Sala de Arte - 15/10/12

Enrique Larroy en la Galería A del Arte

Manual es el título elegido por Enrique Larroy (Zaragoza, 1954) para la presentación de sus últimas obras en la Galería A del Arte. Y dada la atención que Larroy concede desde siempre a los títulos de sus exposiciones y de sus obras, conviene no pasarlos por alto para mejor comprender su pintura.

Manual alude al proceso material de la pintura, y también a las categorías conceptuales y mecanismos perceptivos que la fundamentan. Larroy lo explicó perfectamente: «La pintura es un proceso mental, bien. Pero la que yo hago, la que hacemos muchos, al final es un proceso manual. Siempre que uno deja de pintar, de acabar cuadros, por muy complejos desarrollos intelectuales que haya tenido en ese periodo, vuelve a pintar donde lo dejó, porque los dos procesos han de ir paralelos, de otra manera no funciona» [Enrique Larroy, «Conversaciones en el estudio», Pintura corriente, Teruel, Museo de Teruel, 2009].

Si atendemos a sus declaraciones, las obras que ahora presenta regresan al punto de las inmediatamente anteriores: las reflexiones visuales con las que profundizó en las poéticas de cinco artistas históricas de la abstracción en el proyecto Especular [de Popova a Matilde Pérez], que presentó en la sala Juana Francés; y el estimulante despliegue perceptivo del políptico Insistentemente mareados 04, para el proyecto Noreste que inauguró el IAACC Pablo Serrano. Ambas exposiciones tuvieron lugar en Zaragoza, en 2011.

 

 

OBRAS EN EXPOSICIÓN

_ La mesa blanca, 2012. Serie que reúne 40 obras sobre cartón

Como anota la crítica de arte Chus Tudelilla en su texto para esta exposición en la galería A del Arte, «la memoria visual e iconográfica de las artistas sobre las que reflexionó en Especular resulta ser en los cuarenta cartones de la secuencia La mesa blanca una suerte de memoria recompuesta de su personal experiencia pictórica. Para su realización Larroy utiliza residuos de obras anteriores que se quedaron en el estudio: plantillas, recortes de prensa o precintos que utilizó en el proceso de ocultación y desenmascaramiento de sus cuadros, y esporádicamente algunos fragmentos de imágenes de otros artistas, con los que compone collages pegados al resto de su pintura. En ocasiones solo pinta imágenes, herméticas muchas, otras de apetencia cinética, las hay disimétricas y también presas de arrebato».

_ 9 pinturas realizadas en 2012

Tras La mesa blanca se suceden los cuadros, dos de los cuales amplían la acción pictórica a las paredes de la galería.

«Como de nada sirven ya los límites del marco» escribe Chus Tudelilla, «Larroy se sale del contorno establecido independizando la pintura, y con ella la mirada del espectador ávido de otras historias, mediante la intervención directa en la pared de la galería de las líneas diagonales que tensionan y dinamizan el espacio donde tiene lugar la visión. Así ocurre en Funámbulo y Mascarón. Y cuando regresa al cuadro, deja que el color sea el elemento que organice los límites de un espacio siempre desdoblado, y distante, donde el exterior y el interior invierten e intercambian sus posiciones. De tal modo que el espacio se abre al tiempo en los cuadros Horizontal (Una línea que sueña), Vertical (The door), Ocular 1 (Medio luna), Ocular 2 (Medio sol),  Mil espejos, Lagunar y Paint it Black«.

 

Deja un comentario