Cultura y Sociedad - 22/02/13

La España que queremos (III y final)

En La España que queremos (I), http://www.andalan.es/?p=6617 —publicado en Sociedad, 26/11/2012—, iniciábamos 4 pilares de revolución pendiente: a) Reconversión Ciudadana, b) Reforma Electoral, c) Inspectores de Hacienda y d) Reforma Judicial. Hay otras muchas reformas que hacer, pero estas cuatro son matrices.

 

LA JUSTICIA, ¿”ES IGUAL PARA TODOS”?

GarzónSi no hay Justicia o funciona mal, no hay comunidad ni Estado. Señoras y señores de los tres Poderes, vayan pensando en juzgar a los responsables de nuestras disfunciones internas en España (ya hablaremos del “mundo” en otra ocasión). Que paguen su negligencia y/o mala fe, sin ningún tipo de truco, ni PRESCRIPCIÓN ni INDULTO. La ley que regula indultos es del 18-junio-1870, y es un reducto de las prerrogativas que tenían las Monarquías Absolutas.

En noviembre-2012, el Gobierno de Rajoy indultó por segunda vez a cuatro mossos condenados por torturas. En ese momento, 200 jueces firmaron un manifiesto: esta decisión política ”es indigna y supone un atentado contra la independencia de la justicia”, es “una decisión impropia de un sistema democrático de derecho”. Mientras, el mismo Consejo de Ministros negó el indulto a un ex toxicómano gallego pese a estar rehabilitado (David Reboredo), quien, en diciembre-2012, ingresó en la cárcel para cumplir una condena de siete años de prisión por menudeo.[i]

Suárez hizo en total 410 indultos (0,58 por día). Calvo Sotelo, 878 indultos (1,36 por día). Felipe González, 5.944 (1,21 por día). Aznar, 5.948 (2,04 por día). Zapatero, 3.378 (1,20 por día). Y Rajoy (desde 21-diciembre-2011 hasta 23-noviembre-2012) llevaba ya 434 indultos (1,38 por día de legislatura). Es decir, desde 2-abril-1979 (Suárez) hasta 23-nov-2012 (Rajoy), nuestros gobiernos “democráticos” han hecho callar a los jueces 16.992 veces = 16.992 indultos contra otras tantas sentencias. [ii]

Mejoren el Gobierno de los Jueces, sin mangonear. Garanticen juicios más rápidos y eficaces, pero no subiendo tasas.[iii] Para que la Justicia funcione, además de poner a los políticos en su sitio, España necesita 12.000 Jueces en activo, o sea, más del doble que los 5.000 actuales. Tenemos 10,2 jueces por cada 100.000 habitantes, casi tres veces menos que Alemania, y con un país más “pendenciero”: 9,5 millones de asuntos judiciales por año en España, frente a 6 millones en Francia (con 20 millones más de población).[iv] Solucionemos nuestras diferencias sin judicializar tanto la vida. Ésta es otra patología de los países poco evolucionados (legalitis).[v]

Y necesitamos Juzgados bien equipados, en personal, tecnología y metros cúbicos. Si arregláramos la Justicia, todo sería más “barato”, incluso reduciríamos la población reclusa. Algunos delincuentes blindados irían antes a la cárcel. Sería más fácil confiscarles bienes injustificados, a ellos, a sus familiares o testaferros. Y entonces, estaríamos en un “Estado de Derecho”. Por cierto, dejen de repetir como papagayos que “estamos en un Estado de Derecho”, busquen otro modo de hacer el ridículo. Añadan, al menos, que “nos queda mucho por hacer”. ¿Le interesa realmente a la clase política española que la Justicia funcione? No lo parece.

 

Pedro Mendoza es doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación (UCM 2000).



[iv] Sandra MIR y Gabriel CRUZ (2012): La casta autonómica. Madrid: Esfera de los Libros, 2ª edición, pág. 276.

Deja un comentario