Tensión democrática - 05/06/14

5 de junio de 2014, núm. 39-47

democracia39

Podemos

39.1. Regreso del futuro, Belén Barreiro

(Publicado hace dos años)

No hace ni una hora del anuncio por parte del portavoz del Gobierno de los resultados de las elecciones. Los pronósticos de los últimos meses se confirman: nos convertimos en el quinto país europeo que pone fin a su tradicional sistema de partidos

En las filas de los dos principales partidos, el Partido Conservador y la Alianza Social Demócrata, se han producido ya varias dimisiones en cadena. En sus sedes, un puñado de militantes y simpatizantes viven con desesperación estos momentos. Los conservadores han resistido algo mejor que los socialdemócratas. Juntos, en todo caso, no suman más que el 38% del voto.

Partido Radical (PR) celebra lo que hasta hace unas horas era una incierta victoria. La nueva fuerza política se define a sí misma como una “plataforma”: rechaza explícitamente el uso de la palabra “partido”. Se trata de una agrupación variopinta de ciudadanos, asociaciones y movimientos sociales…

EL PR nace de dos fracturas. La primera, la que se produjo entre quienes gozan de una vivienda en propiedad y un trabajo estable, y quienes, por haber nacido años más tarde, han visto usurpados una parte de los derechos sociales que sí tenían sus padres. La fractura, por tanto, es aparentemente generacional. En la práctica, sin embargo, la fuente del conflicto no es la edad sino los derechos asociados a la misma. Resulta llamativo que ninguno de los partidos tradicionales haya entendido a tiempo la magnitud de esta nueva fractura social.

La segunda fractura tiene, en gran medida, su origen en la crisis institucional que ha convivido con la recesión económica en estos últimos años. Una larga lista de escándalos y errores ha ido salpicando a casi todas las instituciones de la democracia

La fractura generacional y la crisis institucional amenazan el futuro de la democracia. Aún estamos en 2012. Hay tiempo para reaccionar. Es urgente hacerlo

http://elpais.com/elpais/2012/06/22/opinion/1340380077_562677.html

39.2. Elecciones europeas: el fenómeno Podemos, José Juan Toharia

No era previsible el resultado final logrado por “Podemos” en la magnitud real que acabó adquiriendo. Los sondeos preelectorales de Metroscopia detectaron un tendencia ascendente de Podemos que parecía poder terminar logrando entre el 4% y el 5% del voto emitido y un máximo de 3 escaños. Finalmente logró el 8% y 5 escaños. ¿Cómo explicar la diferencia entre la cifra máxima estimada y el resultado real final? Los datos disponibles sugieren la existencia de decisiones de última hora, indetectables por tanto por sondeo alguno.

• Predomina el voto masculino sobre el femenino (12 puntos de diferencia).

• Casi la mitad son votantes de edad media (35-54 años)

• Se trata, en conjunto, de un electorado que, globalmente, tiene un llamativo nivel educativo.

• En las anteriores elecciones europeas (2009) la mayoría (34%) votó al PSOE, el 17% a IU y el 5% al PP y un 2% a UPyD. Un 11% tienen entre 18 y 22 años y no tenía entonces edad de votar.

• Solo la mitad dice que volverá a votar por Podemos en las próximas elecciones generales

• En ningún caso votarían al PP el 95%, ni al PSOE el 43%.

http://blogs.elpais.com/metroscopia/2014/06/elecciones-europeas-el-fenomeno-podemos.html

39.3. Podemos, punta de un iceberg, Raimundo Viejo

El análisis de Podemos no puede ser circunscrito a la arena electoral.

Debe situarse en un contexto que se remite, como poco, a la irrupción del 15-M y de la PAH.

En primer lugar, el voto de Podemos solo es una impugnación en positivo del régimen o, si se prefiere, de la democracia realmente existente

En segundo lugar, el voto Podemos ha requerido para su articulación de una triple crisis del régimen producida con anterioridad: crisis de legitimidad (el célebre “no nos representan” del 15M), crisis institucional (corrupción, impunidad, etc.) y crisis de institucionalidad (fracaso de la forma partido, IU incluida).

