• Con ilusión y entrega, las distintas opciones políticas de Ragón se lanzaron a la calle para predicar en la campaña electoral de las Cortes Generales. Los componentes de las listas de los partidos mayoritarios, en general, eran viejos conocidos en uno u otro puesto; bueno, “conocidos” en su organización, que los ciudadanos no tenían el gusto en muchos casos, puesto que, acabados los actos electorales, los elegidos no acostumbraban a preocuparse de sus votantes.

    Palabras clave:

  • La sesión del Parlamento de Ragón empezó con una loa a Tito Biello. No en vano había incorporado a su staff a una poetisa. “Acariciados por los delicados dedos de tus palabras, ¡oh Presidente¡, buscamos tu luz liberadora en nuestros debates”, musitaron los diputados a una señal.

    Palabras clave:

  • En Ragón los ciudadanos son muy aficionados a las fiestas locales y, si el tiempo acompaña, asisten con entusiasmo a los diversos actos festivos, algunos de los cuales gozan de especial tradición.

    Los acontecimientos ciudadanos, en los que se aglomera el personal, son ocasión ideal para el lucimiento de los políticos, a los que gusta darse baños de masas, convencidos de su irresistible atractivo. A la buena gente, acostumbrada a ver ¡sálvame¡ y otros programas del corazón, le encanta observar en persona a sus gobernantes, y, en general, su buen corazón les hace aplaudirles y piropearles, comentando con curiosidad su guapura y la elegancia de sus atuendos, y con un punto de ironía sus pequeños fallos de aspecto físico o de indumentaria. En Ragón ocurre así en las fiestas del Pilar, pues se concentran en Zarajota los nativos del lugar y muchos foranos. La ofrenda de flores, la procesión, las corridas de toros son actos en que puede admirarse a los políticos. Mayormente cuando están próximas unas elecciones.

    Palabras clave:

  • Evita y Don Javi asistían a una sesión del Parlamento de Ragón. Bien acomodados en sus escaños, uno detrás de otra, cercanos pero no juntos, en fotografía parecían una pareja ideal. Es sabido que la conjunción de un bueno y un malo funciona en la policía, los negocios e incluso en la ficción. Ella, Evita, con su carita de niña modosa y su melenita cuidada. Él, Don Javi, calvorota, con su barba poco poblada, dando imagen de rigor, de experiencia, incluso de mala leche, tan necesaria en política. Pero, ¡ay¡, la realidad es siempre más dura.

    Palabras clave:

  • ¡Quien podía predecir que temperamentos a primera vista tan dispares como la señorita Pepis y Tito Biello pudieran congeniar tanto¡

    Pepis y Tito Biello paseaban del bracete por Motorpasión, el céfiro acariciaba sus rostros, sofocados por el papelón de tener que entregar trofeos ¡servidumbres de la política¡

    Palabras clave:

  • Llegó Tito Biello al Palacio rumiando maldades, que la vida palaciega era un tanto aburrida. El Palacio, pretendido bastión de una intensa vida parlamentaria, se resistía con su mole a los intentos de dominación presidencial. Reprendió a los ujieres porque las ventanas estaban cerradas y no pasaba el aire del exterior, ¿no había dicho que quería transparencia y participación?

    Palabras clave:

  • La señorita Pepis se levantó de mal humor. Ante el espejo no le gustó como le quedaba la melena, no en vano había tenido que agitarse la tarde anterior para leer la cartilla una vez más a sus muchachos. Por otra parte, recordó que tenía que advertir a la modista que ajustara más el talle de algún vestido, que en alguna foto y en la tele le hacía parecer un poco fondona. Menos mal que su estuche de maquillaje era una maravilla, tenía de todo.

    Palabras clave: