• 13/12/2016

    |

    La Ilustración se desarrolló con más fuerza en Francia por la combinación de dos factores. Por un lado, existía un evidente desencanto surgido tras el largo reinado de Luis XIV, que dejó exhausto al país, y que fomentó una corriente crítica, pero también fue muy importante la tradición cultural e intelectual francesa con una vigorosa tendencia racionalista desarrollada en el siglo anterior gracias a la filosofía de Descartes, y que fue un caldo de cultivo para que germinaran las nuevas ideas.