60 medidas contra el caos (4). Política: Varios

60medidas_04

 

15.   Lista Pública de todos los Altos Cargos y Asesores a dedo en cualquier Administración. O sea, toda persona que está ahí sin proceso de Oposición Pública. Publicación de sus nombres, titulación, nivel administrativo asignado, salario y otros ingresos relacionados con el puesto. En las 17 CCAA, había en 2012 unos 4.000 altos cargos de confianza. Sólo el PNV, en su legislatura anterior a Patxi López (PSOE), tuvo 655 altos cargos.[1] En enero de 2010, el Gobierno Central declaró tener 409 altos cargos, cuyo coste anual era 82 millones €, es decir, 200.488 €/año cada uno, de media. En realidad, eran 547 altos cargos, pues la respuesta a Beatriz Escudero, senadora del PP, no tenía en cuenta INE, CIS, Asesores de Ministros ni Eventuales. Por lo demás, en todo el Estado, parece que hay “infiltrados” cerca de 20.000 asesores a dedo.

16.   Censo oficial y público de vehículos de cualquier Administración o Partido Político. En 2012 se calculaban en España unos 40.000 coches “oficiales” de alta gama. En 2011, sólo el Gobierno central tenía 1.098 coches oficiales (=1 coche oficial por cada 42.805 españoles), mientras el Gobierno Federal de Obama en EEUU tenía 412 (=1 coche oficial por cada 747.572 estadounidenses). Es decir, en 2011, el Gobierno de España usaba 17,46 veces más coches oficiales que el de Estados Unidos.[2] Sólo en Galicia, en 2009, había 2.244 coches oficiales. El “modelo Touriño” (PSOE) causó revuelo, costó 480.000 euros. Y no era el primero, sino el cuarto coche que se compraba. En Castilla-La Mancha, el de Barreda (PSOE) estaba valorado en 377.749 €. En Extremadura (PSOE), había 1.600 coches oficiales para altos cargos… Y así sucesivamente.[3]

17.   Dedicación plena de diputados nacionales y autonómicos. Listado oficial de cargos con dedicación plena obligatoria en todo el Estado. Aclarar actividades permitidas e incompatibilidades manifiestas. Si no es necesaria la dedicación plena en una parte de los diputados, es que realmente sobran esos diputados, pues el bien común da suficiente trabajo si se toma en serio.

18.   Elegir entre pensión vitalicia Pública o ingresos de empresa Privada, pero no los dos. Esto vale para ex presidentes y ex altos cargos. Si se pone el pretexto de que la Privada puede quebrar o prescindir de ti, la solución es fácil: cuando eso ocurra, le devolvemos la pensión vitalicia pública, pero nunca tendrá los dos ingresos a la vez. Hace falta un nuevo Estatuto de ex Altos Cargos con ingresos públicos periódicos y delimitar sus incompatibilidades. Quedan por escudriñar las “puertas giratorias” de quienes privatizan lo Público para refugiarse en lo Privado.

19.   Los parlamentarios nacionales y los europarlamentarios recibirán sólo dietas de viajes en clase turista. Si quieren viajar en clases preferentes, la diferencia no será subvencionada por los ciudadanos europeos. La austeridad con el dinero público es la norma para cualquier representante democrático, no sólo en viajes y hoteles, sino en todo lo demás.

20.   Equiparación de condiciones laborales de diputados y altos cargos con el resto de trabajadores. Anulación de privilegios o subterfugios de todo tipo en Dietas, Equipamientos, Cotizaciones, Años trabajados, Pensiones y demás.



 

[1] Sandra MIR y Gabriel CRUZ (2012): La casta autonómica. Madrid: Esfera de los Libros, 2ª edición, pp. 65-66.

 [2] Sandra MIR y Gabriel CRUZ (2012): La casta autonómica. Madrid: Esfera de los Libros, 2ª edición, pp. 98-99.

 [3] Sandra MIR y Gabriel CRUZ (2012): La casta autonómica. Madrid: Esfera de los Libros, 2ª edición, pp. 100-102.