Política - 20/05/11

Algo esta cambiando, un final de campaña diferente…

Plaza del Pilar, martes 17 21:00   / Foto: RSA

Durante estos últimos días y en vísperas del ejercicio de uno de los actos fundamentales de la democracia como es la votación de nuestros representantes políticos, multitud de personas de diferente clase e ideología han salido a la calle en toda España a reclamar unas reglas del juego mas racionales.

A raíz de la protesta organizada por Democracia real YA! el pasado 15 de mayo y la posterior acampada y desalojo en la plaza de Sol en Madrid, los acontecimientos se han acelerado hasta constituir una protesta firme en la mayoría de ciudades españolas y que desde principios de semana ha ido cada vez en aumento. El martes por la noche éramos unos pocos en la plaza del Pilar y ayer a la misma hora se había multiplicado el número de personas de diferentes edades y condición apoyando una acampada firme y organizada en la que cada uno expresaba sus inquietudes con libertad. Ahora, miles de personas han tomado las calles y se reúnen pacíficamente para demandar un cambio efectivo en las reglas del juego.

Puede parecer que algunas de nuestras propuestas son utópicas o descabelladas pero la ilusión del cambio ha movilizado a tantas personas de diferente condición que ya es posible hablar de un “cambio real” del que se hacen eco los diferentes medios de comunicación, tanto nacionales como extranjeros, y que circula libremente por las redes sociales en Internet.

Mientras todo esto ocurre, nuestros “queridos” políticos siguen repartiendo chucherías y pegatinas entre los niños, dejándose ver en diversos lugares en los que nunca sería posible encontrarlos fuera de la campaña y prometiendo cosas que nunca cumplirán. A estas alturas de la película la clase política se ha profesionalizado totalmente en nuestro país y sicarios de sectas, que imponen su beneficio y supervivencia al juicio personal, libertad e independencia de pensamiento del individuo, campan a sus anchas haciendo y deshaciendo por y para el partido que les da de comer lo mas suculento de una despensa que pagamos todos los españoles.

El pluriempleo de algunos, capaces de mantener varios cargos políticos y de partido a la vez, por supuesto cobrándolos todos hasta sumar cantidades obscenas, la imputación de multitud de personas que “solo hicieron lo mejor por su pueblo” en casos de prevaricación y corrupción pese a los que pueden continuar gobernando y presentándose a las elecciones apoyados por su partido, los excesos de algunos trabajadores públicos que solo conciben desempeñar su labor con los mejores lujos,… Todos son ejemplos sobradamente conocidos de casos que poco a poco han ido mermando la confianza en una clase política y por tanto en el sistema que gobiernan y representan. Un sistema que al final ha favorecido incluso en tiempos de crisis a los mas ricos y a los principales actores del panorama económico y político.

 

¿Y qué va a pasar ahora?

Por desgracia es difícil saberlo, el sistema permanece blindado por aquellos que gobiernan y no queda mas remedio que seguir un camino muy definido y controlado para realizar cambios fundamentales sin recurrir a la violencia, recurso al que debemos renunciar y que no debe existir en el seno de este movimiento social. Esta por ver la evolución de este movimiento que nace ahora. El futuro de las propuestas y cambios que proclama dependerán en parte de su continuidad y seriedad y tiene que quedar claro que realizar estos cambios fundamentales y necesarios será imposible sin la colaboración de todos.

Son nuestros políticos los que tiene que recibir el mensaje y reciclarse antes de que sea tarde. Por todo esto, debemos apelar a la atención y responsabilidad de los componentes de la clase social política que crean sinceramente en lo que hacen y de verdad quieran hacer las cosas bien. En sus manos esta facilitar el cambio y poner orden entre sus filas apartando de ellas a todos aquellos impresentables que se han aprovechado del poder recibido. Que recuerden que alguna vez fueron jóvenes ilusionados con un cambio a mejor de su sociedad, que hicieron la revolución y no la “sustitución”, y que ahora no pueden, ni les vamos a dejar, dormirse en los laureles y aprovecharse del poder y recursos que el pueblo les ha brindado.

Esto acaba de empezar y si no cambian ellos, los cambiaremos nosotros.

 

 

Plaza del Pilar, jueves 19 21:00   / Foto: RSA

 

Deja un comentario