Publicaciones - 10/06/10

En medio de todo

Julio José Ordovás, una de las firmas revelación de los últimos cinco o seis años en la muy movida literatura aragonesa, acaba de publicar, en la exitosa Eclipsados, que pilota Nacho Escuin, un libro singular, En medio de todo, especie de dietario contra todo y contra sí mismo, ajuste de cuentas con sus sentimientos e ideas antes que con el mundo. Un libro espléndido, con docenas de reflexiones gracianescas (por ahora le falta una Aurora Egido que le estudie y valore), que no elude asuntos, que habla con casi inocencia del más explícito sexo, que transmite, dentro de su malestar vital, una extraordinaria vitalidad. Recomendado queda y, como muestra, copiamos algunas de esas frases.

  • De la muerte, como de Santa Bárbara, sólo nos acordamos cuando truena.
  • Si por alguien no pondría jamás la mano en el fuego sería por mí.
  • Escribir un diario es también una forma de jugar al escondite. Y no siempre estoy dispuesto a que me encuentren.
  • Qué fácil es hacer una buena reseña de un mal libro.
  • Me informan de los ejemplares que se han vendido del libro y de lo que voy a cobrar en total por ellos… Hubiera sacado más pasta reseñándolo que escribiéndolo.
  • Cualquiera puede decir qué es o qué no es una obra maestra, pero el que lo decide es el Tiempo, ese crítico curado de entusiasmo.
  • ZGZ cada vez se parece más a Nueva York. Es la tercera rata con la que me cruzo por la calle en menos de un mes. ¿Y si estuvieran preparando una sublevación? Yo lo tengo claro: me uniría a ellas.
  • Si no fuera por la sala de la literatura no habría dios que se tragara esta sopa casi siempre insípida y fría, la vida.
  • Muchos confunden el estilo con la caligrafía.
  • Nunca seré Robert Mitchum.

Y dos páginas magníficas sobre nuestro Labordeta, que comienzan así. “El cáncer le ha respetado la voz y tampoco le ha oscurecido la sonrisa”. (Le hemos visto en el Borradores espléndido del martes 8 de junio y es cierto).

Deja un comentario