Tensión democrática - 14/05/14

14 de mayo de 2014, núm. 160-166

democracia160

Entrevista a Joaquín Santos*

autor del libro El síndrome de Katrina

http://youtu.be/t_7l3mMfOqM

161

Elecciones europeas

161.1. Europa importa poco, Antonio Aramayona*

Muchas de las opciones electorales llevan puesta una coraza de grandes frases a prueba de realidades

El Preámbulo del Tratado para establecer una Constitución Europea del año 2003 hablaba de «los valores universales de los derechos inviolables e inalienables de la persona humana, la democracia, la igualdad, la libertad y el Estado de Derecho», como fundamento esencial de la Unión Europea. Hoy solo me viene a la cabeza la reforma perpetrada en agosto de 2011 del artículo 135 de la Constitución Española, en la que, bajo la presión de los poderes fácticos políticos, financieros y económicos imperantes en Europa, quedó establecido el principio de «estabilidad presupuestaria», a fin de asegurar la dictadura de la amortización del déficit en beneficio de los grandes capitales acreedores y la demolición del estado de bienestar y de no pocos derechos y libertades de la ciudadanía. (Para convocar un referéndum al respecto bastaba solo con el 10% de los miembros del Congreso o del Senado…)

http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/opinion/europa-importa-poco_941690.html

161.2. Las Cortes Generales y el (des)control de la toma de decisiones en la Unión Europea, Raúl Rodríguez (@rauligrm)

La complejidad del proceso de integración y los problemas propios del sistema de partidos español, plantean dificultades para compaginar dos sistemas de toma de decisiones tan diversos

Las Cortes Generales participan en la toma de decisiones en la Unión Europea mediante tres mecanismos fundamentales. El primero de ellos afecta al proceso legislativo dentro de la Unión, por una parte, recibiendo información de las iniciativas legislativas de las Instituciones de la Unión y pudiendo pronunciarse sobre ellas y, por otra, a través del control de los principios de subsidiariedad y proporcionalidad. El segundo de los mecanismos hace referencia a las decisiones políticas que se toman en los Consejos Europeos y la influencia de las Cortes en el Gobierno. Finalmente, las Cortes Generales intervienen en la negociación de los tratados de reforma de la Unión.

http://www.eldiario.es/agendapublica/proyecto-europeo/Cortes-Generales-descontrol-Union-Europea_0_259674745.html

161.3. ¿Déficit democrático en Europa?, Juan M. Blanco

En su origen, la Comunidad Europea se dotó de una burocracia técnica, deliberadamente aislada de la lucha partidista. Supuestamente neutral, capaz de ejercer tareas de armonización y homogeneización en los mercados. Con funciones comparables a los entes reguladores nacionales. Y un funcionamiento que debía basarse en la despolitización, la independencia y la observancia de los procedimientos. A pesar de sus muchos defectos, estas burocracias adquirían mucho lustre al compararse con los manipulados y partidistas organismos patrios. Los europeos intentaban fijar reglas comunes para un mercado único, en dura pugna con las comunidades autónomas, siempre empeñadas en establecer barreras, en imponer regulaciones distintas a las del vecino. Los burócratas europeos podrían ser antipáticos y aburridos pero casi siempre preferibles a la última astracanada del cacique o «conselleiro» autonómico de turno.

Aunque el sufragio es parte importante, la democracia no consiste sólo en votar. Son fundamentales las reglas electorales, la información disponible, el carácter de la representación o los debates que marcan la campaña. No se trata de introducir una papeleta de cualquier modo, por impulso o simpatía. El sufragio debe ser informado, consciente, promoviendo una eficaz representación y un adecuado mecanismo de control.

En España nunca hubo información suficiente, mucho menos debate o controversia, sobre asuntos europeos. En España éramos los más europeístas sin plantearnos el significado

http://vozpopuli.com/blogs/4396-juan-m-blanco-deficit-democratico-en-europa

161.4. Falciani, el candidato fantasma del 25-M que no podrá dar la cara en ningún mitin

El informático Hervé Falciani, responsable de la lista que lleva su nombre y que ha puesto a miles de presuntos evasores fiscales contra las cuerdas, se presenta como cabeza de cartel y candidato número uno del nuevo Partido X, pero ni podrá pedir el voto a pie de calle ni protagonizar grandes mítines. De hecho, oficialmente, no estará en ningún acto de campaña por razones de seguridad y para que su vida no corra peligro. Es el ‘candidato fantasma’ o el anticandidato de estas elecciones europeas en las que, cuando intervenga, lo hará siempre por sorpresa y con pocas horas de preaviso.

