencia del profesor Patrick Charaudeau (Profesor Emérito, Universidad de París 13) e intervenciones de Eliseo Serrano (Decano de Letras), Fidel Corcuera y Antonio Gaspar (sus compañeros del Departamento de Filología francesa).

    Que la presentación de la preciosa edición de Javier Delgado de las cartas desde la cárcel de Vicente Cazcarra, póstuma tras su tan sentida muerte, supuso un nuevo acto de reconocimiento a ambos.

    Que Emilio Casanova ha realizado un espléndido documental sobre el gran fotógrafo Rafael Navarro, que también cumple muchos años de arte e imagen.

    Y que, “last but not least”, nuestro amigo Ángel Pascual Rodrigo celebra en Palma de Mallorca, donde trabaja y vive, un Jubileo por sus cincuenta años al pie del diseño, desde que un año después creó con su hermano Vicente La hermandad pictórica aragonesa hasta 1989, continuando su eco en los trayectos solitarios de cada uno: Los posters y su pop-art a la europea, “las texturas de cada día y a la virtualidad de lo posible por venir”.

 

Comentarios cerrados.