Publicaciones - 22/04/14

Nuestra Historia, en un magnífico momento

La Historia de Aragón, o los estudios realizados aquí o por aragoneses, siguen dando magníficas entregas. Como Historiadores en España, de Ignacio Peiró; un estudio colectivo sobre Las Cortes de Cádiz; otro de Raúl Mayoral sobre El cinco de marzo de 1838 en Zaragoza; la biografía definitiva del escritor romántico, catedrático y político Jerónimo Borao y Clemente; la que su nieto hace, monumental, sobre el maestro, alcalde y patricio Román García Gárate, y el libro El siglo XX en Teruel a través de la Cámara de Comercio e Industria, de Alberto Sabio Alcutén.

 

1, Ignacio Peiró

Aun llegándonos sólo una parte –aunque por lo general mucho de lo mejor, enviado por editores o autores- de cuanto se publica en Aragón, o sobre tema o de autor aragoneses, se nos amontonan grandes títulos, obras espléndidas, que requieren una atención mínima y una reseña breve pero explicativa. Hoy concedemos la primacía al libro de Ignacio Peiró, profesor en Letras, posiblemente el principal estudioso de la historiografía española contemporánea, asunto en el que fue introducido y animado por el tan recordado Juan José Carreras. El autor de Los Guardianes de la Historia. La historiografía académica de la Restauración; director de la prestigiosa colección Urgoiti de estudios y reediciones de grandes historiadores; autor con G. Pasamar del decisivo Diccionario Akal de historiadores españoles contemporáneos y La Escuela Superior de Diplomática, y estudioso de otros muchos temas, incluido Joaquín Costa, ofrece ahora, en una magnífica edición de las Prensas Universitarias de Zaragoza, el tomo Historiadores en España. Historia de la Historia y memoria de la profesión, en que recoge, con oportunidad y acierto, una serie de trabajos sobre esa temática.  Desde varios análisis sobre la profesión y su desempeño, a estudios sobre historiadores tan importantes como Rafael Altamira, José María Jover, o la reconstrucción de la memoria por autores “liberales” durante el franquismo, y un útil inventario de catedráticos de Historia en Letras en España, de 1840 a 1984.

 

2, Cortes de Cádiz

¡Qué oportunamente se celebran muchos centenarios u otros aniversarios o efemérides!: se aprovecha para analizar determinados aspectos, revisar otros, divulgar los más. Es lo que hizo un curso, en el II Centenario de la Constitución de Cádiz, celebrado en Huesca y coordinado por Alberto Sabio, cuyos textos han sido luego editados por el Instituto de Estudios Altoaragoneses. Tiene el largo pero muy explicativo título de Las Cortes de Cádiz y los significados políticos del primer liberalismo español. Absolutistas y liberales aragoneses en Cortes (1810-1814). Y reúne los trabajos de invitados de lujo como Alberto Gil Novales (emérito en Madrid), J. Sisinio Pérez Garzón (U. de Castilla-La Mancha) y Emilio de La Parra (U. de Alicante), junto al citado contemporaneísta Alberto Sabio, y el constitucionalista Javier Fernández López. Quienes analizan los contenidos sociales y esperanzas populares de aquella primera asamblea democrática, la aún fuerte censura religiosa sobre la ley de imprenta, el origen de la división de poderes, el papel de los diputados aragoneses, o la vigencia de aquella primera Carta Magna en el Trienio Liberal. Una preciosa edición, con muy buenas ilustraciones.

 

3, El 5 de marzo

Sobre la monumental, documentadísima y acertadamente ilustrada edición que la Institución Fernando el Católico hace del libro de Raúl Mayoral Trigo, El cinco de marzo de 1838 en Zaragoza. Aquella memorable jornada, me permito reproducir y suscribir un preciso párrafo del director de dicha entidad editora, Carlos Forcadell en el prólogo: “Que la memoria es algo diferente de la historia queda paladinamente demostrado por el hecho de que algo puede desaparecer de la memoria, individual o colectiva, pero no de la historia, del tiempo pasado que los profesionales reconstruyen mediante la investigación. La recogida crítica y erudita de documentación que se ha realizado para preparar este libro, el método para interpretar y explicar, la narración, excepcionalmente eficaz, como comprobará el lector, avalan esta recuperación, ahora histórica e historiográfica, de aquella memorable jornada…”

