Cultura y Sociedad - 20/12/18

Un fin de año culturalmente muy activo

Noticias que alegran la Navidad y el fin de año. Además de las muchas relacionadas con las artes (fotografía, música, plástica, etc.) que van en otro lugar, reseñamos aquí algunas manifestaciones recientes que demuestran esa viveza e interés.

 

Un año más, la Feria del libro aragonés avanza en Monzón hacia cotas esperanzadoras, de oferta, público, comentarios y consecuencias. Por atenernos a nuestros amigos de Rolde citemos una de las publicaciones allí presentadas: “La Vall de Balat (Memòria de l’Aragó, 1948-2017)” de Artur Quintana, en que nuestro amigo, principal estudioso del catalán hablado en Aragón (“L’aragonesitat nostra és d’elecció”) completa sus memorias. Hemos hablado de ellas, pues tuvo la amabilidad de enviarnos en pruebas. Este hermoso libro  (nº 64 de la colección “Cuadernos de Cultura Aragonesa” de Rolde) ha contado con la colaboración de la Associació Cultural del Matarranya y el Institut d’Estudis del Baix Cinca, y el apoyo del Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón. Artur, aragonés “porque lo ha querido”, catalán por nacimiento, alemán por afecto, vida profesional y residencia, pone cuerpo y alma a la idea de que “las identidades compartidas son una saludable forma de encontrarse en el mundo”.“Las tierras del Bajo Aragón –nos cuentan de la editora-, que conoció a mediados de la década de 1960 llevado por el trabajo para su tesis doctoral (El parlar de La Codonyera), se convirtieron, como el resto de Aragón, en una importante referencia vivencial e intelectual para Artur… Por estas páginas desfilan recuerdos, anécdotas, personas queridas (y no tan queridas), amor por las lenguas y su diversidad, pasión por el conocimiento y por la vida, con sus luces y sus sombras… humanidad destilada, al fin y al cabo. Rolde, ademása de otros libros de que se habla en Arte, saca estos días un nuevo número de la revista, dedicado al recuerdo de Emilio Gastón y el libro “Magos aragoneses en el siglo XX”, de Pepín Banzo y Pepe Lirrojo. Aprovechamos para dar también –aunque de otra editorial- noticia del nuevo libro del precisamente director de Rolde, el preofesor de la U. del País Vasco Javier Aguirre, que con Jonathan Lavilla ha publicado “El humor en Platón” (Doble J), un documentado y divertido trabajo.

 

 

 

El martes 11 de diciembre tuvo lugar la entrega de los ‘Premios Artes & Letras’ de Heraldo de Aragón a Altarriba, Vilas, Paula Ortiz y Cerdá. El jurado también galardona a Begoña Oro, Javier Losilla, Jorge Usón y Carmen Barrantes, Columna Villarroya y María J. Hernández. Es un reconocimiento siempre acertado, como salido de las manos del premiado director de ese estupendo suplemento cultural, Antón Castro, a quien, además y aun antes que a los nominados, felicitamos por el acierto habitual y el excepcional.

 

 

 

Tras once años de trabajo, desde el 15 de diciembre el Colegio de Periodistas de Aragón ya es una realidad. Los asistentes han aprobado por unanimidad los Estatutos del nuevo organismo que ya se plantea, entre sus primeros objetivos, una propuesta de buenas prácticas para la Administración en la convocatoria de plazas para sus gabinetes de comunicación, ya que estamos viendo cómo se repiten situaciones anómalas al respecto. El pleno de la Asamblea constituyente ha votado de forma unánime y sin ninguna objeción a favor de los Estatutos presentados, por lo que la Comisión Gestora se ha disuelto en favor de una Junta de Gobierno Provisional (hasta la celebración de elecciones en primavera) que se corresponde con la Junta Directiva de la APA, ya que el sistema elegido es que los dos órganos compartan responsables y recursos.

 

 

Los días 20 y 21 han tenido lugar en el Instituto de Ciencias de la Educación unas importantes Jornadas conmemorativas de los 40 años de las primeras celebradas en Teruel en 1978. A lo largo de estas décadas, y transhumado por todo el territorio aragonés, se han inscrito 4.233 personas (muchas repetidamente, claro), se han presentado 174 ponencias, 730 comunicaciones a las mismas, y se han publicado 27 volúmenes en los que casi se puede decir, parafraseando aquél mítico documental de Resnais sobre la Biblioteca Nacional de París, que está “toda la memoria de Aragón”. En esos actos se escuchó al decano de Letras, Eliseo Serrano, un lúcido análisis de lo que fueron las Jornadas; Luis Blanco trató sobre “Páginas web seguras para el investigador”; Jesús Tramullas sobre “Garantías de calidad en la red”; José María Gómez sobre “Nuevas maneras de publicar”, y se cerró en una mesa coordinada por Antón Castro, sobre “Cómo activar la cultura”. Adecuadísima celebración, que cuantos hemos participado muchas veces en esas míticas Jornadas del “Estado actual de los Estudios sobre Aragón”, sabemos cuánto deben al tesón, tozudez, generosidad, esfuerzo, de su promotor y director todo ese tiempo, nuestro querido amigo Agustín Ubieto. No se deja, pero este encuentro y todos los anteriores, deben suponerle un gran homenaje de gratitud.

