Municipales 2011 - 20/05/11

Elecciones municipales 2011 (IV). El Ayuntamiento de Zaragoza

El Ayuntamiento de Zaragoza merece una consideración especial, dada su importancia política, pues concentra la mitad de los votos de todo Aragón.

En la confección de las listas se observa la misma lógica que en las autonómicas. En el PSOE el reparto de puestos corresponde a la negociación entre los distintos grupos de poder: siguen  mandando los mismos, pero tienen que discutir y negociar en el interior del aparato el reparto de los puestos con expectativas de elección. Sin embargo, en el PP y en el PAR las listas se hacen por un dedo unipersonal: doña Luisa Fernanda Rudi y don José Angel Biel deciden por sí y no parece que nadie pueda toserles dentro de sus respectivos partidos. De ahí las peculiaridades de sus candidaturas.

 

1. Los incombustibles.

La lista del PSOE está presidida por la continuidad de quienes hace ya muchos años vienen repartiéndose los puestos de cabeza en las candidaturas y se mantienen en el poder orgánico y municipal.

Juan Alberto Belloch Julbe (Mora de Rubielos, 1950)

Fernando Gimeno Marín (Jaca, 1949)

Carlos Pérez Anadón (Fuentes de Ebro, 1957)

Carmen Dueso Mateo (Zaragoza, 1968)

Jerónimo Blasco Jáuregui, que es el único miembro actualmente de la Junta de Gobierno Local por designación del Alcalde sin ser Concejal.

 

En Izquierda Unida, José Manuel Alonso Plaza (Guadalajara, 1960), también continúa como cabeza de lista en el Ayuntamiento


En Chunta Aragonesista,
también Juan Martín (Lérida, 1966), pretende repetir como concejal y recuperar una mayor influencia de CHA en el gobierno municipal.

 

2. Los concejales zaragozanos “defenestrados”

En el Ayuntamiento de Zaragoza, destaca la lista del PP en este sentido, pues solo mantiene en la candidatura a uno de sus actuales doce concejales (Sebastián Contín). Bien es cierto que algunos de ellos son compensados con su inclusión en la candidatura autonómica en puestos de salida (Dolores Serrat, Modesto Lobón).

Por su anterior presencia y haber tenido peso político, destacan entre esos defenestrados:

Domingo Buesa Conde (Sabiñánigo, 1952). Presidente del Partido Popular en Zaragoza y Vicepresidente en Aragón. Director General de Cultura del Gobierno de Aragón entre 1995 y 1999, y Director de la Alta Inspección del Ministerio de Educación en Aragón (2000-2004). Es concejal desde 2003.

José Maria Moreno Bustos (Zaragoza, 1966)). Concejal del Ayuantamiento de Zaragoza de 1991 a 1995 y Asesor del Consejero de Presidencia y Relaciones Institucionales (1996-1999). Jefe del Gabinete del Delegado del Gobierno en Aragón (1999-2003) y Diputado de las Cortes de Aragón (2003-2007). Como se ve, desde pequeñito, toda una vida en cargos públicos.
En el PSOE

Antonio Becerril Gutiérrez (Pinseque, 1958), en 2003-2007 fue quinto teniente de alcalde; en 2007 fue nombrado Consejero de Infraestructuras y Participación ciudadana y quinto teniente de Alcalde. Su imputación en la “Operación Molinos”, relacionada con la gestión urbanística en La Muela, aunque no se haya producido resolución judicial sobre su presunta participación, le ha hecho perder su posición política anterior.

En el PAR:

Manuel Lorenzo Blasco Nogués (Borja, 1952). Militante del PAR desde su fundación en 1977. Ha sido senador (1996-2000). En el Ayuntamiento de Zaragoza es portavoz del PAR desde 1999. En junio de 2007 fue nombrado Consejero de Fomento y Deportes y tercer teniente de Alcalde. Su vocación municipalista se ha visto truncada, pese a su influencia, por la decisión de su partido, que, como compensación lo ha incluido en segundo lugar en la candidatura autonómica en Zaragoza, lo que le permite abrigar expectativas de ser elegido.

Elena Allué de Baro (Zaragoza, 1971). Directora General del Instituto Aragonés de la Mujer desde julio de 2003 a octubre de 2004, en que tomó posesión como concejal. Ha tenido una actividad destacada en sus delegaciones de promoción exterior, fomento y turismo, pero el partido le ha relegado al puesto tercero de la candidatura al Ayuntamiento, lo que hace improbable su elección.

 

3. Nuevas caras en algunas candidaturas

En el PP son casi todos nuevos (solo queda en puesto de salida Sebastián Contín) y con un muy bajo perfil político, sin que tengan en la mayor parte de los casos presencia activa previa en ámbitos ciudadanos o sociales. Es una lista de perfil muy técnico, de confianza de doña Luisa Fernanda, que podrá mandar a su antojo.  La cabeza de lista la ocupa Eloy SuarezLamata (Tudela, 1962) que ha realizado una meritoria labor como portavoz del PP en las Cortes de Aragón, pero era desconocido en la Ciudad. Su condición de Secretario de Administración Local le da un conocimiento técnico de la organización y funcionamiento municipales, y ha intentado durante la campaña, mediante sus recorridos por la ciudad, hacerse un lugar visible en el electorado. Le acompañan funcionarios municipales (Patricia Cavero, Reyes Campillo), dos concejales de la época de Atarés, afines a Luisa Fernanda (María Jesús Martínez del Campo y Jorge Azcón) y profesionales como Fernando Ledesma y Elvira Horno (que fuera hace tiempo reina de las fiestas de Zaragoza). Incluso aparece en el puesto décimo José Ignacio Senao, inasequible al desaliento tras toda una vida en la política (presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza, Diputado al Congreso y senador, y diputado de las Cortes de Aragón de 2007 hasta ahora).

En el PAR también se producen cambios importantes en los puestos de salida, pues los tres primeros son ocupados por mujeres, superando así la cuota mínima legal. La cabeza de lista la ocupa Rosa Santos, una soriana de nacimiento (1968), que realizó en Zaragoza sus estudios de Derecho y ha sido hasta hace poco secretaria de la Confederación de Empresarios de Aragón. Su afiliación al PAR es muy reciente, para ser elegida en el Congreso de marzo pasado Secretaria de Relaciones Institucionales y Medios de Comunicación del PAR y seguidamente candidata a la Alcaldía de Zaragoza. Llama la atención los escasos méritos políticos previos en el partido que la presenta, desplazando a otros concejales con mayor experiencia y méritos (Blasco y Allué), pero es claro que la decisión corresponde al que manda (Biel), que ha pretendido dar un golpe de efecto y una imagen de renovación y juventud. No le va a ser fácil darse a conocer en tan poco tiempo y se trata de una apuesta personal y política arriesgada.

Le acompañan, como número dos, Marina Sevilla Tello, actual Directora General de Calidad Ambiental y Cambio Climático, que ha hecho toda su actividad política con el apoyo de Alfredo Boné, con el que se inició como becaria. En el tercer lugar, Elena Allué, a la  que, ya se ha comentado, no se le ha valorado el trabajo desarrollado como concejal los años anteriores, pues se expone a no conseguir el puesto de concejal.

Deja un comentario