Política - 12/08/11

No es una crisis

Sin miedo

“Hay que refundar el capitalismo”, dijo Sarkozy en 2008. Los presuntos líderes de nuestras “democracias”—¿gobierno del pueblo?— parecen de juguete (no hablemos ya de dictaduras). Moraleja: “La política es demasiado importante para dejarla sólo en manos de políticos”. El pasotismo ciudadano significaría ahora una dirección obligatoria a nuestra propia tumba, arrodillarnos ante los amos que organizan guerras, venden seres humanos y generan desastres ecológicos. En noviembre hay elecciones generales en España. O cuando sea, pues el PP pide ahora “adelanto del adelanto” y está vendiéndose, en servicio de urgencias, como “salvador de España”. En todo caso, este artículo no es “electoralista”, seguirá teniendo vigencia gane quien gane. Esto va para largo, no es un juego, es una revolución: “Vamos despacio porque vamos lejos” –dice también el 15-M.

 

CIUDADANO ANTICRISIS

1) Las cantidades básicas de mi familia, empresa, barrio, pueblo, ciudad, comunidad o país, debo tenerlas escritas cada año. No hace falta ser economista, sólo necesito una calculadora barata.

2) Un ejemplo. En 2009, España dedicó a Gastos Militares 18.610 millones de euros. En el último informe del SIPRI —Yearbook 2011 (datos 2010)—, España aparece en el número 17 mundial, no es de los que más gastan. Pero no es una cifra más, hay que molestarse en traducirla. Toca a 404 euros por habitante, incluidos bebés, y con ese dinero se podrían cubrir 990 campos de fútbol con billetes de 50 €. En todo el planeta, se gasta más de un billón de euros (doce ceros). Y todo esto, cada año. Cualquier extraterrestre deduciría que somos una especie de subnormales, cuyo mayor despilfarro no es para librarnos de los terremotos, riadas, tornados, enfermedades, paro, ignorancia y otros accidentes, sino para defendernos de nosotros mismos.

3) No dejar pasar ni una, cualquier presupuesto me afecta, por inocente que parezca. El dinero público no puede ser secreto ni concederse “a dedo”, sino por criterios justos bien publicitados. Dar la cara, ¿soy parte del problema o de la solución?

 

¿A QUIÉN VOTO YO?

4) Hay que cambiar el sistema electoral, pero gobiernan quienes votan. Muchos llevamos demasiado tiempo votando “lo menos malo” sin los resultados esperados. Quizá sea un buen momento de iniciar masivamente algo que no sea bipartidismo frustrante. Digo “iniciar”, pues 2011 es muy pronto para arreglarlo. Pero si no empezamos alguna vez, dentro de 10 años estaremos igual.

5) Evitar exotismos con el voto, que no es para “desahogarme” (votos NULOS con insultos). Tampoco votaré EN BLANCO ni haré ABSTENCIÓN: el sistema se ríe de la abstención. Un 30% de abstención (lo habitual) debería implicar 105 diputados menos en el Congreso (30% de 350), pero los rellenan igual. Imaginar una abstención masiva-anarquista, es soñar despierto, pues “a la gente le gusta votar”. Los mayores, que son muchos, votan casi todos.

6) Necesitamos otra “Transición”. Hacen falta otros 10.000 jueces contra la lentitud, no son culpables los 4.500 actuales. Y sus cúpulas, no manipuladas por partidos. El 96% de los españoles no somos miembros de ningún partido político. Necesitamos una Educación y una Sanidad públicas que no sean rehenes del gobierno de turno.

7) Por “méritos acumulados”, yo no votaré al PSOE ni mucho menos al PP. No quiero más juegos bipartitos. No quiero más gobiernos sumisos al capital, la religión o los atavismos. Quiero una democracia que crea en sí misma. Creo que ha llegado el momento de refundar las democracias, no sólo la española. Y esto no se acaba en noviembre-2011, va a durar años.

 

Pedro Mendoza es doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación

2 comentarios sobre No es una crisis

  • Hola, pcb. No te llamo «colega» porque quizá no lo aceptes. Sintonizo con tu espíritu revolucionario (creo que te entiendo), pero la historia no empieza contigo, ni conmigo, que tuve carta personal conminatoria del gobernador de Zaragoza, por mis «opiniones» en Vera de Moncayo, un 20 de noviembre de 1974 (y más cosas)… Para mí, «refundar las democracias» sí significa algo… Un saludo cordial. Pedro Mendoza.

  • pcb

    En mi opinión, en Iberia hundida, los medios electorales ya no sirven para nada, se ha demostrado durante treinta años. Ninguna refundación política pasa por la continuidad de una elección ocasional como es el voto, casi espóradico.

    Por otro lado, creo que no deberíamos perder el tiempo asaltando nada inútil. Menos aún, reclamando algo a los congresos de alibabá y los cuarenta diputados. Ya no tienen apenas legitimidad para las generaciones que han surgido a partir de 1978. De hecho, ni siquiera pudimos elegir las reglas del juego, ni podremos… Creo que hay que empezar de cero, desde las asambleas perpetuas, aunque cueste y lleve tiempo. Y después no delegar esta costumbre en los advenedizos, en los que todo lo saben y quieren, sino ejercerla sin parar. Los demás cambiós serán la consecuencia.

    Refundar «las democracias» no significa nada, simplemente porque no existen «las democracias», a lo sumo existen sistemas concretos y relacionados entre ellos, pero no hay ya ninguna fórmula colonial.

Deja un comentario