http://www.elconfidencial.com/espana/2014-05-14/falciani-el-candidato-fantasma-del-25-m-que-no-podra-dar-la-cara-en-ningun-mitin_128082/

161.5. Regeneración democrática para una Europa de las personas, Florent Marcellesi

Candidato de EQUO a las elecciones europeas

http://blogs.publico.es/otrasmiradas/2209/regeneracion-democratica-para-una-europa-de-las-personas/

161.6. El gobierno de Europa. Reflexiones políticas y gobernanza económica

Vídeos de la Jornada de la Fundación Manuel Giménez Abad, en colaboración con el Centro Studi sul Federalismo, celebrada el 7 de mayo de 2014, Palacio de La Aljafería, Zaragoza

161.6.1. Política europea y organización institucional. El rol del Parlamento Europeo

El Gobierno de Europa: crisis de representación y revisión de los procesos de adopción de decisiones en sistemas políticos multinivel, Elena García Guitián

Elecciones europeas y auge del euroescepticismo, José Ignacio Torreblanca Payá

Parlamento Europeo, grupos políticos y sistema de partidos europeo, Graciela López de la Fuente

Medios de comunicación y espacio público europeo, Miguel Ángel Benedicto Solsona

http://www.fundacionmgimenezabad.es/index.php?option=com_weblinks_video&view=category&id=226&idv=433&av=2014&limitstart=&Itemid=100823

161.6.2. «La gobernanza económica»

La política monetaria y fiscal en la Unión Europea, Antonia Calvo Hornero

El marco de gestión de crisis europeo: ¿un modelo equivocado?, Ignacio Tirado Marti

El gobierno de la economía en la Constitución europea multinivel, Josu de Miguel Bárcena

Economic Governance and Supreme Courts, Giácomo Delledonne.

http://www.fundacionmgimenezabad.es/index.php?option=com_weblinks_video&view=weblink_video&view=category&id=226&Itemid=100823&idv=433&av=2014&limitstart=&vidp=2

161.6.3. Algunos Textos

Elecciones europeas y auge del euroescepticismo, José Ignacio Torreblanca Payá

http://www.fundacionmgimenezabad.es/images/Documentos/2014/20140705_epp_presentacion_torreblanca_paya_es_o.pdf

Medios de comunicación y espacio público europeo, Miguel Ángel Benedicto Solsona

http://www.fundacionmgimenezabad.es/images/Documentos/2014/20140705_epp_benedicto_solsona_ma_1_es_o.pdf

Economic Governance and Supreme Courts, Giácomo Delledonne.

http://www.fundacionmgimenezabad.es/images/Documentos/2014/20140705_epp_barcena_j_miguel_es_o.pdf

161.7. Más cohesión para el bienestar europeo, Manuel de la Rocha Vázquez / Jonás Fernández Álvarez

Muchas de las ideas para gobernar el euro se alejan del pacto fundacional

Si se cambia el Tratado de la Unión, debe reforzarse el modelo social

http://elpais.com/elpais/2014/04/29/opinion/1398765812_426738.html

162

¿Por qué nos preocupa menos la inmigración que en Europa?, José Fernández-Albertos

Al analizar los efectos que la actual crisis económica está teniendo en España en comparación con el resto de sociedades europeas llama la atención la relativa ausencia de conflicto político en torno a la inmigración en nuestro país. Con algunas excepciones muy menores, el discurso contra la inmigración está prácticamente ausente en las contiendas electorales. Y no es (sólo) mérito de los partidos. Es la propia sociedad la que, tanto en época de bonanza como en crisis, no ha visto la inmigración como un problema o, en todo caso, de una dimensión mucho menor que en la mayoría de nuestros vecinos europeos

La conclusión es bastante triste: al menos parte de la explicación de por qué nuestra sociedad ha tolerado tan bien a los inmigrantes es porque tenemos un mercado de trabajo y un estado del bienestar que ya se han encargado de penalizarlos.

http://www.eldiario.es/piedrasdepapel/preocupa-inmigracion-Europa_6_259734030.html

