Cultura y Sociedad - 14/12/11

Miguel Servet, humanista librepensador

Celebramos los 500 años del nacimiento de Servet en Villanueva de Sigena el 29 de septiembre de 1511.

Su principal pasión fue la Teología y después la medicina. Escribió polémicos libros de Teología e hizo aportaciones sobre la circulación menor de la sangre, la acción de los jarabes, la farmacia y sobre la relación médico-paciente.

Murió a los 42 años en Champel (Suiza), quemado en la hoguera el 27 de octubre de 1553 por orden de Calvino.

Su espíritu humanista y librepensador le atrajo numerosas polémicas y conflictos. El resplandor de sus pasos permanece entre nosotros.

Su padre Antonio Servet, era notario de la villa y del Monasterio de Sigena. Su madre Catalina Conesa, venía de linaje de infanzones. Tuvo dos hermanos: Pedro, notario, y Juan, que siguió la carrera eclesiástica, siendo párroco de Poleñino.

Aprendió latín, griego y hebreo, que dominó a los catorce años y le abrió las puertas del estudio de las Leyes, la Teología y la Medicina.

Servet y la Teología. Estudió con fray Juan de Quintana en Barcelona que fue consejero y confesor del emperador Carlos I. Acudió a Toulouse en 1528 a estudiar leyes. Descubrió un ambiente de inquietud intelectual con libros “dudosos” como “Loci Teologici” de Melancthon a cuyo estudio se entregó intensamente.      

En julio de 1529 viaja a Bolonia con fray Juan de Quintana con motivo de la coronación de Carlos V. La crisis de la iglesia que encontró le motivó sobre la regeneración del cristianismo.

En Suiza y Alemania conoció a Melanchton y Butzer de Estrasburgo pastores reformados de gran prestigio. Según Bataillon, Erasmo de Rotterdam no le quiso recibir. Polemiza con Escolampadio que comunicó a Zwinglio la presencia de “cierto joven español seguidor del arrianismo”. Le dice a Servet que “sus ideas son abominables y dignas del peor suplicio”.

Servet le responde “es absurdo condenar a muerte a los que se equivoquen en la interpretación de los libros sagrados. Solo es justo el castigo para los asesinos”.

Difiere en dos puntos esenciales: La Santísima Trinidad y la Encarnación de Cristo. Los sacramentos los reducía a dos: el Bautismo de los adultos a imitación de Cristo, y la Eucaristía. 

Decide publicar “De Trinitatis erroribus, libre VI”, que fue editado en Haguenau en 1531, y causó un gran revuelo. Servet lejos de amedrentarse prepara su segunda obra: “Dialogarum de Trinitale, libri duo”.

La Inquisición española se pone en marcha y decide que sea mosén Juan Servet, hermano de Miguel, quien vaya a buscarle a Alemania.

Servet que gozaba de la protección del emperador Carlos V replicó con la publicación de otro libro, ”Diálogos sobre la Trinidad, con un apéndice de la justicia en el Reino de Cristo y de la caridad” que desató las iras de Escolampadio y Lutero que le odiaban más que los católicos.

Bucer refutó el libro de Servet y le aconsejó que se fuera de Estrasburgo. Servet dijo que quería retractarse, A la primavera siguiente publicó “Dialogorum Trinitate”, pero sus adversarios no se apaciguaron.

Huida a Francia. Al conocer la muerte de Juan de Quintana se dirige a Francia. Cambió su nombre, lugar de nacimiento (Tudela) y silenció su persecución.

En París hace correcciones de imprenta con Aldo Manucio. Allí conoce a Calvino (1534). Después fue corrector de pruebas en Lyon (1535) en la imprenta de los hermanos Melchor y Gaspar Trechsel.

El nuevo Michel de Villeneuve se dedica a la revisión de la geografía de Ptolomeo, donde realiza un gran trabajo. El 19 de junio de 1548 se nacionaliza francés. El 1549 realiza la impresión de la primera edición española realizada en Lovaina “Cuaderno de notas de los niños sobre la gracia y variada erudición del idioma latino”.

