Política - 23/11/11

Elecciones generales en Aragón: algunos aspectos del descalabro del PSOE y del ascenso del PP y de IU-CHA

A la vista de los resultados de las elecciones generales del 20-N en Aragón, sin pretender un comentario general de sus resultados, pueden destacarse algunos datos:

 

– Ante todo, el descalabro del PSOE, que ha perdido en Aragón 132.808 votos  (-15,65 %)  respecto de 2008. Esa tremenda pérdida de votos, muchos de los cuales no han tenido otro destinatario alternativo, revela que los ciudadanos han querido castigar su gestión política y mostrar su actual desapego hacia una opción política que fue mayoritaria en Aragón en 2004 y en 2008.

 

– A pesar de su victoria, destaca el escaso aumento de votos de la coalición PP-PAR respecto de sus resultados anteriores. Solamente 14.490 votos más que la suma de sus resultados en 2008.

 

– El ascenso de la coalición IU-CHA, que ha conseguido 74.655 votos, que suponen 14.367 más que la suma de los obtenidos por cada uno de ellos en 2008, le permite conseguir un Diputado en Zaragoza. Aun así resulta expresivo constatar que no alcanzan juntos los votos que apoyaron  a CHA cuando lideraba su candidatura José Antonio Labordeta (94.252 votos), caso seguramente irrepetible en nuestra política aragonesa por carisma y proyección personal.

 

– Representantes perdidos en el recuerdo sin pena ni gloria: tras las elecciones podría uno preguntar si echamos en falta a algunos de los que fueron nuestros representantes en la pasada legislatura, tras el ejercicio de cuatro años en el cargo. ¿Recuerda o echa en falta alguien a Margarita Périz, Esmeralda Iranzo, Angel Lacueva, Jesús Martínez Herrera, María Pilar Pérez, María Teresa Villagrasa, Concepción Sanz o Yolanda Casaus? ¿No les suenan? Pues, créanlo, nos han representado durante cuatro años en Madrid.

Eso da idea de las deficiencias de nuestro sistema electoral: los que mandan en el partido te colocan en la lista electoral en puesto de salida y, luego, nadie exige que atiendas al electorado y le rindas cuenta de tu labor.

 

– Entre los elegidos, hay un grupo importante de incombustibles.

Victor Morlan (PSOE, Huesca) bate el record de permanencia con  sus 27 años como Diputado, si bien en este caso es innegable su presencia pública y su trabajo.

Caso notable es el de Ramón Moreno Bustos (PP, Zaragoza), nacido en 1966, que fue ya Diputado de las Cortes de Aragón en 1995 y ¡desde 1996! es Diputado en el Congreso por Zaragoza. No puede dudarse de su vocación y de su influencia en el partido –aunque el electorado no lo conozca–, al alimón con su gemelo José María, siempre colocado también en algún puesto retribuido.

También Angel Pintado (PP, Huesca) lleva desde 1996 como Diputado en el Congreso.

José María Becana (PSOE, Huesca) ha sido diputado de las Cortes de Aragón desde 1992 a 2004 y es senador desde 2008.

Vicente Guillén (PSOE, Teruel) fue senador de 2000 a 2008 y diputado en el Congreso desde 2008.

Santiago Lanzuela (PP, Teruel), tras su Presidencia del Gobierno de Aragón, ha sido senador (1999-2000) y Diputado de 2000 a 2011.

Juan Alberto Belloch (PSOE, Zaragoza), Diputado de 1996 a 2000 y senador de 2000 a 2004. ¿Compatibilizará ahora el cargo de senador con la Alcaldía de Zaragoza?

Eloy Suárez, candidato a la Alcaldía de Zaragoza en las elecciones de mayo de 2011, se ha presentado al Congreso y ha salido elegido, al encabezar la lista del PP. ¿Compatibilizará la concejalía? ¿Pensaba hacerlo ya en mayo? ¿No resulta difícil entender este doble juego? ¿Faltan candidatos al PP? ¿no exige suficiente dedicación ser concejal cabeza de lista en Zaragoza?

 

– en la elección al Senado, al ir los candidatos de cada partido en listas no bloqueadas, puede percibirse alguna preferencia de los electores entre los candidatos ofrecidos por los partidos. Eso exige al elector tomarse la molestia de personalizar la papeleta, con un voto más motivado que el que se limita a utilizar la papeleta remitida por el partido.

El senador más votado ha sido José Atarés (PP, Zaragoza) con 227.158 votos; ya ha sido senador desde 2008, y ha superado a los otros candidatos de su coalición: 10.150 votos más que Rosa Santos (PAR, la fracasada candidata al Ayuntamiento de Zaragoza) y 10.583 votos más que Octavio López, que vuelve a la vida pública apoyado en Luisa Fernanda Rudi. Esa diferencia revela que  Atarés cuenta con un prestigio personal que supera el automatismo partidario.

También en Huesca, Antonio Romero (PP) ha obtenido diez mil votos más que sus compañeros de lista María Jesús Burró (PAR) y Angel Pintado (PP). Y en Teruel, Manuel Blasco ((PP, ya senador en 2008, y que parece también piensa compatibilizar el Senado con la Alcaldía.) supera en 2.000 votos al candidato del PAR José María Fuster. Parece, por tanto, que un grupo de votantes del PP, más enterados, no se han sentido obligados a votar a los candidatos del PAR, impuestos por los pactos.

 

Deja un comentario