En tercer lugar, el voto de Podemos no ha sido un voto de partido, sino un voto contingente, reflejo del cambio profundo en la constitución material de la sociedad que se ha operado en las últimas décadas

http://www.eldiario.es/contrapoder/Podemos-elecciones-movimientos_sociales_6_267433295.html

40

Renovación PSOE

40.1. Los barones, el paraguas de Susana y un verso de Ángel González, Manuel Rico

La calle, los ciudadanos que se han alejado de las sedes socialistas no se merecen solo un cambio de cara en la cúpula.

¡Cuidado! Susana Díaz es un capital de enorme valor para el progresismo de nuestro país pero al que las prisas, siempre malas consejeras, y la necesidad de “paraguas frente a la tormenta” de ejecutivas regionales que prefieren que los problemas vengan resueltos sólo desde arriba sin asumir responsabilidades pueden desaprovechar, cuando no echar a perder.

Ángel González escribió un verso magistral hace muchos años: “Te llaman porvenir porque no vienes nunca”.  Un verso aplicable también a la utopía y a no pocos sueños. La renovación del PSOE es algo similar al porvenir de Ángel González: no viene nunca. Al menos, hasta el momento sigue “por venir”. Y el gran peligro es que la histeria de los barones tras la derrota europea tenga como plasmación la búsqueda de las respuestas en una cara, en una solución individualizada, en el personalismo  puro y duro: es decir, en un salvador (en este caso, una salvadora. Dicho de otro modo (lo digo porque así lo ha expresado la mayoría), en la figura de la presidenta de Andalucía.

El PSOE está ante una nueva oportunidad (quizá no haya más: no está escrito que no pueda dejar de ser primer partido de la izquierda) de renovación profunda y generosa atodos los niveles. Millones de ciudadanos esperan que esta vez sí sepa aprovecharla. Confiemos en que el verso de Ángel González referido al porvenir (“te llaman porvenir porque no vienes nunca”) deje de tener sentido aplicado a la regeneración socialista. Y en que venga.

http://www.nuevatribuna.es/articulo/cultura—ocio/barones-paraguas-susana-y-verso-angel-gonzalez/20140603165059104034.html

40.2. Entrevista al diputado Pedro Sánchez, posible candidato del PSOE

vídeo de 10 minutos

El debate que se está suscitando sobre la continuidad de la monarquía “tiene un tiempo distinto a aprobar una ley orgánica para dar cauce a la abdicación del rey Juan”.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/la-noche-en-24-horas/pedro-sanchez-psoe-republicano-pero-constitucional/2598994/

40.3. Entrevista a José Antonio Pérez Tapias, de Izquierda Socialista y aspirante a la secretaría general del PSOE

“Si llego a ser líder del PSOE lo primero que haré será reforzar una alianza de izquierdas”

“Con las políticas de la última etapa de Zapatero, el partido se desmintió a sí mismo”

“Las bases sí son de izquierdas. Las direcciones, no”

“Debemos poner el antídoto contra ciertos vicios y ciertas patologías de las organizaciones”

“El PSOE debe activar su memoria republicana con todas las consecuencias políticas”

http://www.publico.es/politica/525150/si-llego-a-ser-lider-del-psoe-lo-primero-que-hare-sera-reforzar-una-alianza-de-izquierdas

41

Monarquía, República, democracia

41.1. Comunistas, vascos y catalanes, Enric Juliana en La Vanguardia

El Partido Comunista de España -en Catalunya, el PSU-, Comisiones Obreras, el catalanismo de Jordi Pujol y, con más frialdad, el Partido Nacionalista Vasco, fueron piezas básicas para el asentamiento de la monarquía constitucional en España. Los centristas -azules, tecnocráticos y variopintos- fueron los ingenieros y los socialistas se monarquizaron cuando las tablas y los cables ya estaban tendidos. A Felipe González y a Nicolás Redondo los tuvieron que llevar a rastras a la firma de los pactos de la Moncloa

Treinta y siete años después, lo que queda del PCE es ferozmente republicano. Los principales estandartes del nuevo republicanismo español son dos novísimos actores de la izquierda marxista. Dos treintañeros de verbo fácil, Pablo Iglesias (Podemos) y Alberto Garzón (IU), ambos formados en las juventudes comunistas

Los comunistas vuelven a ser republicanos y los nacionalistas vascos y catalanes serán abstencionistas cuando se valide la sonora abdicación en el Congreso y en el Senado. CiU y PNV no van a despedir a Juan Carlos de Borbón y Borbón con un cordial voto favorable. Treinta y siete años nos contemplan. Una eternidad.