 

4, Jerónimo Borao

José Eugenio Borao Mateo, historiador zaragozano de muy singular e interesante trayectoria, afincado desde hace un cuarto de siglo en la Universidad Nacional de Taiwn, publica un lúcido estudio sobre el intelectual decimonónico de su mismo apellido, Jerónimo Borao y Clemente (1821-1878). Escritor romántico, catedrático y político aragonés (Institución Fernando el Católico). Ubica al personaje biografiado en el romanticismo aragonés formado, al menos, por el grupo de literatos como Miguel Agustín Príncipe, José María Huici, Braulio Foz y Manuel Lasala, que si no llegó a generar un renacer a la catalana, inició los pasos de todos ellos, sobre todo de Foz y Borao, hacia superiores empresas. Borao, tres veces rector universitario, diputado en las Cortes constituyentes del Bienio Progresista, historiador, crítico, filólogo, es posiblemente el aragonés más “completo” del tercio central del XIX. De ahí que el biógrafo procure singularizarle del grupo, estudiar su obra, sus ideas, sus relaciones. Todo ello en una edición primorosa, con diseño y grabados que esta nueva colección de biografías y memorias prodiga.

 

5, García Gárate

Dentro de estas sorpresas y alegrías bibliográficas, nos llega una inesperada realmente, por su origen, temática y desarrollo. Se trata de la monumental (600 páginas) y admirable biografía de Román García Gárate. Maestro, alcalde y patricio aragonés (Ayuntamiento de Albalate del Arzobispo y Editorial Círculo Rojo), realizada con un trabajo y entusiasmo ejemplares por un nieto suyo, Emilio García Gómez, gran erudito, catedrático de instituto, doctor universitario, trotamundos académico, autor de muchos libros y artículos. Como buen historiador, el autor sitúa al biografiado (Albalate, 1877-1966) en el contexto en que se forma, las Normales, el sistema educativo de la Restauración. Le acompaña con cuanta documentación ha encontrado, por sus escuelas, las aragonesas de Fuentes y Paniza, y otras en Navarra y Soria, para regresar a Nonaspe, Urrea de Gaén, Sástago, Caspe y Albalate, donde será alcalde y escribirá la célebre y utilísima Guía General de Aragón, Navarra, Soria y Logroño (1924), que hace mucho califiqué de “un Madoz del siglo XX”. Maestro luego en Bilbao, activará su Centro Aragonés, realizará muchas actividades culturales, aragonesistas, regresando a Sierra de Luna. Suscita sorpresa esa itinerancia, más de lo habitual en los cursus honorum de maestros, militares, sacerdotes, y otros funcionarios.  Indague el lector, pregúntese en la maraña ordenada pero selvática de datos, hasta descubrir, seguro, las claves de una vida larga, plena, de un laborioso, inteligente, prudente maestro.

 

6, Sabio, La Cámara de Teruel

Era una tarea difícil, complicada, buscando agujas en pajares varios. Pero Alberto Sabio Alcutén, un avezado historiador acostumbrado a bregar en todas las esferas (social, económica, política), en todos los archivos y bibliotecas a su alcance, asumió y ha realizado con impecable maestría una historia del empresariado turolense contemporáneo. Su libro El siglo XX en Teruel a través de la Cámara de Comercio e Industria, editado por esa entidad, es una prueba de que no hay tarea imposible, sino ardua y para bregados y laboriosos autores. El libro, enmarcado por la evolución económica provincial durante el pasado siglo, recorre los acontecimientos camerales, la legislación, los proyectos e ideas, las luchas por sacar esa deprimida provincia de sus males. Atiende mucho a los protagonistas, lo que supone  presentarnos a los grandes nombres que dirigieron no sólo sus empresas y, temporalmente, la Cámara, sino también, a veces con mano férrea, la vida política y social: pienso en las sagas de los Asensio, Ferrán, Muñoz y otros, o sus representantes en la entidad. Una edición muy cuidada, con magníficas y oportunas fotografías, se ve coronada por un largo Epílogo del prestigioso periodista de Heraldo de Aragón, José Javier Rueda, especialista en temas económicos, que aborda “La década del euro y la reivindicación, 2000-2010”. Un libro necesario y útil a cuantos se interesen por Teruel y su pasado más o menos reciente.

Deja un comentario