• 27/04/2021

    |

    Una opinión. El atávico retraso en el acceso a la modernidad y la dilatada dictadura franquista produjeron un efecto distorsionador entre las siglas de los partidos y sus ideologías de base. Las consecuencias de este fenómeno se arrastran hasta hoy.