En 1975, la proclamación de Juan Carlos I fue acompañada por una misa Te Deum en los Jerónimos de Madrid, con una homilía memorable del cardenal Vicente Enrique y Tarancón. El Te Deum no fue inscrito en la Constitución aconfesional. Sólo se celebraría a petición del nuevo Rey. En tal caso, oficiaría la ceremonia el cardenal Antonio María Rouco Varela. Efectivamente, 37 años nos contemplan.

http://www.caffereggio.net/2014/06/05/comunistas-vascos-y-catalanes-de-enric-juliana-en-la-vanguardia/

41.2. Felipe VI y los medios, Pablo Sebastián

El resultado de las elecciones europeas con la notoria caída del modelo bipartidista español, la profunda crisis del PSOE tras su batacazo electoral -no inferior al del PP-, la abdicación del rey don Juan Carlos en su hijo y futuro rey Felipe VI, el continuo desafío del secesionismo catalán y el debate de la celebración de un referéndum sobre la Monarquía o República, constituyen una preocupante constelación de acontecimientos que, engarzados entre sí, provocan incertidumbre e inestabilidad en un tiempo en el que los ciudadanos, aún asustados por los efectos demoledores de la crisis, han dado un paso al frente en las elecciones del 25-M y provocado un terremoto político llega a las calles y plazas del país.

Rajoy ha utilizado la crisis para colar un vuelco ideológico y para ‘ajustes de cuentas’ con los medios y periodistas independientes, o los que apoyan opciones distintas a las del PP. Y sería el colmo que ahora utilizara la abdicación y el traspaso de la Corona en su beneficio político y personal, presentándose como el único dueño de la estabilidad. Algo en lo que ahora no le va a la zaga su nuevo amigo y aliado Rubalcaba -al que Rajoy llena de elogios- quien, presentándose como ‘el estadista del PSOE’ no para de maniobrar con el solo objetivo de permanecer en el poder de este partido, al que ha medido en la disyuntiva de monarquía o ruptura y del que de cuya dirección debió desaparecer en la pasada noche electoral.

Que tome buena nota de todo esto el rey Felipe VI a quien todos los españoles de buena fe deben de ayudar en el despegue de su difícil reinado, siempre y cuando actúe con inteligencia, respeto y como Rey de todos los españoles y no solo de los aledaños del poder.

http://www.republica.com/2014/06/04/felipe-vi-y-los-medios_812883/

41.3. Seguir igual, acabar fatal, Josep Ramoneda

La renuncia de Rubalcaba sirvió de tapadera para que el PP pudiera minimizar su desastre electoral, y ahora la abdicación del Rey saca la crisis socialista de las portadas y deja en el olvido el incidente del juez López, que ha tenido que renunciar al Constitucional. Los problemas siembran. Y tarde o temprano rebrotan. La crisis política existía ayer y existirá mañana, aunque sea con nuevo Rey.

Se impone la sospecha de que los dos grandes partidos siempre se pondrán de acuerdo para mantener la situación

El empeño en legitimar al Príncipe con una mayoría parlamentaria del 90% que, por irreal, se distancia más de la opinión ciudadana, genera desconfianza

La agenda reformista debería empezar por abrir el juego —es decir, el espacio y los mecanismos de representación—, sin miedo a pasar del bipartidismo imperfecto al pluripartidismo real; por garantizar la separación de poderes; por asumir el carácter plurinacional de España; por redistribuir el poder de manera más eficiente, resolviendo el desajuste de un sistema muy descentralizado en el gasto y muy poco en la decisión política; por desarrollar la cultura de la función pública y la defensa de un Estado de bienestar en riesgo; por romper la promiscuidad entre política y dinero (no hay corrupto sin corruptor); en suma, por volver a la política.

http://politica.elpais.com/politica/2014/06/04/actualidad/1401904900_667989.html

41.4. Lo que no se dice sobre la abdicación del rey, Vicenç Navarro

Reflejando la inexistente diversidad ideológica de los grandes medios de información españoles, su respuesta a la abdicación ha sido unánime, variando solo en el grado de vasallaje que han expresado en su admiración hacia el Monarca y su entusiasmo hacia su heredero. Este comportamiento señala, una vez más, la enorme distancia existente en España entre el establishment (incluyendo el mediático) y la población. Según la última encuesta del CIS (abril de este año), la Monarquía es una de las instituciones menos populares existentes en España. En una escala de 0 a 10, la valoración es de 3,7.

