Publicaciones - 31/01/12

Un libro de la República, otro del exilio, dos del antifranquismo

Como esta página cuesta poco (y la pagamos entre un pequeño grupo de amigos, la mayoría antiguos andalaneros y otros tan jóvenes que no pudieron serlo), vamos a proseguir con la memoria, sea amarga o no, que aquí no hacemos ascos a la verdad –que hace libres, ya lo dijo san Pablo-, ni almacenamos odios.

Acaba de aparecer un texto inédito muy interesante del zaragozano José Luis Galbe Loshuertos: La Justicia de la República. Memorias de un Fiscal del Tribunal Supremo en 1936 (Marcial Pons Historia), en pulcra y documentada edición de Alberto Sabio Alcutén. Galbe hubo de marchar al exilio, y sus papeles han esperado 75 años una luz bien merecida.

No es el caso del famoso arqueólogo y prehistoriador catalán, Pere Bosch Gimpera. Universidad, política, exilio (también editado por Marcial Pons Historia), que no era desconocido, aunque mejora los estudios precedentes éste de que es autor Francisco Gracia Alonso. Bosch, como saben sus discípulos aragoneses, trabajó en el Bajo Aragón y mantuvo importantes discusiones con Cabré. Sólo por eso, aparte por el interés de una figura que desborda lo científico para llenar todo el periodo de la República y el exilio, merece la pena consultar este voluminoso y buen estudio.

El más arriba citado Alberto Sabio, muy laborioso y eficiente historiador y profesor universitario, publica también, en Cátedra, Peligrosos demócratas. Antifranquistas vistos por la policía. Un libro muy documentado, que alcanza hasta 1977 y abarca los grandes asuntos de toda España, aunque en su mayoría la documentación procede de los archivos zaragozanos. Ello hace especialmente interesante el libro para los aragoneses en general, y complementa, con documentos de primera mano, otros estudios, suyos o de terceros. Creemos saber que Alberto tiene aún en el saco muchos más documentos, y que no tardará en ofrecer algo más centrado en tierras y gentes aragonesas. La historia es interminable, y él la cuenta con sencillez, claridad, y hasta buen humor, para escapar de tanto horror y tanta cutrez.

Muy en conexión con este último título está el libro Comisiones Obreras, artífices del moderno movimiento sindical aragonés, del sindicalista Miguel Ángel Zamora (uno de los apresados y víctimas del célebre Proceso 1001) y el periodista José Miguel Pérez Bernad. Editado por la Fundación Sindicalismo y Cultura de CCOO-Aragón, es un volumen de 400 páginas llenas de datos y reflexiones, con más de 70 documentos transcritos y muchas historias orales de protagonistas, además del primer autor. Su presentación, hace unas semanas, en la Facultad de Económicas, fue un acto emotivo, hermoso, de reencuentro de personas que habían vivido esas luchas con generoso esfuerzo y esperanzas.

 

Deja un comentario