Cultura y Sociedad - 28/01/21

Recordando a AURELIO BIARGE

El día 25 de enero falleció Aurelio Biarge López, a los ochenta y tres años de edad. Muy presente en la vida institucional de Huesca y Aragón durante los años de la transición y de la puesta en marcha de nuestra Autonomía, hacía ya tiempo que se había retirado a la vida de familia y de amigos, en su Huesca natal. Pero eso no impide que le dediquemos un afectuoso recuerdo quienes disfrutamos con él, hace años, de espacios de amistad y actividades compartidas.

 

En los primeros años de la década de 1970, la ilusión por avanzar en objetivos comunes, como la democracia y la recuperación de Aragón, nos relacionó en Huesca a gentes muy diversas del Alto Aragón: Aurelio, Santiago Marraco, Francisco Beltrán, Ignacio y Josete Martín Retortillo, Ramón Justes y tantos otros. Todavía no había partidos políticos, salvo el clandestino Partido Comunista. Gentes inquietas de diversas profesiones dedicaban sus conocimientos y parte de su actividad a elaborar y difundir nuevas ideas y propuestas colectivas. Abundaban las jornadas culturales, charlas, mesas redondas, publicaciones artesanales varias

Aurelio Biarge fue partícipe activo de esa actividad de concienciación y análisis de la realidad. Disponía de una sólida formación jurídica y económica y una gran capacidad de estudio de los problemas asi como de un profundo conocimiento de la situación socioeconómica y de la geografía del Alto Aragón. Especialista en temas como el ciclo hidráulico y los embalses, las comunicaciones, la electrificación o el sector financiero, sus charlas y artículos transmitían la seriedad de sus propuestas. Sereno, didáctico y meticuloso en sus planteamientos  llegaba al oyente de forma convincente.

A través de diversos foros y publicaciones (Cuadernos aragoneses de Economía, Jornadas de estudio actual de los estudios sobre Aragón), trataba temas tan variados como los episodios revolucionarios del Alto Aragón de 1844, Aragón bajo los Austrias, la agricultura tradicional, el canal de Tamarite, la desamortización de los bienes eclesiásticos en Huesca o el indumento tradicional popular en el Alto Aragón. En  “Andalan”, escribía sobre el agua, el Pirineo, las nucleares, la banca y otros temas polémicos, en artículos cuya autoría compartía con Santiago Marraco bajo el seudónimo “Al-Tawil”.

En las primeras elecciones democráticas de 1977, participó como miembro de la candidatura al Senado de “Unión Socialista”, compartida por PSA e Izquierda Democrática, junto con María José Arellano y José López Barbier, sin resultar elegido.

 

Su actividad profesional estuvo siempre ligada a la Cámara de Comercio e Industria de Huesca, donde tuvo ocasión de conocer y defender los intereses del Alto Aragón.  Incorporado a su personal en 1963, mediante oposición, a partir de 1983, desempeñó el cargo de Secretario General. En 2003, al cumplir los cuarenta años de servicios, recibió, junto con un caluroso homenaje, la Medalla de Plata al Mérito de las Cámaras

 

Tuvo también una presencia importante en la actividad política de los primeros años de puesta en marcha de las nuevas instituciones democráticas. Su prestigio y sus conocimientos, su capacidad de diálogo y de búsqueda del consenso, fueron valorados para elegirle en puestos de especial responsabilidad.

Afiliado a Unión de Centro Democrático, fue elegido Concejal del Ayuntamiento de Huesca en 1979  y Presidente de la Diputación Provincial de Huesca, cargo que ejerció desde 1979 a 1983. En tal condición, de 1979 a 1981 formó parte del segundo gobierno preautonómico como Consejero, bajo la presidencia de Juan Antonio Bolea..

Aprobado el Estatuto de Autonomía de 1982,  en septiembre se constituyó la Asamblea Provisional prevista para iniciar su desarrollo. Fue elegido para presidirla, hasta la constitución de las Cortes de Aragón en mayo de 1983.

Presidente del Consejo Social de la Universidad desde 1986 a 1991.

En 1987 el Ayuntamiento de Campo lo distinguió con el título de Hijo Adoptivo por su apoyo y asesoramiento frente al proyecto de pantano.

En 1991 fue elegido Diputado de las Cortes de Aragón, por Huesca, por el Partido Aragonés, puesto que desempeñó durante la tercera legislatura (1991-1995), formando parte en ese período de la Comisión mixta de transferencias Estado-Comunidad Autónoma.

Presidente del Consejo Económico y Social (CESA)

Todavía en 1995 volvió a ser elegido concejal del Ayuntamiento de Huesca.

 

Esta breve memoria de algunos apuntes de la biografía de Aurelio Biarge quiere ser un afectuoso recuerdo a su figura. Junto con él  nuestra condolencia a su viuda, Josefina Lera Alsina, con quien compartió tantos proyectos, ilusiones y vivencias a lo largo de los años.

Comentarios cerrados.