163

La lección cero, Ángel Gabilondo

La dignidad inalienable, la singularidad insustituible hacen de todos y cada uno, de todas y cada una, alguien con sentido pleno. La autonomía, como capacidad de elegir libremente con condiciones de posibilidad, también de respetar y de ser respetados, de ser libres e iguales, se sustenta en una permanente toma de postura activa contra la inequidad y a favor de la no discriminación. Es llamativo que nos veamos en la necesidad no ya de repasar, ni de recuperar, sino de retornar a la lección cero. Esta no es ni siquiera lo inicial, aquello por lo que empezar, antes bien la condición de posibilidad de cualquier comienzo que origine realidades justas y eficaces.

Ya no basta con comenzar ni tan solo por el principio. Hemos de desplazarnos del plano en el que nos encontramos. Y no precisamente para huir por elevación (…) Son tiempos para el cultivo de la evocación y apropiación y actualización de quiénes somos. Y de luchar contra lo inhumano que tantas veces habita en el corazón del propio ser humano, hasta la indiferencia y la crueldad fría y desmemoriada, la que ya no siente, ni padece, ni se reconoce. Y ello empieza por abordar la pobreza, en todos los sentidos, que es la gran exclusión, la gran soledad. Y de dar prioridad a quienes la padecen.

En todo caso, la lección cero más se comparte que se imparte, más se distribuye que se reparte. Se convive en ella, tanto que viene a ser todo un caldo de cultivo y de cultura, un espacio. Ya señala Deleuze que “una buena clase se parece más a un concierto que a un sermón.” No reclama, por tanto, el asentimiento, ni la adhesión. Lejos de la voluntad proselitista, o de proponer consignas y recetas, convoca a intervenir para que la concordancia entre el sentido y el sonido sea más justa y limpia. Y así su decir resulta más poético, no siempre lírico, pero sí más creativo. Después de la lección cero no viene, sin más, la lección uno, viene la posibilidad de aprender que enseñar es dar y darse conjuntamente, en la conjugación de forma y contenido. Ésta es su valía. Y su valor. Y que es cuestión de crecer juntos, no unos a costa de otros.

http://blogs.elpais.com/el-salto-del-angel/2014/05/la-lecci%C3%B3n-cero.html

164

Autodeterminación, derecho a decidir y democracia

164.1. Ser minoría no es una desgracia, José Álvarez Junco

El problema es que derecho avala dos principios incompatibles, el de autodeterminación y el del respeto a la integridad nacional. El primero sería aplicable a quienes carezcan de instituciones democráticas o sufran discriminación

Pero lo verdaderamente insoluble es la definición del “pueblo” en sí, es decir, la definición del demos que tiene derecho a autodeterminarse.

El angélico presidente Wilson, en sus célebres Catorce puntos, proponía resolver los problemas europeos sustituyendo los imperios multiétnicos por Estados culturalmente homogéneos. La conferencia de paz de París, consiguientemente, creó una decena de Estados nuevos y añadió o restó territorios a los existentes —según, ay, que hubieran apoyado a vencedores o vencidos en el conflicto. Pese a la buena voluntad de sus creadores, a la Sociedad de Naciones y a las cláusulas de protección de minorías, la fórmula fue un desastre: los nuevos mini-Estados eran inevitablemente multiétnicos —y ahora, al ser nacionales, maltrataban de verdad a sus minorías—, surgieron agravios, clamores por territorios irredentos, y, al final, se abrió el camino a los fascismos. No escarmentados, hace solo un cuarto de siglo, al disolverse Yugoslavia y la URSS, volvimos a crear Estados nuevos (esta vez una veintena), siempre en busca de la homogeneidad cultural. Y ahí se inscribe el actual lío ucranio.

La solución es aceptar que el sujeto soberano no tiene que coincidir con una comunidad étnica

En cuanto a la pertenencia a una minoría, acostumbrémonos a ello, porque nuestras sociedades son y serán cada vez menos homogéneas culturalmente. Disfrutemos de la variedad cultural. Pertenecer a una minoría, siempre que no reciba trato discriminatorio, no es ninguna desgracia.

http://elpais.com/elpais/2014/05/12/opinion/1399905224_893666.html

164.2. El deber de persuadir. Aurelio Arteta

Pocas decisiones públicas más cruciales que la secesión, que crea una nueva comunidad política a fuerza de deshacer otras dos.

