Lugares, personas e ideas - 06/06/14

Michel de Montaigne , Filósofo, Escritor y Humanista (1533-1592)

Castillo de Montaigne, Joaquín Callabed

Castillo de Montaigne, Joaquín Callabed

Michel de Montaigne sigue teniendo actualidad. Sus “Ensayos” siguen reeditándose y su obra es motivo de múltiples estudios. Este filósofo, escritor y humanista nacido cerca de Burdeos descubrió un género literario que sirvió de puente entre el Renacimiento y los siglos posteriores, siendo cultivado por numerosos autores como Camus, Emerson y Locke.

Nació en el seno de una familia noble y culta.  Se instruyó desde la cuna en las lenguas clásicas. Sus estudios de Derecho le acercaron a la política y llegó a ser Alcalde de Burdeos. Vivió en una época  con guerras de religiones que supo gestionar.

Étienne de la Bóetie fue la amistad de su vida e influyó en el desarrollo de su obra.

Montaigne creó una forma literaria que llamó “Ensayo”, una especie de autorretrato literario, en el que se pinta a si mismo, y es la materia del libro. Se abría  así una puerta para el librepensamiento, una licencia para lo personal y espontáneo.

 

Educación familiar

Montaigne  nació en el Chateau de Montaigne a 50 Km de Burdeos, propiedad familiar. Su padre Pierre Eyquem, alcalde de Burdeos, ostentaba el nombre de Montaigne por herencia paterna.  Su madre nació en Toulouse y descendía de  una familia judía española,  los López de Villanueva  que vivían en  Aragón durante el periodo inquisitorial.

En la educación de Montaigne estuvo muy presente el latín y el griego, ya por enseñanza directa   paterna, bien  por los estudios que llevó a cabo en la Guyena ( hoy Aquitania) donde se instruyó en  poesía latina y griega. Hasta los 6 años no aprendió francés que era la lengua materna. Consta que en 1549 inicia estudios de Derecho en la universidad de Toulouse, y llegó a ser Magistrado y alcalde de Burdeos.

 

Michel De Montaigne

Michel De Montaigne

 

Étienne de la Boétie (1530-1563)

Formando parte del Parlamento de Burdeos, conoció a un brillante juez cuya personalidad le inspiraría y le acompañaría el resto de su vidaEscribió el “ Discurso de la servidumbre voluntaria o el Contra uno”que fue una requisitoria conta el absolutismo y un canto a la tolerancia.

Montaigne describe así su amistad:

“en nuestro primer encuentro, nos vimos tan unidos, tan conocidos, tan comprometidos el uno con el otro que desde entonces nadie nos fue tan próximo como el uno al otro”

Durante 5 años la estrecha relación con su “alter ego” satisfizo la necesidad de revelar su yo, a través de sus escritos.

 

Etienne de la Boetie

Etienne de la Boetie

 

Boétie murió con 33 años  debido a la epidemia de peste de la época y fue un duro golpe para Montaigne. En la pared de la entrada de su estudio mencionó su deuda para “el más tierno, dulce y cercano compañero; no ha habido en nuestra época nadie mejor, más culto, mas encantador y más perfecto.

Michel de Montaigne , privado terriblemente de su sostén tan querido de su vida dedica este homenaje  para el cultivo de su memoria”

Buscó la forma de sustituir con sus “ensayos” las conversaciones con su mejor amigo. Aquí abrió su camino para escritores de  siglos venideros.

 

 Françoise de la Chassigne

En esta situación de la pérdida de su amigo se casó con Françoise de la Chassigne (1565).

Habla así de su matrimonio:“no se casa uno por uno mismo, se casa uno tanto o más por la posteridad, por la familia. Por ello prefiero que lo organice mejor un tercero que los interesados”.

Montaigne insistía en que la amistad y no el amor debía ser el vínculo del matrimonio.

De los 6 hijos que le dio su esposa solo uno superó los primeros meses.

 

Guerras de religiones

La época en la que vivió Montaigne tenía un fuerte componente religioso y combinado con guerras de religiones. En 1517 Martín Lutero  lleva a cabo la reforma protestante;en 1536 Calvino publica los fundamentos de su doctrina;en1545  se celebra el Concilio de Trento; en 1567 comienzan las guerras de religión en Francia hasta 1598 y en 1572  sucede la matanza de San Bartolomé.  En 1635 Francia entra en la guerra de los 30 años.

 

La matanza de San Bartolome

La matanza de San Bartolome

 

Era el tiempo de guerra de religiones. El término “hugonote” comenzó a utilizarse para designar la secta protestante, que ejercía su influencia en el suroeste de Francia. En 1572 cuando comienza a escribir sus “Ensayos” sucedió la matanza de San Bartolomé”, ordenada por Catalina de Medicis en París, aprovechando la boda de su hija con Enrique de Navarra, que luego se convertiría en Enrique IV. También la matanza de Burdeos acabó con millares de personas muertas.

