Publicaciones - 15/02/16

Primores de lo (aparentemente) menor

Titulo así, para hablar de libros interesantes, bien escritos, amenos, pero nada pretenciosos y que no suponen cotas muy altas en los grandes suplementos culturales. Son de autores aragoneses, hablan de lugares y personas de aquí, de problemas y esperanzas de este y todos los tiempos.

Vaya en primer lugar una lectura asombrada de lo bien que escribe, los muchos elementos culturales y aragoneses (zaragozanos, sobre todo) de la novela de María Pilar Clau, “Pétalos de luna” (Booklet, Planeta). Pueden despistar la portada y el título. Porque hay amores, desaforados amores, pero también una intriga bien trazada, compleja, llena de claves y flashes. Y promesa de futuros libros, porque la autora domina por completo los registros.

ATT00036

 

Ya hemos mencionado otras veces los breves libros de poesía de José Luis Martín-Retortillo, el viejo amigo, abogado y funcionario oscense. “Bosque sin verbo” (Huerga & Fierro) es una sinfonía de corales y letanías, ante la leña muerta y los bosques y sus hierbas. Poesía muy depurada, libre e independiente, en la que se alude magistralmente a “los piélagos de las prosopopeyas, las oriflamas de humo, las huecas voces, los pastos y valles anegados…” O “los órganos, los misereres, las avemarías, los inciensos…” y “los desvanes guardados de rencores permanentes”.

2, Retortillo

 

José de Uña Zugasti publica en Mira “El Duende de Zaragoza”, una novela amena, divertida, costumbrista, sobre la Zaragoza de 1934, en la que tuvo lugar un hecho insólito: “la aparición de una voz salida del hornillo de una cocina económica no es leyenda urbana, ni fantasía de escritor de provincia; ni, mucho menos, mito relegado al olvido. El Duende de Zaragoza dejó oir su voz, sus vaticinios, sus chascarrillos de forma física”. Doy fe, porque viví diez años después a doscientos metros de esa casa, y su leyenda me rodeaba.

3, El Duende

 

Manuel Gracia Rivas, presidente activísimo del Centro de Estudios Borjanos y sin duda la persona que más ha trabajado por la cultura en esa comarca, publica bajo su sello y el de la matriz Institución Fernando el Católico el libro “Crímenes ejemplares (en el entorno de Borja)”, de fácil lectura, lleno de datos históricos y algunas leyendas, con evidenciado buen humor y también clara intención de hacer historia social. Son veinticinco historias en su mayoría de crímenes y asesinos, pero también de ladrones y bandoleros, víctimas de guerras, hechos de índole sexual o de visionarios y exorcistas. Un género tan divertido como infrecuente.

ATT00038

 

 

 

Leave a Reply