Muerte de Servet. En Viena del Delfinado siguió trabajando en su tratado teológico “Christianismi Restitutio” (La restauración del cristianismo).En 1546 comenzó una fatídica correspondencia con Calvino. Servet le envió un borrador de su obra y Calvino le correspondió con su obra “Instituto Christianae Religiones” (Institución de la Religión Cristiana). Al parecer Servet respondió al libro de Calvino con anotaciones insultantes. Calvino interrumpió la correspondencia con Servet y comunicó a su colega Farel que si Servet se presentaba en Ginebra no permitiría que escapara con vida.

Encarcelado el 4 de abril consigue huir el día 7. Durante tres meses desaparece. Se le condena a ser quemado en efigie junto con sus libros. El día 13 de agosto es arrestado en Ginebra en la iglesia donde estaba predicando Calvino.

El proceso que se sigue es un claro ejemplo de la intransigencia protestante. Calvino hace condenar a Servet, su enemigo, a la última pena.

El 27 de octubre es quemado vivo. Sus cenizas, junto a las de sus libros, son expandidas por el lago Leman.

Servet y la Medicina.  La opinión de Sinforiano Champier, compilador de las obras de Arnau de Vilanova debió ser fundamental para que estudiara Medicina en París. Fue un amigo que ordenó y su gran efervescencia intelectual. Había fundado el Colegio de Médicos de Lyon.

Consta su matrícula en Medicina en París en 2 de marzo de 1538.  Los cursos que impartió fascinaron y arrastraron a personajes de la política, aristocracia y de la Iglesia como al obispo Paulmier. Le valió el nombre de “dulce sabio español”.

Concedió gran importancia a la astrología. La Facultad de París le interpuso una acusación en el Parlamento de París. Se le prohibió esta práctica y se confiscó su obra (Disceptatio Pro Astrología). Su nombre no aparece en la lista de graduados de la facultad parisiense. Al parecer consiguió el Doctorado en Montpellier y Avignon en 1540.

Ejerce la Medicina en Charlieu, a 80 km de Lyon, y después en Vienne del Delfinado, donde fue acogido por el arzobispo Paulmier permaneciendo desde 1541 hasta 1553.Allí vivió los mejores años de su vida. Hizo fama y fortuna como médico y siguió trabajando como corrector de pruebas. Publicó una nueva edición de la obra de Ptolomeo suavizando algunos puntos que habían ofendido (había descrito a Palestina como “país muy pobre para ser la tierra prometida”).

La primera obra médica de Servet fue “Apologia contra Leonardo Fuchs”, en la que defiende a Champier en su polémica contra Fuchs sobre los métodos de Galeno y de los médicos árabes en el papel de los jarabes durante la digestión.

Su segundo libro fue “Razón universal de los jarabes” Syroporium universa ratiao” (1537) que se llegó a imprimir en cuatro ocasiones. Demuestra un profundo conocimiento de las obras griegas de Galeno, aunque como humanista librepensador no dudó en corregirlo.

En 1543 aparecen dos obras complementarias y unidas pues es la misma obra farmacológica de Servet desde los talleres de los hermanos Frellon “Dioscórides o tratado de sustancias simples y “Encheridion” Recetario o Dispensario “Tratado de sustancias compuestas”, que amplía con 230 nuevas.

La filosofía de Servet sobre los enfermos se inspira en los grandes médicos griegos y en el estudio de la naturaleza “el hombre débil o enfermo, dijo, lo es solo por accidente , por falta de medios de vida. Con plenos medios de existencia el hombre es fuerte y sano. Hay que reforzarle y curarle y puede transformarse en hombre sano y provechoso por débil que sea y por enfermo que esté, acudiendo a tiempo. La decrepitud puede aplazarse mucho y puede hacerse que la vejez sea tranquila y respetable, Hay que enseñar al que no sabe, abrir los ojos a la luz, dar a todos medios de existencia plena y se podrá obtener una humanidad mejor. Hay que curar sin hacer sufrir, urge suprimir el dolor. y esta es la más noble tarea humana de todo Doctor, vitalizar lo mustio lo marchito, curar lo enfermo, regenerar lo caduco. Hay que reforzar el cuerpo para que el espíritu funcione bien”. En 1552 se le cita como médico por “Caridad y limosna a los pobres del Hospital de Viena del Delfinado”.

La circulación de la sangre. Expuso sus teorías sobre la circulación menor en un libro de teología. “De Chistianismi restitutio”, editada en Vienne en 1553. Formula la idea de que “la sangre pasa del ventrículo derecho al ventrículo izquierdo no a través de puros orificios ubicados en el septum como sostenía Galeno sino a través de los pulmones”. Ibn-del-Nafis y Vesalio ya habían dejado claro el error de Galeno pero no llegaron a proponer una teoría propia sobre la circulación menor. Según Laín Entralgo, William Harvey, Doctor en Padua (1598-1602) y discípulo D’Acquapendente, refrendó su doctorado en Cambridge y en 1628 publicó la noticia de su gran trabajo sobre la circulación mayor de la sangre en un libro que dedicó a Carlos I.

Últimas palabras. Sebastián Castalion, desterrado por Calvino, en su famosa defensa de Servet y condena de Calvino dijo“matando a Servet los ginebrinos no han defendido una doctrina; no han hecho más que asesinar a un hombre. Servet, habiendo combatido a Calvino con solo razonamientos y por medio de escritos solo con las mismas armas debía haber sido combatido. No se disipan las tinieblas más que con la luz y no con la espada” .

Un español, Antonio del Potro, defendió la libertad religiosa: ”viva cada uno en libertad con su conciencia; tenga el libre albedrio de la predicación y de la palabra ,conforme a la sencillez y sinceridad que los apóstoles y cristianos de la primitiva iglesia observaban. Paréceme señor que los reyes y magistrados tienen un poder restricto y limitado y que no llega ni alcanza a la conciencia del hombre”.

           

Joaquín Callabed Carracedo es mimebro de las Reales Academias de Medicina de Zaragoza y Cataluña.

 

7 comentarios sobre Miguel Servet, humanista librepensador

  • Carollafet

    Me acabo de leer el libro de Gonzalez Echeverria, no el de los estudios sijienienses cuando encontro el Dioscorides que ya lo tenía, sino el nuevo de 2011. Y es muy revelador, por ello quería comentar, sobre su comentario.

    Creo que se equivoca Cabadell. Se ha escrito mucho sobre Servet, pero yo como aragonesa nunca había sabido de las nuevas obras. El señor Alcalá me convencía aunque su tono me sonaba muy arrogante (viniendo de alguien que realiza introduciones y traduciones no logro entenderlo). Entonces hace 1 semana me leí su libro sobre los judeoconversos, un capitulo entero para Miguel Servet, asegurando que toda su teologia es de influencia hebrea y que «algunos servetistas habían negado este hecho», cuando en 2003 dijo en su primer tomo de las Obras Completas que carecia de importancia la influencia judeoconversa, y atacaba a Gonzalez considerando sus descubrimientos de «Colombinos». Y en 2011 no refiere a González Echeverría. ¿Me puede decir como me puedo fiar de alguien que dice una cosa y luego la contraria? Eso si, cuando habla en su libro de los conversos, no menciona para nada a Gonzalez, que aportó el documento del Notario Mateo Solórzano que yo he consultado, en los archivos de nuestra ciudad, Zaragoza.

    Asimismo, Alcalá decia que la Biblia de 1545 no existía, y yo la he visto, en el libro de González. Ya era hora de que alguien mostrase documentos, y no símplemente hablase de Servet. Creo que de Servet se ha hablado demasiado y mal. No me voy a fiar de nadie que hable de Servet que no me de la referencia y la imagen del documento del que hablan.

    En el acto de la Universidad de Zaragoza, en el que acudieron profesores de Yale, etc, Gonzalez Echeverría intervino, y me quedé admirada. Casi habló mas que los conferenciantes. Sentí como estamos ante un problema nacionalista. Y que estamos bloqueando las obras de Miguel Servet por el hecho de que González Echeverría defiende que nació en Tudela. Por eso me encantó que usted las haya incluido en su artículo. Respecto a las sombras de Servet, usted se sorprendería de que esas sombras se diluyen si se tiene en cuenta que » Servet-Serveto-Servetus» es un pseudónimo.

    Como Zaragozana, me supone mucho mas orgullo que Servet haya nacido en Tudela, y a los 5 años venga a Zaragoza a estudiar, como dice Gonzalez Echeverría, que el hecho de que haya nacido en un pueblo de Aragón. Simplemente recordarle que, lo que se ha escrito de Servet, es siempre lo mismo, porque nunca nadie había visitado los archivos,y siempre se copiaban unos a otros los biógrafos, excepto el pediatra Barón, que segun refiere Gonzalez Echeverría, sí que aportó algún documento nuevo, el del decano Jean Tagault. De verdad, le recomiendo ese libro, se nota que está escrito por alguien que como usted quiere a Servet, y que va a investigar a los archivos muchisimo.

    Carol Lalinde Fetechema

  • Joaquin Maria Monforte

    Muy Buenas Señor Cabadell. Evidentemente algo tubo que influirle las aportaciones de Gonzalez cuando usted mismo las menciona aqui. Lo del lugar del nacimiento lo ha mencionado aparentemente usted. Si que fue mencionado en la Sociedad Internacional de Historia de la Medicina en 2011, y publicado en el diario académico Internacional Vesalius, que efectivamente el nombre de Miguel es Miguel de Villanueva, y no Serveto. No hay ni un solo documento oficial que pruebe que es Serveto, y hay 2 oficiales que prueban que es » De Villanueva». Pero como digo lo ha mencionado usted. En Ginebra Miguel no presento documentos. Y en tanto el documento real de naturalizacion Francesa como en en el registro de la Universidad de Paris, es Miguel de Villanueva. Y fue inspecionado por la camara de Comptos de Francia y la Cancilleria Real durante mas de 8 meses, con informacion proveniente de La Seo. Su diocesis es de Zaragoza, no Lerida. De nuevo consta en el registro de la Universidad de Paris, de este modo, y para ello de nuevo, informacion de La Seo de Zaragoza requerida. Mientras que , y con todo el respeto a su admirado Castro y Calvo, pretende convencer a la gente de que un protocolo notarial de 1504, se puede modificar 40 años retroactivamente, y por supuesto ni siquiera refiere la notaria, en la que asegura en 1504, que Anton Serveto ya en 1504 tiene varios hijos adultos. Seria la primera vez que se modifica un protocolo notarial que deber ser archivado, y mantenido intacto, por ley.Ademas como puede ver en la obra, la frase en latin ya ha cerrado el protocolo, despues de que el añada que «ha visto» esas dos lineas. Le sugiero que relea esta seccion de su biografia. Por tanto si, no hay pruebas de que haya nacido en Sijena, y por tanto Gonzalez defiende que nacio en Tudela, presenta las pruebas, (3) y esta aceptado en la ISHM. Le aconsejo asimismo que relea en la pagina que le di, y vea los documentos oficiales. Re Asimismo, cuando dice que es » Servetus» es siempre cuando hay peligro, nunca lo utiliza ese nombre fuera de peligro. Lo mismo que Oecolampadios, Melanchthon, Bucer o Capito,todos ellos tambien pseudonimos en Basilea, donde hay las primeras pruebas de que se le llame » Serveto». Asi mismo, tambien hay pruebas de que no se llamaba asi , incluso antes de escribir ningun libro, como lo prueban, Iñigo de Hurries y García de Padilla, al no conocer quien » Miguek Serveto alias Revés «es, aun a pesar de que viajaron con el.Respecto a opiniones coaguladas, me parece que es usted libre de seguir pensando lo que quiera, pero ha incorporado las obras descubiertas por este investigador, al artículo que escribió. Estoy de acuerdo en que Miguel de Villanueva es un espíritu universal, que vivió muchisimos mas años en Francia, que en España, y que nos debería dar igual donde ha nacido. Ademas Gonzalez defiende, que vivio alrededor de 10 años en Zaragoza. Prefiero no entrar a valorar la obra de Baches Opi y Urquia. Recuerdo sin embargo como se han olvidado en ella de las pruebas del origen Judeoconverso de Miguel. Si quiere mi opinion, es un libro » coagulado», un refrito que no incorpora, ninguno de todos los descubrimientos probados por González, en el VI Congreso Internacional de la Historia de la Medicina en 2011. Que como sabe tiene 38 delegaciones, esta presente en 51 paises y tiene 10 sociedades nacionales. Y como sabe es un sistema internacional de peritos, de los mas grandes que existen en el mundo. En concreto las 10 nuevas obras de «Servet», y su verdadera identidad. La verdad, el perfil de Miguel estaba, bastante coagulado en lo esencial, ahora disponemos de 10 obras mas y de un cambio de vision en la manera que tenemos de entendero, y con pruebas de documentos oficiales, de que se llamaba Miguel de Villanueva. Importantísimo, ahora se entiende por qué solo las obras peligrosas, donde no hay marca de impresion ni ciudad, ni pie de imprenta, aparece con unas especificaciones tan fuertes de su procedencia, es intencionado, y un pseudonimo. Le agradezco su amor por la figura de Miguel de Villanueva/Servetus, y que esté dispuesto a cambiar su visión de Miguel, como científico, a raiz de las nuevas pruebas, aceptadas en la organizacion internacionales de peritos de la Historia de la Medicina, como decia Francis Bacon, «La verdad es la hija del tiempo.» Le agradezco su oferta de ir a visitar la Real Academia de Medicina de Cataluña, pero ahora estoy en Denver, trataré de hacer una visita a mi familia en Navidad, un abrazo.

