Publicaciones - 03/08/10

Ecociudad Valdespartera: urbanismo y desarrollo sostenible en Zaragoza

Valdespartera es hoy un amplio barrio de Zaragoza, que cierra la ciudad por el sur, donde se combina la ordenación urbanística y la sostenibilidad medio ambiental, y se ha promocionado la vivienda de protección oficial y la arquitectura bioclimática que apuesta por el ahorro energético.

Concluida la urbanización del sector, la edificación de sus parcelas se halla muy avanzada, lo habitan ya varios miles de personas y van completándose los equipamientos necesarios para servir a su población.

Se trata de una actuación urbanística singular por su origen y características. La extensa superficie destinada anteriormente a usos militares cambió su destino en virtud de un convenio suscrito en marzo de 2001 entre el Ministerio de Defensa y el Ayuntamiento de Zaragoza, lo que hizo posible la ordenación del sector (243 Has.) para usos residenciales, incluyendo 9.387 viviendas de protección pública. El planteamiento de la operación contó con la colaboración del Gobierno de Aragón, de IberCaja y de Caja Inmaculada, que participaron en la constitución de la sociedad Ecociudad Valdespartera Zaragoza, S.A. para gestionar su urbanización.

La ordenación y la edificación del sector ha partido de criterios de sostenibilidad urbanística, de aprovechamiento bioclimático para lograr ahorro energético, ha previsto la recogida neumática de residuos urbanos, el telecontrol de la redes de servicios y un Centro de urbanismo sostenible.

Todo ello se recoge en el libro “Urbanismo y desarrollo sostenible en Zaragoza. La Ecociudad Valdespartera”, En sus páginas, diversos expertos, con la coordinación de Rafael de Miguel González, analizan la transformación urbanística en Valdespartera en todos sus aspectos. Los diversos textos se completan con un exhaustivo material fotográfico, que deja constancia de la transformación del sector, planos de ordenación urbanística y de la edificación y cuadros con datos numéricos de los distintos temas de interés.

El libro, editado por Ecociudad Valdespartera Zaragoza, S.A., es de gran interés y resulta de obligada lectura para todos los interesados en el urbanismo, el medio ambiente y la vivienda en Zaragoza y supone una aportación imprescindible a la historia de la expansión urbanística de la ciudad.

3 comentarios sobre Ecociudad Valdespartera: urbanismo y desarrollo sostenible en Zaragoza

  • Esa es la gran paradoja de las ciudades «modernas», diseñadas para tener coche, en el caso de Zaragoza desde el Plan Yarza de los 50 (por cierto, muy alabado en su día por Mario Gaviria en «Zaragoza contra Aragón» y ahora mismo en el folleto que nos repartieron en el Picarral para vendernos el humo de una reforma propia de la «Loca Academia de Dibujo»): la clase media que vive en el Centro no necesita el coche para ir a trabajar, pero los obreros que vivimos en los barrios sí: toda la industria la echan de los barrios y la sacan a los polígonos del extrarradio, carentes casi por completo de trasporte público.
    Para ir desde el Picarral a la Cartuja en coche me cuestan 20 minutos y en autobus (con trasbordo off course) 1 hora larga.
    Mario Gaviría nunca fue de izquierdas, nunca pensó en los obreros.

  • Maricampanas

    Cada uno es muy libre de promocionar lo que crea conveniente, pero a estas alturas y con lo que hay en Valdespartera, promocionarla como una ecociudad resulta chocante y bastante ridículo.
    ¿Para cuando todos los servicios prometidos? ¿Para cuando una buena y regular línea de autobuses, con tiempos mínimos y sin tanta espera?
    No estaría de más que no nos olvidásemos del modelo de ciudad que propugna Valdespartera, esto es un modelo en red, alejado del centro, haciendo necesario los transportes y largos viajes entre el trabajo y la vivienda.
    ¿De verdad se puede calificar de ecociudad cuando se necesitan al menos 50 minutos para llegar al centro en bus o coche particular y más de 70 si el trabajo está en el Actur, polígonos adyacentes o hay que estudiar en la Politécnica?
    Yo tambien puedo hacer propaganda de mi barrio, el Centro, de mi casa rehabilitada y con más de 70 años, y de ir andando a mi trabajo, eso si es vivir ecológico y no Valdespartera

  • No se tuvo en cuenta la cercanía al aeropuerto, o mejor, fue deliberadamente ignorada. Las zonas de esparcimiento (parques) se diseñaron justo bajo el pasillo de entrada de los aviones, justo al contrario de lo recomendado por la OMS. ¿Una ecociudad que no tiene en cuenta la contaminación acústica o, peor aún, que actúa como si no existiese? Es pura propaganda.
    AENA hizo sus alegaciones pero fue acallada por el «interés general» (colocarle al Ayto. los terrenos militares como urbanizables) Gaspar (sin consultar a los órganos del partido) pactó con Atarés la recalificación y el PSOE tuvo que tragar.
    Aquí es donde Gaspar y su palmeros empiezan la liquidación de CHA como proyecto de izquierdas.

Deja un comentario