La abdicación es un intento de revertir el descenso de la popularidad de la Monarquía y, con ella, del establishment español. Refleja su enorme preocupación sobre la viabilidad del sistema político establecido durante la Transición inmodélica, realizada bajo el enorme dominio de las fuerzas conservadoras, que controlaban y continúan controlando el Estado. Ello explica la recurrente apelación a la Constitución española, denominada la Carta Magna (que esas fuerzas dominaron y tutelaron en su desarrollo), como fuente de cualquier legitimidad, presentándola como un documento pactado entre los sucesores de los que ganaron la Guerra Civil (que tenían todo el poder) y los que la perdieron (que acababan de salir de la clandestinidad), y que sería interpretada, en última instancia, por el Tribunal Constitucional, dominado por las fuerzas conservadoras. De ahí la constante referencia a la Constitución como marco que define lo que es o no aceptable por dicho establishment.

El claro hartazgo de la mayoría de la ciudadanía española hacia las instituciones democráticas, reflejadas en el Estado español, se basa no en una oposición a la democracia (maliciosamente definida la oposición a tal Estado como movilizaciones antisistema), sino en la enorme tergiversación de la democracia llevada a cabo por parte de la clase política y funcionarial que controla y gobierna dicho Estado. Es un hartazgo que exige mayor, no menor, democracia, rompiendo con las estructuras, prácticas e ideologías heredadas de la dictadura y que se perpetuaron en el Estado postdictatorial, resultado de una Transición inmodélica por lo enormemente desequilibrada que fue.

Una pieza clave en su perpetuación fue el aparato dirigente del PSOE que, al beneficiarse del bipartidismo, pasó a ser uno de sus máximos defensores. Hay que subrayar que el sistema electoral les benefició como partido (aunque menos que al Partido Popular), pero no como proyecto, pues las estructuras de poder financiero y económico que han dominado el aparato del Estado durante este periodo democrático han dificultado el desarrollo del proyecto socialista.

http://blogs.publico.es/dominiopublico/10171/10171/

41.5. Nuestra prioridad es salir de la crisis, Héctor Maravall Gómez-Allende

Estamos lejos, muy lejos, de una salida de la crisis socialmente equilibrada, solidaria y que reduzca la creciente desigualdad. Estos son los problemas más importantes y profundos de la sociedad española y por lo tanto los que de forma ineludible y urgente deberíamos resolver.

Por si fueran pocos y sencillos los problemas, surge el debate de si monarquía o republica, si referéndum, si reforma de la Constitución. Todo ello se suma a los de por sí complejos problemas de integración territorial que existen en Cataluña y en el País Vasco.

Siempre he sido republicano, y de izquierdas, porque debemos aclarar que hay muchos republicanos de derechas. No nos vayamos a equivocar. Considero que un modelo de estado republicano es más coherente con un sistema democrático. Igualmente pienso que este no es un tema accesorio y la ciudadanía tiene todo el derecho a pronunciarse sobre qué forma de Estado prefiere. Pedir un referéndum es plenamente legítimo.

Dicho esto, al menos la izquierda debemos dejar de agitarnos entre nosotros mismos. Ni estamos en el 14 de abril de 1931 ni Juan Carlos es Alfonso XIII. Tenemos que hacer un esfuerzo de reflexión estratégica, a la que estamos muy poco acostumbrados  (y así nos va) para evitar ser conducidos (y dirigidos) por comentaristas, tertulianos, tuiteros… etc.

¿No tenemos otra cosa mejor que hacer que paralizar, dividir y entretener, más todavía, a la sociedad española sobre si monarquía o república, en lugar de abrir el debate sobre los retos que la globalización impone a España y a Europa?