  • jcallabed

    Muchas gracias Joaquin Maria Monforte.Con usted siempre se aprende y su ánimo por Servet es contagioso.
    En primer lugar disculpas por el retraso en contestarle pero he pasado 15 dias entre Sao Paulo y Brasilia dando conferencias y participando en el evento de ANFARMAG.Ademas quería pasar por Biescas para completar algunos datos sobre libros servetianos no podré hacerlo hasta Semana Santa.
    Repito mi gratitud y respondo o comento a algunos temas que plantea.
    Un pequeño matiz: el presidente de la Reial Academia de Medicina de Cataluña es Jacinto Corbella i Corbella, buenamigo .Como decía Gracián debemos estar «atentos al primor»..
    Estuve presente en la sesión que me comenta con Manuel Fuentes Sagaz,Ferrán Sabaté y Casellas el 29 11 2011 en la magnifica sala Gimbernat.Me hubiera gustado intervenir pero no se abrió coloquio.
    Por supuesto que se nombró a Patxi González y Echevarría y fue una aportación mas a la figura de Servet aunque sinceramente hay mucho escrito sobre su figura.A la salida alguien me comentó que González situa el lugar de nacimiento de Servet en Tudela , detalle que no recuerdo haber oido en la exposición…
    Otro de los participantes dijo que el verdadero nombre ers SERVETÓ (???).También oimos que era catalán…porque la diocesis de Sijena en aquella época pertenecía a Lérida.
    Sinceramente creo que vamos mal con las luchas geográficas. Los franceses están mas tranquilos porque dicen que decidió nacionalizarse francés, que pienso es un gesto importante n una persona como Servet de pensamiento y convicciones profundas.Es un espiritu universal y ya es suficiente, como lo fueron Socrates, o Giorgiano Bruno que tambien fueron injustamente ajusticiados por su modo de pensar.

    Como verá hubo un poco de todo pero el nivel de la sesión fue bueno.Creo que se podrán consultar las actas.

    Le confieso que mi interés por Servet comenzó con mi amistad con Jose Marria Castro y Calvo- eminente Servetiano- que me ofreció una bibliografia exquisita que no le puedo mostrar porque la tengo en mi biblioteca de Biescas.Otra persona que me iluminó sobre Servet fue Lain Entralgo, persona enamorado del aragonesismo ilustrado especialmente en el tema de la circulación de la sangre y despues el Instituto de Estudios Servetus international Society.
    También he leido a Alcalá y a Baches y a Urquía. No me considero un experto en Servet ni he publicado libros.Si que soy un amirador de sus luces y sombras que también las tuvo y omitirlas es privarnos de la lección que siempre esconden.Por ello he publicado algunos artículos como el que apareció en ANDALAN.
    Si quiere que sea sincero la sesión que comentamos no cambió excesivamente mi visión de Servet con las últimas aportaciones.Creo que su perfil está bastante coagulado en lo esencial.
    Me ofrezco para acompañarle a la Reial Academia de Medicina, presentarle al presidente y faciliatarle todos los datos que puedan ayudarle para su pasión servetiana.( jcallabed@yahoo.es)
    Un abrazo -corazón con corazón- como lo he aprendido en Brasil.
    Joaquin Callabed

  • Joaquin Maria Monforte

    Gracias Señor Callabed. Siento curiosidad, ¿ Dónde oyó sobre la farmacopia Dispensarium el Dioscórides de 1543 o «la belleza de la lengua latina» ? Supongo que en el Aniversario del 500 aniversario de Miguel Servet en la Real Academia de Medicina de Cataluña, en los actos realizados por Corbeia y Corbeia, Fuentes Sagaz etc, del 29 de noviembre. Usted es miembro por eso supongo que le habrán informado desde esta institución. Como sabrá fue González el que encontro esas tres obras en 1995 a traves de los contratos con el impresor Jean Frellon, asi como otras 3 medicas, la Opera Omnia de Galeno, el Discorides postumo de 1554, el manuscrito de la complutense en el disocorides de Jean Ruel, así como las dos obras biblicas ilustradas y 3 obras gramaticales mas, que como supongo sabe que fueron presentadas en los Congresos Internationales de la Sociedad Internacional de la Historia de la Medicina. Yo estuve en el ultimo de publico, con Ramón y Cajal Junquera en Septiembre del 2011 en la presentación de González en el congreso de la SIHM en Barcelona. Aun así no pude hablar con el. Si está interesado en bibliografía sobre estas obras de Miguel Servet le recomiendo la página que encontré hace unas semanas del doctor González http://www.michaelservetusresearch.com. Supongo que será la oficial.

  • jcallabed

    Muchas gracias «Carofallet» por sus palabras sobre Servet, un personaje anclado en el mas selecto clasicismo que dentro de otros 500 años seguirá siendo un referente.

    Gracias a Joaquin Maria Monforte por su aportación bibliográfica sobre Servet que no he consultado pero seguro que enriquece y mejora el escrito.Como decía Einstein «lo importante no es triunfar sino ser útiles a los demás».Lo tendré en cuenta para futuros trabajos.Gracias

    Servet debió seguir a Esquilo cuando dijo. «se como eres.»
    Joaquin Callabed

  • Joaquin Maria Monforte

    Me siento muy satisfecho de las bellas nuevas obras de Servet que se nos han aportado gracias a los descubrimientos del medico e historiador Francisco Javier Gonzalez Echeverria.

  • Carollafet

    Estoy impresionana y emocionada por el descubrimiento de las nuevas obras de este gran Médico y Humanista que fué Miguel Servet. Es bello saber que aun nos quedan cosas por saber de este gran personaje amado por muchísima gente. Su inmensa labor médica, al igual que su dedicacíon a la lengua española. Impresionante.

Deja un comentario