La moral internacional reconoce la secesión de una parte del territorio de un Estado tan sólo como un derecho remedial, algo que pone fin a una cadena de abusos o violaciones de derechos perpetradas por ese Estado frente a la comunidad que demanda separarse de él. Pero ¿cuáles son, en nuestro caso, esos abusos y discriminaciones tan insufribles?

¿Qué significa la democracia para el ‘pueblo’ catalán y sus intérpretes? El puro ejercicio de su voluntad sin restricción ninguna. Los argumentos sobran y tienden a imponerse, sobre todo, las emociones nacionales

Un parlamentario nacionalista repetía en el hemiciclo el eslogan secesionista: “Si se quiere, se puede”. Que se pueda no querer porque no sea razonable ni legítimo quererlo, eso al nacionalista no le cuadra: en política —democrática o demagógica, qué más da— importa la decisión, no la reflexión. A lo más, la negociación de amenazas y promesas, porque hace tiempo que la democracia habla el lenguaje del mercado. Los argumentos sobran porque, oiga, no pretenderá usted convencernos, ¿verdad? Los juicios valen sobre todo si son prejuicios y a los prejuicios los traemos ya desde casa y los colegas se encargan de reforzarlos para que nadie se salga del rebaño.

Los representantes del pueblo catalán en el hemiciclo coincidieron en considerar democrático el proceso de independencia porque así lo quiere “la mayoría del pueblo catalán”. Se les olvida que tal número será de hecho nada más que una minoría de todos los afectados por esa secesión. Ignoran también que sólo al final la democracia consiste en un procedimiento de toma de decisiones mediante la regla de la mayoría. Antes que eso, es un principio público que atribuye igual libertad a los sujetos políticos. Lo primero que toca entonces preguntarse es si las premisas de lo puesto a votación y sus efectos previsibles respetan los derechos de los ciudadanos iguales y libres.

Pues no: la iniciativa nacionalista sólo viene a respetar a lo más los derechos de los ciudadanos catalanes, pero no los del resto de españoles. Ciudadanos iguales en derechos serían los catalanes entre sí y frente a ellos seríamos desiguales todos los demás; al votar, aquéllos ejercerían su libertad política, pero al precio de maniatar la nuestra. Si se celebrara esa consulta, en suma, el resultado más favorable a quien la convoca no será ni mayoritario ni mucho menos democrático.

http://elpais.com/elpais/2014/05/07/opinion/1399478211_770312.html

165

El proceso catalán

165.1. Ni nacionalistas ni identitarios, Salvador Cardús i Ros en La Vanguardia

Se mantienen vivas dos confusiones que se utilizan siempre para descalificar el proceso y que quizás desde Catalunya no hemos sabido discutir adecuadamente. Me refiero a las ideas que la aspiración a un Estado propio es de naturaleza nacionalista, y que su base popular es de carácter identitario.

El proceso de reconstrucción nacional catalán que encontró acomodación en el modelo autonómico era –y se reconocía a él mismo– como “nacionalista”. Y si por eso se entiende el proceso a través del cual se rehace una voluntad política de carácter nacional en un territorio, el calificativo es adecuado. Y puede decirse que fue un éxito. Ahora bien, desde finales del 2006 al 2012 se abandona el nacionalismo y se entra en una nueva fase de afirmación desacomplejadamente nacional. Eso que ahora algunos viven como un clima de coacción es simplemente la expresión de un cambio de hegemonía nacional, sí, pero no de homogeneización ideológica. A nadie se le ocurriría confundir el vínculo con la nación norteamericana, francesa, o española –calificado de patriotismo– como una manifestación de falta de pluralidad social o de cierre ideológico.