La izquierda deberíamos mandar un claro mensaje al actual Príncipe de Asturias sobre qué es lo que queremos de él y qué es lo que vamos a exigirle. Situar de manera nítida cuáles van a ser las bases de su legitimación política, que en mi opinión se centran en tres compromisos: reforzamiento del funcionamiento democrático y erradicación de todas las formas de corrupción; lucha contra la desigualdad social, por el bienestar social y el medio ambiente e impulso de una nueva modernización del tejido industrial, las estructuras, servicios, dotaciones y recursos del país.

http://www.nuevatribuna.es/opinion/hector-maravall-gomez-allende/nuestra-prioridad-salir-crisis/20140604180434104097.html

41.6. ¿Monarquía de papel cuché?, Sebastián Lavezzolo

La idea de que la Monarquía es vital para que España no se revuelva y acabe sumida en el caos quizás sea una idea fuerza promovida por las élites políticas y mediáticas, pero, sin duda, no una convicción arraigada en la ciudadanía.

Desde que nos enterábamos de los futuros cambios en la Jefatura de Estado no han parado de sonar y resonar esas dos palabras que recoge una de las preguntas de la encuesta: orden y estabilidad. Los monárquicos de corazón, y los monárquicos de cabeza, esbozan el argumento de la constante monárquica como garantía de equilibrio y armonía en nuestra sociedad. No obstante, hace apenas unos días veíamos de la mano de Ignacio Jurado —también con datos del CIS— cómo la confianza de los españoles en la Corona había caído en picado durante los últimos 15 años. Si en 1998 el 60% confesaba tener un nivel alto de confianza en la Monarquía, en 2013 esta proporción no superaba el 13%. Por tanto, cabe preguntarse: ¿Garantiza hoy la Monarquía el orden y la estabilidad?

Dónde sí encuentra un apoyo indiscutible la idea de que la Monarquía es la garantía de nuestro orden y estabilidad es en el papel cuché. Coincidiendo con la boda del Príncipe Felipe en mayo de 2004, los entrevistados en el mismo Barómetro del CIS respondieron a la pregunta de con qué interés habían seguido las noticias relativas a este acontecimiento. Entre aquellos que habían seguido las noticias del enlace real con mucho o bastante interés el 65% afirmaba que la Monarquía garantizaba el orden y estabilidad de España. Entre los que habían declarado poco o ningún interés en lo relativo a la boda de Felipe y Letizia solo un 35% se manifestaban de la misma forma, y un 48% se mostraba en desacuerdo. Curioso cruce. Curiosa -posible- fuente de legitimidad.

http://www.eldiario.es/piedrasdepapel/Monarquia-papel-cuche_6_267433282.html

41.7. Exigencia civil y democrática, Manuel Muela

El Rey que renuncia ha unido a su condición de Jefe del Estado la de ser fundador del régimen de la Transición.

El Rey que llega poco hereda no tanto la monarquía como un régimen personalísimo hecho a la medida de su padre.

La incertidumbre aumenta, que casi nada es sólido y que, cuanto antes, las Cortes Generales deberían afanarse en buscar salidas para que nuestro país no siga cayendo por la pendiente de la inestabilidad y de la decadencia. Ese sería el último gran servicio que éste Parlamento agónico podría prestar, después del terremoto político del 25 de mayo.

No debe esperarse demasiado del nuevo Jefe de Estado,  quien tiene grandes limitaciones para concederlo, y que lo más razonable y democrático es exigir que el Parlamento mire a la realidad y trate de adoptar iniciativas para construir un nuevo gobierno con los objetivos de restaurar el Estado y de dar cauce a las demandas crecientes de millones de ciudadanos para que unas nuevas Cortes decidan abrir la puerta hacia un futuro mejor.

http://vozpopuli.com/blogs/4476-manuel-muela-exigencia-civil-y-democratica

41.8. Entrevista a Alberto Garzón, autor de ‘La Tercera República’.

El diputado de IU cree que la abdicación del rey Juan Carlos es una oportunidad para abrir un proceso constituyente que culmine con una república en la que los ciudadanos sean “los verdaderos soberanos”

La tradición republicana se contrapone a la tradición liberal que es la que tenemos ahora y que lo que hace es entender la política como delegación por parte de los ciudadanos hacia unas personas que son las más preparadas para tomar decisiones. Eso nos acaba diseñando una democracia como la que tenemos actualmente: uno acaba votando cada cuatro años y el resto del tiempo no hace nada.

