• 15/03/2018

    |

    Una serie de viejos pero no envejecidos libros han vuelto a nuestras manos recientemente. Es un gozo no haber de depender de exquisitas bibliotecas o, en el peor de los casos, de libreros de lance o rastrillos para acercarse a estos textos. Llevan el valor añadido de introducciones explicativas por especialistas avezados, la edición pulcra y cuidada, las notas en su caso, ricas, eruditas y curiosas.