Agustín Ubieto

 

 

Entre muchas novedades de libros y revistas queremos destacar, además de los citados, la presentación del nº 128 de Turia, la gran revista literaria. Estuvo a cargo del gran escritor José María Conget, que saca una nueva novela, de la que nos ocuparemos en extenso pronto: “El mirlo burlón”. Cumple Turia 35 años, editada actualmente por el Instituto de Estudios Turolenses y este tomo de 2018, de más de medio millar de páginas, trae textos de J. Marías, E. Vila-Matas, S. Puértolas, J. M. Conget, S. Del Molino y otros. Poemas de Circe Maia,  Luis García Montero, Manuel Vilas, Francisco Ferrer Lerín, Ángel Guinda, Fernando Aínsa, Fernando Sarría, Teresa Agustín y otros. En Pensamiento se ofrece un texto de A. Tabucchi; el Cartapacio va dedicado a Víctor Mira   con muchas buenas colaboraciones. Hay dos estudios sobre Vilas y Aramburu y Maicas, como siempre, habla desde La isla. En fin, Juan Villalba estudia a Sánchez Vidal y Rosa Burillo a Alfredo Castellón. En fin, Gaudioso Sánchez Brun analiza el duro pasado en “Falange, maquis. Situación política y social en la provincia de Teruel (1944-1952)”.

 

 

Más libros: el exquisito (y su presentación, en el antiguo Seminario de San Carlos Borromeo, lleno de claves y misterios) “Diario de un sacerdote refractario refugiado en España (1791-1800)” del abate Joseph Branet, con edición y notas de José Luis Ona, publicado por la Institución «Fernando el Católico».

 

Otras breves noticias que no siempre se reciben en prensa, radio, tv o redes:

–Nuestro amigo el catedrático de Historia contemporánea Julián Casanova nos cuenta desde Princeton, donde trabaja temporalmente, que acaba se ver publicado en ruso un importante artículo suyo (“Old and New Narratives on the Revolutions of 1917”) sobre historiografía de las revoluciones. Se trata de un número monográfico de la revista, en papel y online, Istoriya, donde ha salido 2018, en inglés y ruso. Issue 7 (71).

–La Asociación Vecinal de Venecia Montes de Torrero celebró del 10 al 15 de noviembre las XVI Jornadas “las otras historias”, una actividad cultural en la que desde hace 16 años se viene “dando voz a quienes no la tuvieron en los largos años del franquismo. En ella que se presentarán libros, documentales y charlas sobre la represión contra los maestros y maestras republicanos, los colectivos LGTB, o la moralidad nacional católica impuesta a las mujeres, durante los años del franquismo. Ante una exposición de carteles de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Aragón, se presentaron: “Las cartas de Elena Francis” por los autores del estudio, Armand Balsebre y Rosario Fontova; el documental “Perseguidos mas no vencidos”sobre un maestro perseguido y depurado, por María Escuder Benedito, sobrina y narradora del documental; otro, “Aragón y los armarios concéntricos”, sobre cuanto tuvieron que sufrir los ciudadanos LGBT durante los duros años de la dictadura, por Pepe Paz; la película “Los girasoles ciegos”, presentada por Pedro Vizcaíno; el libro “DESTERRADAS HIJAS DE EVA” con el que Consuelo García del Cid, contó su amarga experiencia en los reformatorios; y el documental “El pueblo en llamas. De las milicias a la 43ª División”, presentado por Enrique Gómez Presidente de la Asociación por la recuperación de la memoria histórica de Aragón.

–También un 15 de diciembre han tenido lugar en Gea de Albarracín organizadas por el Centro de Estudios de la Comunidad de Albarracín y el Ayuntamiento de Gea de Albarracín, un Simposio sobre la figura de Manuel Polo y Peylorón: escritor y parlamentario español, católico y carlista, varias de cuyas obras abordan costumbres, ideas, hechos, de la zona turolense.

–Finalmente el Ayuntamiento de Huesca ha designado un espacio de la ciudad con el nombre de ‘Placeta Ramón y Alberto Gil Novales’, cerca de donde se ubicó su casa familiar. El Centro de Estudios Costistas del Instituto de Estudios Altoaragoneses ha contribuido junto con otras entidades y particulares en que esta iniciativa llegase a buen puerto.

 

Noticia (mala) de alcance: cuando estamos a punto de colgar estas, nos enteramos de la muerte de Enrique Ortego, estupendo y valeroso periodista que trabajó en el Andalán de papel varios años, militó muy activamente en política, y trabajó muy comprometidamente en América Central. Esperamos poder ofrecer en breve una semblanza y recuerdo del querido compañero.

Comentarios cerrados.