No le gusta mucho el término ‘casta’ porque es “tramposo”

Hay mucho que hacer en IU: aumentar la democracia interna de la organización y convertirla aún más en un movimiento social para que sea más atractiva y útil para la gente.

Cuando un dirigente del PSOE dice que sus principios son republicanos pero apoya a la monarquía, lo que nos está diciendo es que los principios para él ocupan un lugar secundario. Hay muchos lugares en este país donde en las elecciones europeas la suma del voto de Podemos e IU fue superior al voto del PSOE. Así que podría darse la circunstancia de que el voto útil cambie de dirección, hacia la izquierda del PSOE

http://www.publico.es/politica/525111/alberto-garzon-yo-no-uso-el-termino-casta-porque-me-parece-muy-tramposo

41.9. Rey Felipe, capicúa catalana, Javier Caraballo

Dos Borbones que reinan en España con el nombre de Felipe, dos fechas separadas por trescientos años y un problema que los une, Cataluña. Felipe V, el primer monarca de los Borbones, y Felipe VI, el último de esa dinastía en llegar al trono de España. El 11 de septiembre de 1714, Felipe V logra vencer en Barcelona, tras un asedio militar, la última resistencia de los partidarios del archiduque Carlos, en la Guerra de Sucesión de la Corona española por el final de la dinastía de los Austrias y el comienzo de la era de los Borbones. Lo que ha ocurrido en los trescientos años que separan el asedio de Barcelona de la proclamación de Felipe VI como rey de España ha sido que aquella fecha primera, el 11 de septiembre de 1714, ha cambiado su significado hasta convertirse en el origen del mayor problema territorial que se plantea hoy en España, Cataluña. Ahora, la guerra de sucesión se ofrece en el imaginario nacionalista catalán como una Guerra de Secesión. Y el 11 de septiembre de 2014, con Felipe VI de rey de España, es la fecha simbólica elegida para el referéndum de la independencia que se pretende celebrar dos días antes, el domingo 9 de noviembre.

Del 11 de septiembre de 1714 al 11 de noviembre de 2014 la historia de España se convierte en un lazo forzado, un regreso a lo que nunca existió. De Felipe V a Felipe VI, Cataluña se convierte en capicúa. Y lo que nadie podrá explicarse en el futuro es cómo fue posible la carambola. Lo demás, todo lo demás, intentar trasladarle a Felipe de Borbón la responsabilidad del entendimiento es la última excusa de quienes no tienen la valentía de expresar en público aquello que temen y rumian en privado.

http://blogs.elconfidencial.com/espana/matacan/2014-06-05/rey-felipe-capicua-catalana_141904/

41.10. La Monarquía no es el problema, Luis Garicano

La deriva republicana e identitaria que está tomando este enfado lleva a un callejón sin salida, conduciendo las energías de los ciudadanos en direcciones improductivas, y haciéndoles ignorar lo que realmente requiere su urgente atención.

Ni yo, ni nadie, tiene una identidad, sino muchas, y todas conviven. Como dice Sen, el “solitarismo” identitario no solo es moralmente peligroso, sino descriptivamente erróneo

En España hay que reformarlo todo, instituciones económicas, políticas y sistema educativo, en profundidad, pero en mi opinión no es necesario ni productivo para ello alterar los dos pilares clave del consenso constitucional: la Monarquía y la unidad de España. Sobre la base del consenso de 1978, el príncipe Felipe es un símbolo de la unión imperfecta de las Españas bajo la que aceptamos unas reglas comunes que permitan a los ciudadanos vivir su vida en libertad.

http://elpais.com/elpais/2014/06/04/opinion/1401895226_732897.html

42

Entrevista a Miguel Ángel Aguilar, por Álvaro Corazón Rural

«Hay una patología en la gran coalición: el encubrimiento»

El asunto del Registro y de Rajoy es impresentable. Es decir, no hay manera de compatibilizarlo. ¿Cómo puede el presidente del Gobierno seguir teniendo una plaza de registrador a su nombre sin haber ido desde hace veinte años? Es una cosa que no cabe en cabeza humana. Como no cabe en cabeza humana que tenga la plaza asignada un interino, que es colindante, que es el amiguito del alma, y que se lleva por ese interinazgo el cincuenta por ciento de la recaudación.

El 15M se burocratizó. Había un plano, creo que aún lo tengo, donde ponía dónde estaba cada uno de los stands. Pasé todas las tardes por la Puerta del Sol porque me pilla aquí al lado. Iba buscando las actas y, como si estuviera en una oficina del ayuntamiento, me mandaban de un sitio a otro, como de ventanilla a ventanilla. Recorrí todo aquello penosamente y al final, pues no había actas. Yo veía que había reuniones, con sus gestos y sus discursos, y quería saber a qué acuerdos habían llegado en cada asamblea, pero nada. Allí me dijeron que estarían en internet, pero tampoco di con ellos.

Luego con los de Rodea el Congreso se me ocurrió decirles que fueran a protestar a donde Esperanza Aguirre, o al Ministerio del Interior, a la Moncloa, pero ¿al Congreso, que es la representación de los españoles? ¿Si nos cargamos el Parlamento después qué queda? ¿Los cuarteles? Mira, ahí no hay dietas.

El público acepta la monarquía por su funcionalidad. Y en España, realmente, la monarquía ha sido funcional. Hasta los republicanos más indudables a lo largo de estos años han podido reconocer sin esfuerzo ninguno que la monarquía ha prestado servicios para salir de la dictadura. Para hacer ese cambio de lealtades tan difícil que tenían que hacer las Fuerzas Armadas, que son un instrumento muy delicado. El rey en ese campo, no solo en ese, pero sí de forma muy relevante en ese, desempeñó una función muy valiosa. Lo que pasa es que las cosas no se mantienen en el aire.

Tengo muy mala opinión de Pilar Urbano. Pésima. Porque la he visto mentir. Y porque la he visto ser incapaz de rectificar.

De todos los libros que se han escrito del 23-F uno de los más interesantes es el del comandante Pardo Zancada, que era el más convencido de los golpistas, y el de ejecutoria más limpia, el que lleva la policía militar de la División acorazada al Congreso. Hizo un libro con la dedicación y el esfuerzo permanente de demostrar la implicación del rey y no lo consiguió.

El periodismo afín al franquismo eran matones, tenían la confianza del régimen y la empleaban en todas las direcciones. Y como los gánsteres que discuten por el reparto del botín, si oían la sirena de la policía huían todos juntos. Es decir, cuando las cosas se ponían mal, cerraban filas.

Pedro J. Ramírez defendía la idea opuesta a la cláusula de conciencia recogida en la Constitución. Decía que debería haber derecho a que si un periodista cambiaba de ideas, el medio pudiera echarle sin indemnización.

http://www.jotdown.es/2014/06/miguel-angel-aguilar-hay-una-patologia-de-la-gran-coalicion-el-encubrimiento/

43

Sin sentido de Estado, Francesc-Marc Álvaro en La Vanguardia

No puedo quitarme de la cabeza, a raíz del conflicto de Can Vies, el impacto que me produce comprobar, una vez más, que en Catalunya hay poco sentido de Estado, lo cual es paradójico en una sociedad una parte importante de la cual se moviliza para conseguir un Estado independiente.

Seamos autocríticos: necesitamos sentido de Estado con urgencia, antes del 9 de noviembre. En esta cuestión, echo de menos la vieja cultura del PSUC de los años setenta

http://www.caffereggio.net/2014/06/05/sin-sentido-de-estado-de-francesc-marc-alvaro-en-la-vanguardia/

44

Un lujo que Europa no se puede permitir, Alejandro Barón / Javier García Toni / Didác Gutiérrez / Álvaro Imbernón

Reino Unido, Suecia o Hungría han defendido en el Consejo que el Presidente de la Comisión Europea sea seleccionado por el acuerdo entre los gobiernos nacionales. Otros han mostrado sus dudas. La elección del Presidente de la Comisión, dicen, es demasiado importante como para dejarla en manos de los votantes.