Respecto a la supuesta base identitaria del proceso, su superación definitiva ha coincidido con el final de la etapa nacionalista. Los fundamentos identitarios del catalanismo de finales del XIX pronto fueron puestos en cuarentena a causa de la realidad demográfica del país. Vistos los movimientos de población del siglo XX, si se hubiera mantenido en una razón meramente identitaria, el catalanismo habría desaparecido hace ya algunas décadas y sólo quedaría de él una versión folklórica. Sin embargo, la superación de la etapa nacionalista es lo que hace posible su plena manifestación. Ahora mismo, el modelo identitario catalán es de proyecto, de aspiración, de horizonte, y no de preservación de un pasado mitificado que no sería compartido por la mayoría social que, en cambio, sí asume la voluntad soberanista –para el sí o para el no– de decidir el futuro.

http://www.caffereggio.net/2014/05/14/ni-nacionalistas-ni-identitarios-de-salvador-cardus-ros-en-la-vanguardia/

165.2. Madrid, ¿más abierto que Rajoy?, Joan Tapia

El coloquio del pasado lunes del Foro de Foros sobre la viabilidad económica de una Cataluña independiente permitió que un selecto grupo de la diversa sociedad madrileña escuchase con atención e interés a dos economistas catalanes que defendieron –con educación pero sin pelos en la lengua– la viabilidad de una Cataluña independiente.

Y mientras las posiciones políticas de los dos Gobiernos están cerradas, tanto los economistas madrileños que creen que la independencia sería negativa –José Luis Feito, presidente del Instituto de Estudios Económicos, y Emilio Ontiveros, presidente de Analistas Financieros Internacionales– como los catalanes abordaron a fondo la complejidad del proceso y contemplaron posibles vías de solución.

Miquel Puig sostuvo que Cataluña no saldría de la UE por una declaración unilateral de independencia no reconocida por España

Y Oriol Amat afirmó que la solución más probable era un pacto impuesto por la UE. Y concretó que este pacto debería cumplir cuatro requisitos. Uno, la negociación bilateral con el Estado, al margen de otras CCAA. Dos, un acuerdo claro para el reparto de poder y competencias. Tres, una financiación que respetara (con independencia de la discusión sobre el déficit fiscal) la ‘ordinalidad’: que Cataluña no quedara finalmente por detrás de otras CCAA que aportan menos. Cuatro, que el uso del catalán dependiera únicamente de decisiones catalanas.

http://blogs.elconfidencial.com/espana/confidencias-catalanas/2014-05-14/madrid-mas-abierto-que-rajoy_130346/

165.3. Jáuregui plantea disolver las Cortes a finales 2015 para reformar la Constitución

El número dos del PSOE en las europeas considera que el «soufflé» soberanista no bajará en Catalunya sólo con la recuperación económica y si no se actúa pronto, ha dicho, «todo camina hacia el desastre»

¿Por qué se obliga a la comunidad catalana a definirse de forma hamletiana entre ser y no ser, cuando el abanico identitario es más amplio?

Si no tendemos ahora puentes, puede ser que en algún momento no haya gente para pasarlos. Esperar no es la solución»

http://www.publico.es/politica/520512/jauregui-plantea-disolver-las-cortes-a-finales-2015-para-reformar-la-constitucion

165.4. Once posturas en los programas de los partidos sobre el modelo de Estado

Existe una clara diferencia ideológica entre los partidos de la izquierda y la derecha, a favor y en contra, respectivamente, del derecho de los pueblos a la autodeterminación.

http://www.publico.es/internacional/520129/once-posturas-en-los-programas-de-los-partidos-sobre-el-modelo-de-estado

166

¿Se ha cansado Brasil de ser “el país del futuro”?, Juan Arias

Brasil, el gigante americano, está en una encrucijada. Para algunos con peligro de derrapar en la próxima curva. En este momento todo el mundo está crispado y casi incrédulo. “Brasil es un caos”, es la frase que más se escucha en la calle.

Calificar a Brasil de país del futuro llevaba implícito que aún no era un país adulto sino más bien un adolescente. Acunados por ese mantra, los brasileños se sintieron esperanzados aún sufriendo las garras de la realidad presente, llena de injusticia social, desigualdades dramáticas y servicios públicos de tercer mundo. Ahora, los brasileños quieren ser adultos, sin esperar ese futuro incierto, porque además el reloj de la Historia se ha acelerado.

Brasil forcejea por salir de una situación que ha comenzado a incomodarlo: se ha hartado de ser «el país del futuro» y quiere serlo del presente, ahora. No le bastan promesas, y menos incumplidas. Y quiere un hoy con calidad de vida. El 73% de los brasileños quiere “cambios”, incluso radicales.

Los políticos brasileños deben mantenerse vigilantes ante un descontento difuso y una revolución silenciosa que ha estallado en el país y que puede ser un presagio de tormentas mayores

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/05/13/actualidad/1400006669_073402.html

Deja un comentario