El padre de Montaigne se había mostrado tolerante permitiendo que sus hijos se adscribieran al credo religioso que eligieran.

 

Retiro de la vida pública

Montaigne que había estado 13 años en el Parlamento de Burdeos, decidió abandonar la vida pública y los viajes  para dedicarse al estudio, meditación y lecturas de Plutarco y Séneca. Dijo que  “a quienes me preguntan la razón de mis viajes les contesto que se bien de que huyo  pero ignoro lo que busco”.

Emprendió al cabo de un año la publicación de sus “Ensayos”.

El día que cumplió 38 años colocó una inscripción en latín cerca de la puerta de su biblioteca “Retiro de la vida pública”

“Michel De Montaigne, cansado de la servidumbre de la corte y de los cargos públicos, se retiró al seno de las musas, donde rodeado de la serenidad y libre de toda responsabilidad pasará lo poco que le queda de vida…. Y la ha dedicado a su libertad, tranquilidad y ocio”

Por recomendación de su padre tradujo del latín al francés una obra de teología poco conocida del erudito español Raimon Sibiuda titulada “Teología natural o libro de las criaturas”. Le dedicó la traducción el mismo día que moría el progenitor.

Terminado su libro se dirigió a Italia, buscando balnearios para aliviar sus cálculos renales. Fue recibido por el Papa Gregorio XIII. Sus “Ensayos” revisados por un censor papal solo tuvo ligeras correcciones.

Debió volver a Burdeos donde había sido elegido alcalde y tras desempeñar el cargo  con diversas funciones diplomáticas pudo volver a retomar la paz de su estudio en 1585 que servirían para revisar y completar su obra. Consideraba que “la verdadera libertad es el dominio absoluto de si mismo”

 

Marie de Gourmay

En 1588 cuando se hallaba en París en una de sus misiones diplomáticas conoció a la deslumbrante y culta Marie de Gournay (1566-1645). Una joven de 22 años que admiraba sus ensayos y le había escrito para conocerle personalmente. Montaigne vivió en su casa algunos meses mientras le dictaba fragmentos de sus ensayos y designó a Marie su agente literario. A su muerte Marie preparó la edición abreviada de los ensayos de 1635. Pasó el resto de su vida editando y defendiendo las obras de Montaigne. Fue bien acogida por la familia del escritor.

 

EL ENSAYO.

Montaigne el “Ensayo”, para él llamado autorretrato literario, el pintarse a si mismo, ya que era  la materia del libro. Se abría así una puerta para el librepensamiento, una licencia para lo personal y espontáneo.

Como antecedentes de escritos tratando de reflexión personal pueden citarse los de “Moralia” de Plutarco, sobre conducta moral así como las “Meditaciones” de Marco Aurelio, con aforismos de preceptos morales.

La intención de Montaigne no es dar una lección de moral sino describir su intimidad en una continua transformación y contradicción.

Su objetivo no es elaborar una filosofía ni prescribir una moral sino tan solo “observarse de cerca. No se trata  aquí de mi ciencia sino de mi estudio y no se trata de la lección de otros sino de la mía”.

“Estos son mis sentimientos y mis opiniones. Los presento como lo que creo yo mismo, no como lo que realmente se debe crear”

“Yo mismo soy la materia de mi libro”, explica en el prólogo de sus noventa y cuatro ensayos. Los títulos son variados y heterogéneos” “De los mentirosos”, “Del hablar pronto o tardío”,  “De la ociosidad” ,“De la inseguridad de nuestro juicio”, “De los olores”,  “De las oraciones”, “De la grandeza romana”, “De no fingir enfermedades”, “De los caníbales”…

Con los “Ensayos” se había descubierto a si mismo y había comenzado a explorarse y luego había creado un “yo en palabras”. Su obra le llevó 9 años de trabajo.

 La proyeccion del ensayo

El ensayo que para Montaigne era un término autocrítico, una forma de verter las confesiones de la intimidad esquiva del yo, sería en siglos posteriores emblema de afirmaciones y declaraciones. Como la novela y la biografía llegaría a ser vehículo y catalizador de la modernidad. Sería también una forma de compartir la individualidad de los otros.

 

Ensayos de Montaigne

Ensayos de Montaigne

 

El ensayo fue género adecuado para las especulaciones políticas de John Locke, Emerson, para sus doctrinas filosóficas; para la filosofía existencial de Camus, los criterios de Thomas Mann y las fantasías de George Orwell.

La razón de existir del ensayo era la convicción de que los pensamientos, sentimientos, dudas, certidumbres y contradicciones de una persona merecen ser expuestos y convertirse en objeto de la atención de otros.

Se enfrentó a los dogmatismos y abre caminos críticos para la comprensión de la historia y de la cultura. Es un gran puente entre el Renacimiento y la edad moderna. Su obra tiene una perenne actualidad.

Leave a Reply