Pero, fíjense por dónde, nos dijeron que ‘estas elecciones eran diferentes’. Que, por primera vez, elegíamos con nuestro voto al próximo presidente de la Comisión. Pues bien, todo esto puede haber quedado en papel mojado al negar a Juncker, líder de la fuerza más votada, la búsqueda de una mayoría en el Parlamento.

Se esgrimen argumentos variopintos como denostar las capacidades o trayectoria de Juncker por varias razones; hablar del poco impacto de la campaña y del desinterés que causan estas elecciones u opinar que la única manera que tiene la UE de funcionar democráticamente es mediante las relaciones entre gobiernos soberanos.

Existe un pequeño pero. Nada, una nimiedad: que los ciudadanos hemos expresado nuestra voluntad y opinión al respecto en unas elecciones que se nos han vendido como vinculantes y decisivas.

Seguir con el ‘business as usual’ sólo perpetuaría el inmovilismo gubernativo en el que hemos estado estas últimas dos legislaturas. Un retroceso considerable, y también un escándalo mayúsculo.

Si la directora gerente del FMI Christine Lagarde, el primer ministro finlandés Jyrki Katainen, la primera ministra danesa, Helle Thorning-Schmidt, o el ex director general de la OMC Pascal Lamy querían ser candidatos a presidentes de la Comisión, podían haberse postulado en el momento en que sus respectivos partidos eligieron candidato. Y luego, haberse presentado a las elecciones. A toro pasado ya es demasiado tarde. Hemos votado.

Cuando los representantes deben su puesto a los Estados miembros y no a los votantes es inevitable que se muestren más preocupados de no molestar a los gobiernos nacionales que de defender el interés del conjunto de la Unión

Señores del Consejo Europeo, no cercenen el camino de la democracia. Respeten las preferencias de los electores y brinden a la ciudadanía un gesto en el que creer. Los ciudadanos, y sobre todo los jóvenes, lo necesitamos.

http://www.elmundo.es/internacional/2014/06/03/538df2ee268e3e1e068b457b.html?cid=SMBOSO25301&s_kw=twitter

45

Cautivos y desarmados: la comisaria Malmström se encarga del descabello, Rosa María Artal

Siento que la clase política y los grandes medios de comunicación pretenden alterar mi percepción de la realidad, de los hechos. Niegan lo que veo con mis propios ojos, tergiversan lo que escucho, deforman lo que siento. Intentan persuadirme de que nada debe cambiar, de que el continuismo garantiza la paz, de que veo enemigos inexistentes, de que los fantasmas del pasado se han ido. Siento su fuerza, la de la desinformación

http://rosamariaartal.com/2014/06/04/cautivos-y-desarmados-la-comisaria-malmstrom-se-encarga-del-descabello/

46

Con la Iglesia abierta de par en par

Un año después de que un latinoamericano, miembro de la Compañía de Jesús, ocupara la silla de Pedro con el nombre de Francisco, parece que los guiños que ha ido lanzando van teniendo sus resultados. Su último golpe de efecto se produce después de que un grupo de 26 mujeres enamoradas de sacerdotes le enviaran una carta pidiéndole que dejara de prohibir “un vínculo tan fuerte”, es decir, que se replanteara el celibato. Francisco, a bordo del avión papal, ha dejado “la puerta abierta”.

Estas son algunas de las declaraciones que han hecho que católicos, cristianos, ateos, musulmanes y judíos, hasta aquellos que desde la vereda de enfrente le miraban con algo más que dudas parecen acercar posiciones en torno a su figura ¿La perfecta campaña de marketing o un pontífice realmente concienciado?

http://www.revistavanityfair.es/articulos/con-la-iglesia-abierta-de-par-en-par/18982

47

Siete pecados capitales contra el medio ambiente en España

La central nuclear de Garoña, el hotel el Algarrobico, las minas de Aznalcóllar o las prospecciones petrolíferas de Canarias son ejemplos de lo poco que el país puede celebrar en el Día Mundial del Medio Ambiente.

http://www.publico.es/actualidad/525256/siete-pecados-capitales-contra-el-medio-ambiente-en-espana

Deja un comentario